¿Cómo generar Participación Ciudadana Solidaria?

Tal vez evitando la centralización y la burocracia

La Subsecretaría de Inclusión y Coordinación de la Secretaría General del Gobierno de la Ciudad, lanzó la primera acción del Programa de Construcción Ciudadana con la firma de un Compromiso Comunitario en el Bajo Flores, entre la comunidad educativa, organizaciones de la sociedad civil barriales, parroquias zonales, empresas participantes y organismos de gobierno.

El texto en sí, que Ud. acaba de leer no es un buen comienzo, ¿verdad?

El informe o gacetilla del Gobierno sigue así. La iniciativa de la Subsecretaría de Inclusión y Coordinación de la Secretaría General del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en el Bajo Flores, involucró a la comunidad educativa, organizaciones de la sociedad civil barriales, parroquias zonales, empresas participantes y organismos de gobierno con la firma de un Compromiso Comunitario, en la primera acción del Programa de Construcción Ciudadana que tiene como objetivo: “generar, de forma paulatina y constante, un cambio cultural en los vecinos y visitantes de la Ciudad de Buenos Aires, fomentando la toma de conciencia de los ciudadanos para lograr una participación responsable, respetuosa, inclusiva y solidaria, en un ambiente sano, que permita un desarrollo armonioso y pleno, de individuos y comunidades”. Acá aparecieron los buenos deseos, los funcionarios escribas parecen eufóricos, a punto de cambiar el mezquino sistema social; pero nótese como sigue imperando el centralismo, lo burocrático, y lo autoritario en el texto. Obsérvese, por ejemplo, el empleo de mayúsculas al nombrar las instituciones o entidades burocráticas.

Sigue el parte: “Con la presencia de Horacio Rodriguez Larreta, Jefe Gabinete del Gobierno de la Ciudad, Daniel Lipovetzky, Subsecretario de Inclusión y Coordinación, Eduardo Villar, Subsecretario de Ambiente y Espacio Público, Cristian Brugnara, Director CGPC 7 y Marina Klemensiewicz, Presidenta de COPIDIS se desarrollaron actividades en el Centro de Día y Centro Misionero Madre Teresa de Calcuta, ubicado en el Barrio Rivadavia I, en las calles Alfonsina Storni y Malvinas Argentinas de la Ciudad de Buenos Aires. El Compromiso Comunitario lo firmaron las asociaciones civiles Más Color, 2 de Abril, y Cultura y Solidaridad; los comedores Esperanza, Santa Rita, Mis Nietos, Levántate y Anda; y la empresa Atos Origin Argentina; en conjunto con la parroquia San Judas Tadeo y San Saturnino. Por el gobierno participaron: la Subsecretaría de Inclusión y Coordinación, quien junto con la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (COPIDIS) y la Subsecretaría de Espacio Público del Ministerio de Ambiente y Espacio Público y el Centro de Gestión y Participación Comunal Nº 7”. Al llegar a este punto, uno puede creer que va a ocurrir algo importante con tantas organizaciones y la “presencia” del “Jefe de Gabinete”, además ya hay una especie de tedio mezclado con la expectativa, entonces, al final, el parte dice:

Las acciones incluyeron:
La recuperación y limpieza de la plaza del barrio y sus alrededores.
La recuperación y pintura de los juegos infantiles en la plaza del barrio.
La pintura del Centro de Día y Centro Misionero Madre Teresa de Calcuta.

Y Ud. se pregunta: ¿Eso era todo?, repartir pintura y elementos de limpieza a los vecinos para que trabajen arreglando una plaza… ¿Eso es generar Participación Ciudadana Solidaria?