Peligro de Derrumbe

Las familias que habitan el Complejo Urbano Barrio Padre Múgica,  ubicado en General Paz y Castañares al 4800, presentarán una Denuncia Penal contra los Directivos del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) y a su presidente, Juan Ignacio Maquieyra, por los delitos de abandono de persona e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Señala un informe del Observatorio del Derecho a la Ciudad, donde concluye que: “Los problemas edilicios y constructivos del Complejo Urbano Barrio Padre Múgica vulneran no solo el derecho a una vivienda digna sino el derecho a la vida y la integridad física de sus habitantes”.

El conjunto urbano Barrio Padre Múgica, diseñado a partir de la firma de un convenio firmado entre la Fundación Madres de Plaza de Mayo, el Gobierno Nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en el año 2008. Se planteó como una solución habitacional para unas 780 familias a partir de 13 plateas constructivas que agrupan tres edificios de cinco plantas 20 viviendas cada uno. En el año 2012, tras la denuncia por corrupción del apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender, la finalización de este complejo edilicio quedó a cargo de la de la empresa constructora SENTRA S.A. bajo supervisión del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC).

El 5 de diciembre del año 2013, la Auditoría General de la Nación (AGN), elaboró un un informe sobre las obras realizadas por la Fundación Madres de Plaza de Mayo y la empresa SENTRA S.A., a cargo de la finalización de esta obra. Allí, se sostiene que el Conjunto Urbano fue construido sin completarse los trámites municipales pertinentes, con lo cual las viviendas adjudicadas no cuentan con la correspondiente inspección de final de obra, no están registradas en el catastro municipal, ni pueden ser escrituradas. El informe, señala además, que no se pudo verificar la calidad de los materiales empleados en la construcción, dado que no están desagregados los costos  de cada rubro. Respecto a la presentación del cálculo de estructuras, el informe de la AGN señala: fisuras en las paredes, descalce de las carpinterías y filtraciones. En tanto sobre el estudio de suelos destaca: una mala elección del sistema de fundaciones, riesgo estructural y ruina de las fundaciones en terrenos permeables. Detalles éstos que, aparentemente, no fueron nunca contemplados en los procesos de inspección de obras.

El año pasado, técnicos del Observatorio del Derecho a la Ciudad junto a referentes del Movimiento la Dignidad, realizaron un informe exhaustivo de las actuales  condiciones en la que se encuentra el Barrio Padre Múgica, donde se enumeran una serie de irregularidades que ponen en riesgo la salud y a la vida de sus habitantes: 

  1. Los edificios tienen problemas de mantenimiento porque nunca tuvieron organizados los consorcios, pero tienen vicios de construcción que a lo largo de los años están representando daños prácticamente irreversibles porque afectan la estabilidad constructiva de los edificios.
  2. Todos los edificios del conjunto tienen graves problemas de filtraciones que ponen en peligro la estabilidad estructural debido a las características del sistema constructivo en donde todos los componentes tienen función estructural: los techos superiores tienen filtraciones que hacen a las viviendas de los últimos pisos inhabitables.
  3. Las cañerías de baños y cocinas tanto de provisión como de desagües, tienen pinchaduras y roturas con derrames constantes de líquidos que afectan a todos los ambientes linderos y a las viviendas del piso inferior.
  4. Las carpinterías tienen problemas de colocación que no frenan el ingreso de las aguas de lluvias y están oxidadas y corroídas, y en los balcones se agrava pues redunda en problemas estructurales porque se estanca el agua y afecta a las losas.
  5. Estas filtraciones, además de poner en peligro el sistema estructural con peligro de derrumbe (en dos departamentos la bañera y el artefacto de la cocina cayeron, al ceder las losas al piso de la vivienda de abajo), afecta al sistema eléctrico, y en todas las viviendas provoca cortocircuitos constantes y muros electrocutados.
  6. Las filtraciones de agua en los gabinetes de gas y en los plenos de electricidad, tableros eléctricos, y cajas de ascensores también ponen en riesgo la vida de los habitantes, tal como sucedió recientemente en la Platea 2, en la que además, al tener todos los vanos rejas, hacen de cada edificio una trampa mortal por no permitir una rápida evacuación.
  7. Dados los problemas de cortocircuito en el sistema de instalación eléctrica y el constante riesgo de incendio, es grave que no esté prevista la instalación contra incendios, y que no tengan los pisos los matafuegos reglamentarios.
  8. Con motivo de las filtraciones, además, el gobierno ha realizado instalaciones aéreas de electricidad, y en todos los edificios hay tendido de cables exteriores colgantes que aumenta el riesgo de electrocución.
  9. La remoción de muros divisorios internos de las viviendas representa un riesgo grave que puede afectar la estabilidad de todo el edificio, pues los vecinos manifiestan que en dos viviendas se quitaron paredes en la planta baja y el primer piso.
  10. Las escaleras sin iluminación y sin barandas representan un alto riesgo de accidente, sobre todo para las personas mayores y los niños. Los vecinos mencionaron que son frecuentes. Una vecina se fracturó una pierna y ha caído varias veces.

“En diciembre de 2017,  este informe se presentó al presidente del IVC, en esa oportunidad Juan Ignacio Maquieyra, se comprometió con las familias que ‘sí al 1 de Enero  de 2018, Nación no otorgaba el financiamiento, el IVC pondría el dinero’. A dos meses de esta promesa, Maqueiyra sigue sin cumplir con su palabra”, indica el informe del Observatorio por el Derecho a la Ciudad.

“A esta situación, se suma el agravante que el IVC no ha realizado ningún diagnóstico estructural de los edificios, en tanto que sigue postergando las soluciones aduciendo falta de presupuesto porque ‘Nación no autoriza financiamiento para las obras”, concluye diciendo el informe del Observatorio del Derecho a la Ciudad, en tanto que alerta que, el Gobierno porteño y el IVC, “avanzan en la construcción de Complejos Habitacionales en el marco de los nuevos procesos de re-urbanización de villas, desfinanciado en forma casi absoluta la atención de los Complejos Habitacionales ya construidos y habitados que tienen graves falencias edilicias y precarias condiciones de habitabilidad”. 

—————————————————————————————————————-

Informe técnico completo:2018-02-Informe-Técnico-Complejo-Urbano-Barrio-Padre-Mujica 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.