Cultura independiente en crisis a causa de la pandemia

El Movimiento de Espacio Culturales y Artísticos (MECA), que nuclea a más de 40 espacios de la Ciudad de Buenos Aires, lanzó un comunicado en el que advierte el “difícil momento que vive el sector de la Cultura Independiente en el marco de la pandemia”, por lo que reclama al gobierno porteño la “urgente implementación de políticas culturales activas y de emergencia” para “amortiguar los efectos” del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Con una situación crítica previa que se vio fuertemente agravada por el cierre de sus puertas debido a la pandemia, los más de 450 centros culturales independientes y autogestivos de la ciudad de Buenos Aires están en estado de alerta por la falta de ingresos para sostener sus espacios y puestos de trabajo directos e indirectos porque artistas, productores, programadores, maquilladores, no tiene dónde realizar sus actividades.

Según MECA, ya varios centros culturales anunciaron el cierre de sus puertas, “es por esto que necesitamos urgente la implementación de políticas culturales activas y de emergencia por parte del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos” porque “la situación es crítica y las respuestas que recibimos no están a la altura que las circunstancias ameritan”.

En tanto desde el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires informaron que se está trabajando “en diálogo con el sector”; que reforzaron con mayor presupuesto los programas de subsidios y que “se consiguió un fondo de emergencia que se vehiculizó a través del Fondo Metropolitano de la Cultura, las Artes y la Ciencia”.

Sin embargo, Anabella Etchegaray, una de las voceras del Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos (MECA), sostuvo que si bien “nos comunicaron estas intenciones, efectivamente aún no hay información clara y de público conocimiento sobre estas acciones. No hay información disponible sobre a qué será destinado el presupuesto extraordinario, en qué programas o acciones será utilizado”.

Por este motivo -explicó- “pedimos declarar la Emergencia cultural en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para que se creen medidas extraordinarias para el sector contemplando el contexto actual. Planificades para que lleguen a todes, no solo a quienes se elijan por concurso, como sucede en el caso de los fondos de fomento”.

Como argumentó la vocera de MECA “al suspender nuestras actividades, nos vemos privados de todo tipo de ingreso económico, casi tres meses después aún no hemos percibido ningún tipo de ayuda económica efectiva. Este periodo de tiempo sin posibilidad de sustento, se traduce en el cierre inminente nuestro espacios, que como cualquier proyecto autogestivo no cuenta con mayores márgenes sustentables”.

Frente a este panorama crítico, desde MECA aseguraron que el mayor reclamo para paliar en la inmediatez algunos de los efectos del cierre de sus puertas es ” la celeridad de acciones y claridad en los tiempos de liquidación de las líneas existentes de fomento”.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.