6º Foro de AReCIA. Nuevos Desafíos

“Las revistas culturales estamos aquí, en esta plaza de la Madres, poniendo el cuerpo en defensa de la Cultura, la educación pública y el periodismo autogestivo. Somos de 200 publicaciones culturales en todo el país, conformamos un sector importante de la economía y generamos trabajo. Nosotras nos reconocemos como sector, queremos que el Estado también lo haga”, con estas palabras y un gran abrazo colectivo, quedó inaugurado el 6º Foro de Revistas Culturales Independientes de Argentina (AReCIA).

Dos jornadas intensas marcaron este encuentro.

En medio de un contexto adverso a nivel político, económico y cultural, el viernes 22 de septiembre, las revistas culturales independientes y autogestivas de todo país, tomaron las calles de la ciudad poniendo el cuerpo en defensa del derecho a la comunicación, a la diversidad y a la pluralidad de voces.
Lo hicieron reclamando la sanción de una Ley de Fomento para el sector.
Lo hicieron exigiendo la aparición con vida de Santiago Maldonado.
Lo hicieron en defensa de la Cultura, la educación pública y el periodismo autogestivo.

Recorrido, revistazo y apertura

Bajo la consigna Ley de Fomento ¡Ya!, pintada a lo largo de una bandera de cincuenta metros, editoras y editores de publicaciones culturales autogestivas, trazaron un recorrido que comenzó en la Universidad Nacional de las Artes y concluyó en un gran abrazo a la ronda de los pañuelos de las Madres en Plaza de Mayo.
La performance Muerde Inframundo del Grupo de Experimentación en Artes del Movimiento, encabezó este trayecto.

“Nosotras, revistas culturales independientes y autogestionadas, estamos hoy acá para señalar con el cuerpo y con los pies cuál es nuestro punto de partida. Es este: la educación pública. En tiempos en los que se amenaza, confunde y degrada todo aquello que nos importa y nos da sentido, queremos señalar así lo que defendemos, lo que comunicamos y lo que necesitamos. Dice el estatuto de esta Universidad Nacional de las Artes que sus metas y fines son: Formar y capacitar, con solidez profesional, espíritu crítico y reflexivo, mentalidad creadora, sentido ético y sensibilidad social, en un clima de libertad, justicia y solidaridad.
Que así sea”.

Tras este pronunciamiento la caravana se dirigió hasta al Congreso de la Nación.

“Nosotras, revistas culturales independientes y autogestionadas, estamos hoy acá para señalar con el cuerpo y con los pies que este Congreso de la Nación tiene una deuda. Y que esa deuda no es con nosotras, sino con nuestras lectoras y lectores. Y por eso mismo es inmensa. Es una deuda tan grande como enorme es la concentración mediática que generó el imperio de las presiones, extorsiones y prebendas, el monopolio el papel, la mafia que destroza el mercado de la distribución, que es la misma que patotea a canillitas y recorridos, intentando así controlar qué publicaciones vamos a poder ver en los kioscos y cuáles no. Son las mismas mafias que se llevan el 60% de la tajada de la pauta oficial y las mismas que convierten al periodismo en un centro de operaciones de prensa de los gobiernos de turno. Ustedes, diputadas, diputados, senadoras y senadores, son cómplices de este desguace de la libertad de expresión. Esa es la dimensión de su deuda. Tan enorme, que achica peligrosamente a la democracia que ustedes dicen representar.
Nosotras, revistas culturales independientes y autogestionadas, exigimos una ley de fomento.
Exigimos una ley que garantice la comunicación democrática.
Exigimos, señoras y señores, legisladores, que cumplan con su trabajo, porque esa es su obligación y nuestro derecho”, expresaron las editoras y los editores nucleados en AReCIA”.

En Avenida de Mayo y 9 de Julio, se reafirmó el compromiso cotidiano que las publicaciones culturales autogetivas tienen con la verdad, la justicia y la defensa de los Derechos Humanos.

