11 años sin Julio López

Hoy se cumplen 11 años su segunda desaparición. Aquel fatídico 18 de septiembre de 2006, Jorge Julio López nunca llegó a la sala de audiencias donde se realizaba el juicio oral contra Miguel Etchecolatz. El 28 de junio de ese año, López había brindado testimonio por última vez, en el marco del juicio oral contra el comisario de la Bonaerense. Su crudo relato, fue tan contundente que motivó el fallo histórico, donde se reconoció por primera vez el genocidio perpetrado por el Estado, y se condenó a prisión perpetua al ex comisario bonaerense.

Pero, la mañana en que se dictaba esta sentencia, Jorge Julio López, querellante y testigo, no estaba presente. Había sido secuestrado y desaparecido. La segunda desaparición de un testigo clave que narró todo lo que habían vivido él y sus compañeros cuando estuvieron secuestrados a manos de Etchecolatz. Las brutales sesiones de tortura e interrogatorios.

Este valioso testimonio se dio en el marco del primer juicio oral que se llevara a cabo en Argentina por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar con posterioridad a la anulación de las leyes de obediencia debida y punto final; producto de la lucha incansable de víctimas, familiares y organismos de derechos humanos en contra de la impunidad. En el juicio se logró un precedente histórico: a pedido de la querella unificada de Justicia Ya, de la cual el CeProDH formó parte, se reconoció por primera vez en un fallo judicial la figura de genocidio. Es decir, que por primera vez un tribunal nacional reconocía que el Estado Argentino durante la última dictadura cívico-militar había cometido crímenes aberrantes como parte de un plan sistemático de exterminio.

El gobierno kirchnerista sistemáticamente minimizó el hecho. Aníbal Fernández, ministro del Interior en ese momento, llegó a decir que López seguramente estaba en la casa de una tía. Nunca se dispuso a investigar a los grupos de tareas que aún siguen operando desde el aparato represivo del Estado. La SIDE, la Federal y la Bonaerense se encargaron de que pase el tiempo sin que se condene a los culpables.

Luego de once años de ocurrido, la desaparición de Jorge Julio López sigue en la impunidad, bajo un manto de encubrimiento. Este 18 de septiembre, junto al Encuentro Memoria, Verdad y Justicia saldremos nuevamente a las calles a pedir justicia por Jorge Julio López y basta de impunidad. Pero también para seguir levantando con fuerza las banderas por la aparición con vida de Santiago Maldonado, que el pasado 1º de agosto fue secuestrado y desaparecido por la Gendarmería, mientras que el macrismo lleva más de un mes encubriendo a los responsables y sosteniendo a la ministra Patricia Bullrich que no hace más que desviar la investigación y plantar pistas falsas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.