El país crece, la basura también

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, dijo hoy “crece el volumen de residuos en la Ciudad de Buenos Aires porque el país crece” y aseguró que “lleva muchos años construir nuevas plantas”.
En una conferencia de prensa en el Centro Cultural Recoleta, el funcionario se refirió a la Ley Basura Cero, que estableció en 2007 la reducción de residuos en la Ciudad de Buenos Aires.
Las metas a cumplir por el gobierno de Mauricio Macri eran de una merma del 30% para 2010, de un 50% para 2012 y un 75% para 2017.

Sin embargo, el volumen de desperdicios enviados desde la Capital Federal a la provincia de Buenos Aires pasó de 1.847.748 toneladas en 2009 a 2.110.122 en 2010 y a 2.277.772 en 2011, lo que significa un crecimiento del 23,27%.

Si se compara con 2004, como pide la propia ley, los envíos de la ciudad de Buenos Aires se incrementaron en 784.905 toneladas, es decir, un 52,57%.

Luego de la conferencia de prensa, Diego Santilli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, reconoció que “ahora empezamos a reducir” y dijo que en el primer trimestre de este año hubo una disminución del 5,6% con respecto a igual periodo de 2011.

La Ley 1854 también establece, como una de las estrategias centrales, el concepto de separación en origen, es decir, la separación domiciliaria de los residuos secos de los húmedos; los primeros para ser recuperados y los húmedos para ser tratados

Por su parte, el Auditor de la Ciudad Eduardo Epszteyn cuestionó hoy la postura adoptada por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, frente al conflicto por los residuos, al señalar que “como una avestruz, espera que se produzca el colapso para salir y responsabilizar a otro”.

 “Decir que este Gobierno está trabajando en el tema de la basura por primera vez en 30 años es una mentira absoluta”, aseguró Epszteyn, ex legislador y ex ministro de Ambiente tras la conferencia de prensa que ofreció Macri.

En ese sentido, precisó que “ni la ley de Basura Cero, ni la creación del relleno Norte III se hicieron durante su gestión. En todo caso, lo único que hizo Macri con respecto a este tema, en los últimos 30 años, fue enriquecerse con Manliba durante la época de Carlos Grosso”.

Para el auditor porteño, “Macri sabía desde que asumió que la capacidad del relleno de Norte III se agota a más tardar en un año. Como una avestruz, Macri espera que se produzca el colapso para salir y responsabilizar a otro”.

“Es ingenuo suponer que, mientras el pasivo ambiental de la Provincia de Buenos Aires crece, la Ciudad no asuma ningún costo”, finalizó.

También, la legisladora ibarrista María Elena Naddeo sostuvo que “el jefe de gobierno porteño no se hace cargo de los problemas que tenemos”.

“La separación en origen de los residuos secos y húmedos es responsabilidad exclusiva de la Ciudad, Macri tiene que hacerse cargo”, exigió Naddeo.

“Queremos discutir con el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli en la Legislatura, es necesario que rindan cuentas”, sostiene Naddeo.

.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.