“Ya era hora de que el Pro entendiera que no se puede desalojar las villas”

por Antonio Lizzano

 Facundo Di Filippo, ex legislador mandato cumplido y dirigente del Partido Social de la Ciudad. Fue autor de la ley que ordenó la urbanización de la Villa 31. En diálogo con el Periódico Vas opinó sobre el nuevo anuncio de urbanización.

“Ya era hora de que el Pro entendiera que no se puede desalojar las villas como quería Mauricio Macri cuando asumió. Como autores de la ley de urbanización vamos a bregar por su cumplimiento y porque se plasme la voluntad vecinal de cómo quieren vivir. Hablar de integración a la Ciudad de las Villas 31 y 31 bis significa apertura de calles, completar al cien por ciento de la infraestructura y la cobertura de servicios, equipamiento comunitario,  soluciones habitacionales para inquilinos y criterios claros de adjudicación de viviendas, entre otros.

Seremos veedores para que la promesa de reurbanización no se quede en la entrega de títulos o en un simple maquillaje como ya pasó en otras villas y asentamientos. No obstante, el éxito del proceso de reurbanización dependerá de la decisión del Gobierno de la Ciudad de respetar el carácter participativo que exige la ley de urbanización y de crear instancias que permitan el acompañamiento de la organización vecinal y de aquellos actores y organizaciones que han transitado este camino de lucha y trabajo por concretar el sueño del Barrio Padre Múgica.

¿Cuál es el motivo por el cual los Gobierno del Pro no urbanizaron la villa?

Desde que el Pro asumió en la Ciudad ha disputado con el Frente para la Victoria (FpV) las responsabilidades en la urbanización de la 31. El resultado electoral de diciembre no le dejó margen al Pro y debe llevar adelante la urbanización prometida porque ahora el Ejecutivo nacional puede ceder la tierra para tal fin. Y, por otro lado, el financiamiento de la noble tarea de urbanizar -que es obligación constitucional- saldrá de la venta de grandes predios públicos; con eso se garantizan votos opositores y negocios inmobiliarios.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.