“Nosotras, revistas culturales independientes y autogestionadas, estamos hoy acá para señalar con el cuerpo y con los pies que nuestro compromiso cotidiano es con la sociedad. Que con ella latimos y con ella existimos. Y que eso significa hoy preguntar ¿Dónde está Santiago Maldonado? Y exigir una respuesta al Estado, la única posible: aparición con vida”.

 

Gran parte de las revistas culturales autogestivas son hijas del 2001. Otras, paridas en luchas anteriores, sobrevivieron sin claudicar cada cataclismo económico. Lo mejor del periodismo se escribe en estas páginas, porque no existe poder político que pueda condicionarlo.
En Avenida de Mayo y Chacabuco la caravana de editoras y editores homenajeó a Gustavo Benedetto y a las víctimas del 19 y 20 de diciembre de 2001.

“Nosotras, revistas culturales independientes y autogestionadas, estamos hoy acá para señalar con el cuerpo y con los pies que tenemos memoria. Y que esa memoria es compromiso y es número y es nombres. Es 30 mil desaparecidos, ¡presentes, ahora y siempre! Es Darío y Maxi. Es Julio López, Luciano Arruga, Iván Torres, Marita Verón y es cada uno de los 36 asesinados el 19 y 20 de diciembre. Y hoy también es pregunta, que repetimos tantas veces como sea necesario: ¿Dónde está Santiago Maldonado?”

Frente a la pirámide de Mayo sobre los pañuelos de las Madres cientos de revistas aguardaban ser repartidas. La inmensa bandera abrazó la ronda de pañuelos. Allí, tras concretarse la performance Muerde Inframundo, Caro Fernández junto a su hijo Theo, del Circuito Cultural Barracas, leyeron el Manifiesto de AReCIA.

“Nosotras, revistas culturales independientes, estamos hoy en Plaza de Mayo para señalar con el cuerpo y con los pies que somos hijas de una larga historia, pero también de un inmenso futuro que nos compromete.
Hacemos comunicación como una herramienta que nos permite construir lo que necesitamos nosotros y nuestra época: conocernos, entendernos y respetarnos en la enorme diversidad que representa vivir en democracia.
Estos días en los que estamos sufriendo el terror de la concentración, la violencia de las operaciones mediáticas, la cacería policial como respuesta a movilizaciones, el armado de causas a quienes se expresan en las calles, los allanamientos arbitrarios a centros culturales, organizaciones sociales y partidos políticos; estos días donde estamos sufriendo por la desaparición forzada de Santiago Maldonado, son por eso mismo, los días en los que tenemos que estar frente a esta Pirámide de las Madres de Plaza de Mayo para señalar que estamos dispuestas y estamos preparadas para defender el futuro que juntas representamos.
Es ese futuro en el que la libertad de expresión es un bien social, que no se vende ni se negocia.
Es ese futuro en el que la comunicación es ética y compromiso con la verdad.
Es ese futuro en el que el periodismo es trabajo digno y con derechos.
Es ese futuro en el que la educación pública es tesoro y es respeto.
Es ese futuro en el que la democracia es debate, es diversidad y es esfuerzo común por encontrar la mejor manera de que todas las personas, todas las expresiones y todas las formas de difundir lo que sentimos y pensamos tengan las mismas oportunidades y los mismos derechos.
Nosotras, revistas culturales independientes, estamos hoy en Plaza de Mayo para exigir que el Estado garantice una comunicación democrática y que se sancione ya el fomento y protección de nuestras publicaciones que la brutal concentración mediática amenaza.
Nosotras, revistas culturales independientes, estamos hoy en Plaza de Mayo también para exigir que el Estado garantice nuestro trabajo y separe y sancione a los funcionarios y agentes que  filman, fotografían, golpean, amenazan  y encarcelan a nuestras compañeras y compañeros cuando están cumpliendo la función que tanto le molesta al poder: informar la verdad.
Nosotras, revistas culturales independientes, estamos en Plaza de Mayo exigiendo, por nuestro presente y por nuestro futuro, una respuesta urgente a una pregunta urgente: ¿Dónde está Santiago Maldonado?”

