San Telmo se mueve por Salud y Educación

San Telmo se Mueve por Salud y Educación” es el festival que la Mesa Comunitaria por Salud y Educación de la Comuna 1 llevará a cabo el sábado 15 de septiembre a partir de las 14 en la intersección de las calles Humberto Primo y Bolívar. El evento se desarrolla a un año de la presentación del proyecto de Ley que promueve la ampliación de Centro de Salud 15 y la creación de una Escuela Infantil en el predio del ex Padelai, ubicado en Humberto Primo y avenida San Juan.
La iniciativa de los vecinos se sustenta en las recomendaciones emanadas de la Organización Mundial de la Salud, que indican: “La educación y la salud están íntimamente unidas, favoreciendo y contribuyendo al desarrollo potencial de una comunidad hacia el logro de condiciones de vida equitativas y justas”. Por lo tanto aspira a dar respuesta a dos demandas prioritarias del barrio: garantizar la atención primaria de la Salud y garantizar la Educación Inicial.
Al día de hoy, el proyecto de Ley, avalado con la firma de más de 6000 vecinos y vecinas y rubricado por ediles de todos los bloques, duerme el sueño de los justos en un cajón de la comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura porteña. Para impulsarlo, la Mesa Comunitaria de Salud y Educación de la Comuna 1 lleva adelante diversas acciones en forma colectiva y participativa junto a escuelas, centros de jubilados, centros culturales, asociaciones de vecinos, cooperadoras, organizaciones políticas y sociales, centros de salud, polideportivos, y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

CeSAC para todos y todas
El Centro de Salud y Acción Comunitaria (CeSAC Nº15), funciona desde hace 28 años en una antigua casona de la calle Humberto Primo al 400. Su área de influencia alcanza una zona relativamente amplia del llamado cordón sur de la ciudad. Lleva a cabo acciones en el marco del enfoque de la Atención Primaria de la Salud. En función de esto, su estrategia de trabajo contempla las características sociales, demográficas y sanitarias con un criterio territorial. Esto implica acciones de salud planificadas, relevamientos periódicos y activos del barrio, seguimiento de familias con problemas complejos, actividades asistenciales, preventivas y promocionales y abordajes interdisciplinarios. Esta planificación participativa de la salud produjo una notoria ampliación de la población que asiste a este establecimiento sanitario. A modo de ejemplo,  tomando sólo las estadísticas correspondientes a la actividad clínico-asistencial, durante 2016 se contabilizaron más de 100.000 consultas y prestaciones anuales en concepto de todas las disciplinas. En base la creciente demanda, el edificio donde funciona, además de vetusto, resulta insuficiente para el desarrollo de un modelo de atención integral de la salud. Diariamente se evidencian limitaciones estructurales que imposibilitan a los profesionales responder a la cantidad de prestaciones que se llevan a cabo.
En contraposición a la pobreza estructural que se verifica en el inmueble del CeSAC Nº15, hace tres meses el Gobierno de la Ciudad, reacondicionó parte del edificio del ex Padelai e instaló allí la flamante sede de la Comuna 1. Un palacete y señorial ostentosamente acondicionado a la medida de la supina inoperancia de los y las juntistas que lo transitan. Lejos de distraerlos de esa condición, el proyecto elaborado por la Mesa Comunitaria por Salud y Educación de la Comuna 1 exige que el Estado porteño  destine la media manzana restante del edificio que perteneció al ex Padalei a la ampliación y acondicionamiento del CeSAC Nº 15. Dicho predio, que perteneció al Patronato de la Infancia, tiene un significado simbólico en el barrio respecto a la salud y a la educación.

Necesidad de una Escuela Infantil
Entre 2015 y 2018, el déficit de vacantes en el Distrito Escolar Nº 4 se duplicó y más. En 2015, en lista de espera quedaron 271 niños y niñas; tres años más tarde, el déficit de vacantes trepó a 641, dejándolos sin la posibilidad de ingresar a la Escuela Pública en San Telmo, Monserrat y La Boca. La Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires garantiza en la Ley Básica de Salud y el derecho a la salud integral, el cual está directamente vinculado con la satisfacción de necesidades de alimentación, vivienda, trabajo,educación, vestido, cultura y ambiente.
Hoy, este lugar, resulta insuficiente.

En un barrio que sólo se asocia a la presencia del turismo por su alto valor histórico patrimonial, la ampliación del CeSAC Nº15 y la creación de la Escuela Infantil, permitirá atender demandas prioritarias como son la Salud y la Educación, garantizando el ejercicio pleno de los derechos básicos de las vecinas y los vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.