Dos meses sin Santiago Maldonado

La familia de Santiago Maldonado convocó a una masiva movilización a Plaza de Mayo el 1º de octubre, día en que se cumplen dos meses de la desaparición forzada del joven. La cita es a las 15:30. Esta actividad se replicará en distintas plazas del país. La convocatoria se hizo el sábado 23 de septiembre mediante un mensaje de audio, donde la voz de Sergio Maldonado llama a movilizarse masivamente para exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado. “Hola soy Sergio, hermano de Santiago Maldonado, a dos meses de la desaparición forzada de Santiago quiero convocarlos a Plaza de Mayo el día 1 de octubre a las 15:30. Ese día se cumplen dos meses de la desaparición forzada en manos de la Gendarmería nacional. También quiero pedirles que se sumen a las diferentes actividades que se realizarán en todo el país. La desaparición de Santiago nos involucra a todos, esto no es una cuestión de política partidaria, con la desaparición forzada de Santiago están en juego los derechos más elementales y es por eso que nos debemos unir para exigir su aparición con vida. Como sociedad necesitamos saber la verdad y es por eso que exigimos justicia”.

Santiago Maldonado fue desaparecido por la Gendarmería el 1° de agosto pasado por la mañana en un violento operativo en la Comunidad Mapuche “Pu Lof” en Resistencia, departamento de Cushamen, provincia de Chubut. Desde entonces, el Estado niega sistemáticamente su responsabilidad en la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Peor aún, ni siquiera reconoce su desaparición. Los medios de comunicación afines al Gobierno iniciaron una campaña para demonizar a la víctima y a la comunidad mapuche, logrando así sembrar pistas falsas y entorpecer la búsqueda. La Justicia demoró y obstaculizó la investigación, incluso permitió que la Gendarmería, sindicada como autora material de este delito, tuviera acceso al expediente. Hasta la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, se permitió develar la identidad “reservada” de uno de los testigos de la causa.

Las organizaciones de Derechos Humanos nacionales e internacionales y la sociedad en su conjunto, no cesaron en el reclamo de la aparición con vida de Santiago Maldonado. No sólo a través de la vía judicial, sino también por medio de campañas públicas, iniciativas populares y redes sociales. La causa fue caratulada como Desaparición Forzada. Amnistía Internacional Argentina reclamó en dos oportunidades al Gobierno argentino que avance en investigaciones exhaustivas e imparciales y garantice los recursos necesarios para encontrar a Maldonado.

El viernes 1º de septiembre, a un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, se realizó en Plaza de Mayo un acto multitudinario donde concurrieron 250 mil personas exigiendo su aparición con vida. El Gobierno respondió con una furibunda represión que dejó como saldo 31 personas detenidas sin causa e incomunicadas durante más de dos días, entre ellas tres trabajadores de prensa. Mientras tanto, Santiago sigue sin aparecer y la preocupación del Gobierno no es buscarlo sino criminalizar la protesta social, naturalizar la violencia policial y sembrar pruebas falsas en los medios corporativos de comunicación, encubriendo así a los autores materiales e intelectuales del delito de Desaparición Forzada.

Tras una larga batalla judicial, la familia Maldonado logró -el viernes 22 de septiembre- que el juez federal de Esquel, Guido Otranto, se apartara de la causa que investiga la desaparición forzada de Santiago Maldonado y también del hábeas corpus. Este magistrado fue quien libró la orden a Gendarmería para reprimir a la comunidad mapuche el día de la desaparición. En su lugar asumió el juez federal de primera instancia n° 2 de Rawson: Guillermo Gustavo Lleral. Pese a la separación de Otranto, la causa de desaparición forzada sigue en manos de la fiscal Silvina Ávila, una de las responsables -según la familia Maldonado- de que no haya avanzado la investigación.

Entre las organizaciones que adhieren a esta nueva movilización para pedir la aparición con vida de Santiago Maldonado, se encuentra la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina (AReCIA), durante la Asamblea anual de AReCIA -el sábado 23 de septiembre- los editores escucharon el audio con las palabras de Sergio Maldonado y masivamente decidieron apoyar la convocatoria. No fue casual la llegada del audio de la convocatoria en la Asamblea. La transcendencia nacional e internacional de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, se logró gracias a la cobertura de dos revistas que forman parte de AReCIA. Los medios corporativos hicieron al principio elocuente silencio. Maxi Goldschmidt de la Revista Cítrica, fue el primer periodista que viajó a cubrir la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Luego lo hizo Lucas Pedulla de la revista MU. Más tarde el diario recuperado por sus trabajadores, Tiempo Argentino, envió al periodista Ricardo Ragendorfer. Paralelamente, la revista Garganta Poderosa -también socia de AReCIA-, envió a Gabriel Chávez. Fue la sinergia de estos cuatro medios autogestivos la que logró instalar el caso Maldonado en la agenda mediática. Con escasos recursos económicos y poniendo el cuerpo, Maxi Goldschmidt y Lucas Pedulla, fueron los primeros periodistas que lograron, no solo romper el cerco mediático, sino también el silencio de una comunidad atemorizada por las amenazas del poder político y la Gendarmería. Sus crónicas llegan al nudo de la verdad, denuncian cómo corporaciones como Benetton con la complicidad del poder político, utilizan la fuerza de choque de la Gendarmería para expulsar a la comunidad mapuche de sus tierras. Luego de leer estas crónicas, nada hace dudar de la desaparición forzada de Santiago Maldonado en manos de la Gendarmería y tampoco de la complicidad del Estado para encubrir este delito. Gabriel Chávez, de la Garganta Poderosa, reveló que en las comunidades mapuche las desapariciones forzadas por parte de la Gendarmería son moneda corriente. En este sentido, Adrián Murano editor de Tiempo Argentino, sostiene que este tipo de acciones represivas forman parte de un plan sistemático para naturalizar la represión que ejecuta el Gobierno bajo el amparo de la Ley Antiterrorista, promulgada en 2009. La cacería policial que tuvo lugar el 1º de septiembre en nuestra ciudad, tras la desconcentración de la segunda marcha pidiendo la aparición con vida de Santiago Maldonado, dónde policías se infiltraron entre los manifestantes, hubo provocadores encapuchados tirando molotov y escuadrones policiales al acecho, también forma parte del plan y genera terror en la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.