La banda de la escuela Isauro Arancibia llenó de música y color el momento.  Así, en un gran abrazo de la cultura, repartiendo revistas a los transeúntes y acompañados por la cooperativa audiovisual la Chicata del Bachillerato Raymundo Gleyzer, Radio Sur y Barricada TV, AReCIA abrió el 6º Foro de Revistas Culturales Independientes, bajo la consigna: Hacemos periodismo, Hacemos autogestión, Hacemos Futuro.

El rol de los medios autogestivos

El resto de la jornada continuó en la sede del centro educativo Isauro Arancibia, un espacio inclusivo que brinda contención a pibes y pibas en situación de calle, que lucha para ser reconocido como escuela pública.
Allí se desarrollaron los talleres participativos sobre la cobertura periodística de la desaparición forzada de Santiago Maldonado y la presentación del libro Editar Sin Patrón, experiencia político-profesional de las revistas culturales independientes.

Cobertura del caso Santiago Maldonado

La transcendencia nacional e internacional que adquirió la desaparición forzada de Santiago Maldonado, fue gracias a la cobertura dos revistas que forman parte de Arecia. Maxi Goldschmidt de la Revista Cítrica, fue el primer periodista que viajó a cubrir la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Luego lo hizo Lucas Pedulla de la revista MU. Más tarde el diario recuperado por sus trabajadores Tiempo Argentino, envió al periodista Ricardo Ragendorfer. Paralelamente, la revista Garganta Poderosa -socia honoraria de AReCIA-, envió a Gabriel Chávez. Fue la sinergia de estos cuatro medios autogestivos la que logró instalar el caso Maldonado en la agenda mediática.
Con escasos recursos económicos y poniendo el cuerpo, Maxi Goldschmidt y Lucas Pedulla, fueron los primeros periodistas que lograron, no solo romper el cerco mediático, también el silencio de una comunidad atemorizada por las amenazas del poder político y la gendarmería. Sus crónicas llegan al nudo de la verdad, denuncian cómo corporaciones como Benetton con la complicidad del poder político, utilizan como fuerza de choque a la Gendarmería, para expulsar a la comunidad mapuche de sus tierras. Luego de leer estas crónicas, nada hace dudar de la desaparición forzada de Santiago Maldonado en manos de Gendarmería y la complicidad del Estado para encubrir este delito.
Gabriel Chávez de La Garganta Poderosa, agrega al relato de sus colegas un dato estremecedor: “En las comunidades mapuche las desapariciones forzadas por parte de la Gendarmería son moneda corriente. Este caso tomó notoriedad porque Santiago Maldonado no era mapuche y, tristemente, sirvió para visibilizar un delito de lesa humanidad que se viene cometiendo desde hace años”.
Adrián Murano editor de Tiempo Argentino, en representación de Ricardo Ragendorfer, hace un análisis político sobre el caso y explica que “forma parte de un plan sistemático para naturalizar la represión que ejecuta el Gobierno bajo el amparo de la Ley Antiterrorista, promulgada en 2009”. Acciones represivas como las que  tuvieron lugar el 1º de septiembre en nuestra ciudad, con policías de civil infiltrados entre los manifestantes, provocadores encapuchados tirando molotov y escuadrones policiales al acecho esperando órdenes para cazar manifestantes, forman parte del plan sistemático al que refiere Adrián Murano.

