75º aniversario del Obelisco Porteño

La Secretaría de Inclusión y Derechos Humanos del Gobierno de la Ciudad, a través del programa Construcción Ciudadana, invita a la celebración del 75° aniversario de la inauguración del Obelisco, emblema de nuestra Ciudad, y también de nuestro país. La misma se llevará a cabo en la Plaza de la Republica (frente al Obelisco) el lunes 23 de Mayo, a las 15hs.

Breve Historia del Obelisco

Por Hugo Finkel

En 1936, el Intendente Municipal de Buenos  Aires,  Mariano de Vedia y Mitre, dictó un decreto que establecía  la  construcción de una obra conmemorativa del cuarto centenario de la fundación  de la Ciudad. El proyecto se inscribía en un marco de modernización urbana, de la que formarían parte el ensanchamiento de la calle Corrientes la apertura de la actual avenida 9 de Julio y la construcción de La Plaza de la República.  La ubicación fue elegida  por ser el sitio exacto donde por primera vez  flameo la bandera nacional, en la torre de  la iglesia de San Nicolás de Bari, el 23 de agosto de 1812.

El proyecto le fue encomendado al arquitecto  Alberto Presbich,  que acababa de regresar de Estados Unidos, y estaba muy influido por las corrientes modernistas de la época.   El resultado no fue otro que la construcción del obelisco y el proyecto de sistematización de la Plaza como punto de partida de la Avenida Norte Sur, con definidos rasgos de atemporalidad y retorno a las fuentes del clasicismo en la geometría. El arquitecto Presbich  encargado del diseño, puesta en marcha y ejecución, se inspiró en los obeliscos que había conocido en París.

Para la construcción del Obelisco debió demolerse  la iglesia   y otros edificios vecinos. La obra demandó 4 semanas. El costo fue de 200.000 pesos en la moneda de la época y en la misma intervinieron 157 obreros. Fue inaugurado el 23 de mayo de 1936.

Por su estilo moderno provocó grandes polémicas entre los partidarios de la modernización de la ciudad y los sectores más tradicionalistas. El 13 de junio de 1939 el Consejo Deliberante sancionó la inmediata demolición del Obelisco aduciendo razones económicas, estéticas y de seguridad pública. (Se habían producido desprendimientos de placas de su revestimiento de piedra original, luego reemplazadas). Sin embargo el Poder Ejecutivo vetó la ordenanza y el Obelisco se mantuvo en pie. Superadas las controversias, hoy el Obelisco es el símbolo arquitectónico de la ciudad de Buenos Aires y lugar de encuentro de manifestaciones de protestas, reclamos y festejos.

Comentarios

  1. Me gusta, es uno de nuestras mejores referencias y ademas esta bien cuidado, …..a lo mejor es porque cumplimos los añitos el mismo día.!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.