Proyecto para preservar lugares arqueológicos del Tango

La Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico y Cultural de la Ciudad elaboró un proyecto para resguardar los sitios arqueológicos vinculados al tango en los barrios de La Boca y Barracas, como cafetines, almacenes o conventillos, donde persisten marcas y huellas del tradicional baile, aunque en distintos grados de conservación.
La iniciativa, presentada en la Legislatura, propone declarar como bien integrante del Patrimonio Cultural a un polígono de la zona sur porteña, así como también fomenta la investigación, restauración, conservación y puesta en valor de los bienes arqueológicos vinculados al tango presentes en esa zona.
El proyecto advierte que si bien el tango “forma parte de la historia, la memoria y la identidad de la Ciudad de Buenos”, aclara que “los recursos arqueológicos que lo reflejan no son renovables”, por lo que enfatiza en la necesidad de dar un marco legal a su conservación.
“Son evidencias y testimonios físicos contemporáneos a la historia del tango y cuya destrucción resultaría en un daño irreparable”, indica el texto del proyecto, que agrega que “la arqueología es la única disciplina que puede responder cuestiones relativas al origen y a las condiciones del surgimiento del tango en el espacio portuario de la Ciudad”.
Asimismo, destaca que la esta disciplina dispone del aparato profesional para abordar el estudio, la valoración y la participación del patrimonio material del pasado para las futuras generaciones de porteños y argentinos. Puntualmente, explica que el trabajo de los expertos se apoya en la aplicación de técnicas de la arqueología urbana, portuaria e industrial sobre espacios del tango como casas, cafetines y almacenes, así como sobre las marcas y huellas surgidas a través del análisis de, por ejemplo, “la comida y las elecciones de consumo y la sociedad del malevaje”.
Los sitios elegidos por la Comisión, ubicados en los barrios de La Boca y Barracas, que incluyen referencias permanentes al tango, vienen sufriendo continúas modificaciones y corren el peligro de desaparecer. Pese a esto, los expertos de la Comisión aclaran que, pese al daño que han sufrido, todavía se conservan “marcas y depósitos arqueológicos en forma de rellenos de pozos, terraplenes, divisiones arquitectónicas, densidad, distribución y diversidad de artefactos del tango”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.