Editar Sin Patrón

Editar Sin Patrón, es un libro propone pensar a las revistas autogestivas como un sector significativo de la las industrias culturales y también como un motor de la pluralidad de voces. Esta compilación de experiencias políticas y profesionales de las revistas culturales fue realizada por Daniel Badenes, docente, investigador y director de la revista La Pulseada.
Editar Sin Patrón fue presentado por dos de sus coautores: Gustavo Zanella, editor del periódico Andén y Sofía Castillón, investigadora de la Universidad Nacional de Quilmes.
Gustavo Zanella, que en este libro indaga sobre las estrategias de financiación de las revistas culturales, remarcó la deuda que existe en el ámbito académico respecto al estudio de las revistas culturales independientes. “No existía, hasta ahora, un estudio sistematizado de nuestras publicaciones”, sostuvo.
Sofía Castillón, autora de dos capítulos de este libro: uno sobre las regulaciones de los medios gráficos en nuestro país y otro sobre las experiencias de las revistas de poesía en Argentina. Señaló que el sector de las revistas culturales es significativo no sólo desde el punto de vista simbólico, también lo es desde lo económico: “Es un sector económicamente significativo para que se lo tenga en cuenta en la construcción de políticas públicas: esa ausencia de políticas constituye una postura ideológica del Estado”.

Fin de la primera jornada.

Siete millones de lectores

La segunda jornada se inició con el Taller de presentación del Censo de AReCIA 2017, un trabajo que sistematizan los periodistas Nahuel Lag de la revista NAN y Daniel Badenes de La Pulseada. Este año, a la fecha del 6º Foro,  se censaron 169 revistas, gráficas y digitales. Se comprobó que el 10 por ciento de estas publicaciones surgieron en el periodo 2016 -2017.
En tanto que los  datos preliminares del censo arrojan que las publicaciones culturales autogestivas suman 7 millones de lectores y generan trabajo para más de 1.500 personas. Y, alrededor de 400 personas trabajan tiempo completo en sus publicaciones, lo que significa que les genera ingresos suficientes para vivir de sus proyectos. 
Otro dato relevante es que el 57 por ciento de las publicaciones culturales se producen en la ciudad de Buenos Aires. En tanto que la Ciudad de Rosario tuvo un crecimiento exponencial respecto a revistas censadas en relación al año pasado. Al igual que en la Legislatura porteña, existe en el Concejo deliberante de esa Ciudad un proyecto de resolución para fomentar las publicaciones culturales independientes y autogestivas. En ambos casos, estas iniciativas se encuentran trabadas en las comisiones donde deben ser tratadas.

Asamblea 2017

El 6º Foro de AReCIA,  concluyó con una asamblea donde se hizo un balance de lo actuado en durante el año y se tendieron estrategias para encarar esta nueva etapa. Convencidas de que las revistas culturales se reconocen como un sector significativo de la economía, el desafío es exigir  que el Estado las reconozca como tal, e implemente políticas de promoción para estas publicaciones culturales, garantizando así la pluralidad de voces.
Por eso, como desde hace seis años, AReCIA seguirá exigiendo: Ley de Fomento ¡YA!
Tras lo cual se eligió  una nueva comisión directiva, que quedó conformada de la siguiente manera:
Presidencia: Julia Pomiés (Revista Kiné).
Vicepresidente: Lucas Pedulla (Periódico MU).
Secretaria: Jésica Farías (Revista Cítrica).
Tesorera: Mariane Pécora (Periódico VAS).
Vocal titular: Liliana González (Revista Inquieta de Rosario).
Vocal suplente: Alejandro Palmas (Revista Al Margen, de Bariloche).
Revisor de cuentas titular: Gustavo Zanella (Periódico Andén).
Revisor de cuentas suplente: Joel Vargas (Revista digital ArteZ).
Secretaría de Fortalecimiento Interno: Ludmila Centurión Girola (Revista digital PPV).
Secretaría de Derechos Humanos: Mirta Favre (Puro Chamuyo/Cuadernos de Crisis).
Secretaría de Prensa: Nicolás Sagain (Revista NaN).

 

Fotos: Rocío Bao – Rafael Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.