La criminalización del periodismo comunitario

Desde la puesta en vigencia del nuevo Código Contravencional, la criminalización de la protesta social se ha convertido en una práctica cotidiana en la Ciudad de Buenos Aires. La calle dejó de ser un el lugar de todos y todas, para convertirse en zona de control y vigilancia. Los centros de monitoreos que habilitan el reconocimiento facial de las personas, las miles de cámaras apostadas en cada cuadra, los escuadrones de policías fuertemente armados, los mangrullos de vigilancia instalados en las grandes avenidas, dan cuenta de una Ciudad donde el hostigamiento estatal hace del terror una norma.

Esta semana se conoció la noticia de una investigación que la Justicia porteña inició contra integrantes de medios comunitarios que, en diciembre pasado, protestaban por el incumplimiento el incumplimiento de parte del Estado y de las principales empresas privadas de telecomunicaciones de las leyes que protegen a los medios sin fines de lucro. La periodista Natalia Vinelli, directora de Barricada TV y el abogado Juan Grabois, referente social del Frente Patria Grande, están siendo investigados por la Fiscalía Contravencional y de Faltas de la Ciudad a raíz de la protesta que el 17 de diciembre del año pasado se manifestaron frente a Canal 13, para exigir que a las empresas operadoras, Cablevisión y Telecentro, incluya a las señales comunitarias habilitadas en sus grillas, como exige la Ley de Comunicación Audivisual.

La medida de fuerza fue pacífica y se desarrolló en un espacio público que pertenece al Gobierno de la Ciudad. “No se forzó ninguna reja, ni se rompió nada. Tampoco se tomó el el canal -como quisieron hacer aparecer en los medios de difusión masiva- dado que de hecho ni siquiera ingresamos al edificio”, explican desde INTERREDES, asociación que nuclea a radios y canales comunitarios de todo el país.
“Lo que se pretende con esta medida es estigmatizar a los dirigentes sociales y ocultar el problema de fondo: que es la omisión del derecho a la información, a la pluralidad de voces y a la libertad de expresión”, agregan.

Barricada TV es un canal de televisión con licencia en televisión digital abierta y planta transmisora habilitada. Transmite desde el año 2010 desde IMPA, primera fábrica recuperada del país, y presenta la clase de agenda informativa a la que la Argentina se comprometió a afianzar en sus compromisos jurídicos internacionales y que forman parte de los principios de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que cubre a diario las noticias ausentes en los canales de televisión tradicionales y comerciales. En el año 2015 obtuvo la licencia de televisión abierta por concurso público, con un área de emisiones asignada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el primer cordón del conurbano bonaerense. Luego de ser interferida ilegalmente por Canal 13 durante un año, la señal de Barricada TV fue reubicada por el Ente Nacional de Comunicaciones en el 32.1 de la grilla de la Televisión Digital Abierta. Esta emisora está habilitada por el Estado Nacional desde Junio de 2018 y cumple con la totalidad de los recaudos exigidos por la ley y su autoridad de aplicación. En la misma situación se encuentra PAREStv, el canal comunitario de Luján, que integra la grilla del cable local Telered.

La legislación argentina obliga a los cableoperadores, titulares de servicios de televisión por suscripción, a incluir en sus grillas a las señales de televisión abierta habilitadas por el Estado. Se trata de una obligación normativa que ha persistido como una regularidad, más allá de los distintos gobiernos. Sin embargo, Cablevisión y Telecentro se han negado a incluir a Barricada TV en sus grillas de programación, a pesar de los insistentes reclamos y que este canal, sin fines de lucro, puso a disposición de las firmas comerciales, en forma gratuita, la re-transmisión de su señal. Los canales CBA24N de Córdoba, perteneciente a la Universidad Nacional de Córdoba, y Ciudad Televisión, de Chaco, tuvieron que acudir a la Justicia para defender su derecho a formar parte de la grilla. En ambos casos, por caminos diferentes, la Justicia Federal se pronunció a su favor y ordenó la inclusión de las señales. La protesta del 17 de diciembre, forma parte de un conflicto que se encuentra judicializado. Barricada TV y PAREStv demandaron a Cablevisión y Telecentro por violar el derecho a la libertad de expresión y el derecho de las audiencias a estar informadas. La respuesta estatal fue la criminalización de la periodista Natalia Vinelli.

Movilizarse es hacer uso del derecho ciudadano a la protesta. Movilizarse es hacer uso del derecho a manifestarse, a existir con plena legalidad, a convertirse en una opción que garantiza la pluralidad de voces y a ejercer nuestro Derecho a la Comunicación sin discriminación ni exclusiones. El martes 28 de mayo a las 12, los medios comunitarios y autogestivos se harán presente en el Juzgado de calle Beruti 3300, donde tendrá lugar la audiencia y donde se realizará una conferencia de prensa en defensa de la libertad de expresión y el derecho a la protesta.
Adhesiones a [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.