“La Ley de Medios es una batalla por la Independencia”

El presidente de la agencia estatal de noticias Télam, Martín García, señaló en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que “la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es una batalla por la libertad y la independencia dada en el marco de la liberación de los pueblos”.

La autoridad de la agencia participó ayer de una conferencia sobre el estado judicial de la Ley de Medios, en la que también disertaron el coordinador general del Consejo de la Televisión Digital Argentina, Osvaldo Nemirovsci, y el abogado y catedrático de la facultad, Eduardo Barcesat.

“Como decía Perón, no hay posibilidad de que la economía libre exista: o la controlan las corporaciones en defensa de sus intereses o lo hace el Pueblo a través del Estado, en beneficio de sus intereses”, afirmó García.

El presidente de la empresa periodística señaló que “las corporaciones que defienden sus intereses causan opresión” y, en consecuencia, “hay que regular desde el Estado, brindando a los privados, a su vez, la posibilidad de hacer sus negocios, donde la economía social pueda sostenerse de manera comunitaria y el pueblo esté asegurado en el ejercicio de sus derechos”.

“De lo contrario, las corporaciones se llevan todo y el pueblo se queda sin trabajo, plata, casa, derecho, ni posibilidad de sobrevivir”, subrayó García, quién además apuntó que “la democracia es quien respeta la ley y el gobierno elegido por el pueblo quien impulsa la ley, por ser el consenso de la sociedad”.

El titular de la agencia federal destacó que “las dos únicas regulaciones que se ocupan de la comunicación son la de 1953, contemplada durante el gobierno de Juan Domingo Perón, y la de 2009, durante el mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kichner”.

“Los grandes medios han tenido sólo golpes, pero nunca legislaciones que lesionen sus intereses, por lo tanto, cuando las hay usan su poder para trabarlas”, analizó García, quien opinó que “para los multimedios las leyes son lo que asegura su privilegio y no lo que garantiza el derecho igualitario para todo el Pueblo”.

Por su parte, Nemirovsci calificó de “lamentable” que por el artículo 161, que traba la puesta en vigencia de la ley, no pueda aplicarse y que “la Corte Suprema haya decidido seguir otro camino en la medida cautelar que tiene ese ítem”.

“Es una pena, ya que figuran leyes como la de democratización de medios -la 26/522-, que tiene un anclaje filosófico e ideológico e incorpora valores hasta ahora desconocidos en la regulación de los medios, como la defensa de los derechos humanos, la producción regional, la diversidad de voces, la incorporación de los pueblos originarios como titulares de frecuencias y la reserva de espectro para administraciones privadas sin fines de lucro”, puntualizó el coordinador general.

Nemirovsci resaltó que “hay muchos elementos válidos en la ley y, teniendo en cuenta que el país carecía de este tipo de regulación, no podemos amargarnos porque el artículo 161 no entre hoy en vigencia; lo hará el año que viene o en algún momento y se cumplirá este ciclo de eficacia de la ley”.

Finalmente, Barcesat analizó que “la apropiación y circulación del saber siempre fueron temas permanentemente contaminado por el poder” y señaló que “si algo irrita a los poderosos es que la circulación del poder sea tomado por otras clases que no sean las poderosas”.

“Necesitamos el saber para poder transformar la sociedad y configurarla de manera justa e inclusiva, de mejor distribución del producto social global de la sociedad y donde los individuos puedan participar de la cosa pública con todo el dominio de la información”, concluyó el catedrático.

(Télam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.