El porvenir será parquímetro en la CABA

En 2020 el estacionamiento tarifado -comúnmente denominado parquímetro-, abarcará el 45% de las callecitas de Buenos Aires. Los espacios de estacionamiento medido se incrementarán de 4500 a 86.768, y se extenderán por 13 de las 15 comunas porteñas. Si bien en una primera etapa, el Gobierno de la Ciudad tiene previsto destinar 611 millones de pesos para instalar las terminales inteligentes que reemplazarán las tradicionales tickeadoras, el monto que derogará la puesta en marcha el sistema de estacionamiento regulado superará los 2000 millones de pesos.

 En 2020, Horacio Rodríguez Larreta no sólo dotará a los vecinos y vecinas de la Ciudad con un parquímetro en la puerta de su casa, también incrementará un 66% la hora de estacionamiento regulado. A manera de regalo de reyes, el 6 de enero de 2020, convocó a una audiencia pública donde se discutirá el incremento de la tarifa, que pasará costar de 15 a 25 pesos. Esta voluntad de diálogo del titular del Ejecutivo porteño, quedará plasmada en la audiencia pública -no vinculante- que se celebrará el viernes 7 de febrero, a las 12:00 horas en la sede de la Comuna 1, ubicada en la calle Humberto 1º 250 del barrio San Telmo. 1

¿Cómo llegamos a esto?
El contrato de concesión del acarreo de autos y el estacionamiento medido se encuentra vencido desde 2001. La Ley obligaba al Gobierno porteño a hacerse cargo del servicio, sin embargo las concesiones de fueron prorrogando en forma indefinida. Las empresas que obtienen los beneficios son BRD S.A.I.C.F.I y Dakota S.A., ambas facturan sumas millonarias a cambio de un canon, que en 2018, rondaba los 100 mil pesos. Se calcula que mensualmente cada empresa realiza entre diez y catorce mil acarreos, es decir, unos 550 autos por día. En menos de seis horas recuperan el costo del canon.
En diciembre de 2016 la Legislatura aprobó la Ley 5.728 que autorizaba la concesión del Sistema de Estacionamiento Regulado por el plazo de 10 años y la expansión del estacionamiento medido a 13 de las 15 comunas. En 2017, la Justicia porteña declaró parcialmente inconstitucional esta ley por no cumplir con los requisitos de doble lectura en audiencia publica y porque fue aprobada sin contar con los dos tercios de los votos -33 en lugar de 40-. El salvataje que se pergeñó en la usina de Uspallata fue la Ley 6036 que “con el objetivo de lograr una mayor fluidez y ordenamiento del transito de la Ciudad”, enmendó los artículos cuestionados por la Justicia, obtuvo un fallo que habilitó la instalación del nuevo sistema de estacionamiento regulado y declaró “abstractos los agravios referidos al incumplimiento de doble lectura en audiencia pública.
De esta manera, el 1 de noviembre de 2018, tras la celebración de dos protocolares, obligatorias y no vinculantes audiencias públicas, Rodríguez Larreta logró que los 32 ediles que conformaron la alianza Larreta – Carrió en la Legislatura porteña aprobaran el «nuevo régimen de estacionamiento medido para la CABA”.
“El sistema tendrá una cobertura territorial que comprende a la totalidad de la Ciudad, dividiendo la misma en cinco (5) zonas. Se procurará hacer coincidir las zonas con los límites de las distintas comunas. Cada zona contará como mínimo con una playa de remisión, la que será provista por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a los fines de la correcta prestación del Servicio Público de Estacionamiento Regulado. Las playas de remisión no formarán parte de la concesión”, explica en los considerandos la normativa, que contempla también el reemplazo de las actuales tickeadoras por “terminales multipropósito, multiespacio y autónomas” y destina 11 predios de distintos barrios de la Ciudad para que operen como playas de “remisión de vehículos en infracción para la explotación del servicio público por parte de las (empresas) concesionarias, que tendrán a su cargo el mejoramiento de las instalaciones y la administrarán del servicio».2

El “nuevo sistema de estacionamiento regulado” debió entrar en vigencia a fines de 2019, pero los tiempos electorales no eran propicios para poner en marcha una iniciativa que contraviene las finanzas de los votantes oficialistas. De manera que Larreta prefirió esperar.
La alarma saltó el 5 de diciembre de 2019. En medio de una Ciudad semi sitiada, con carros de asaltos, efectivos policiales y vallas de contención desplegados en las inmediaciones del parlamento porteño, se llevó a cabo la última y más escandalosa sesión del año de la Legislatura de la Ciudad. En el cónclave, que se extendió por más de 12 horas, la mayoría automática que hasta entonces ostentó el larretismo, aprobó el Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos para el Ejercicio Fiscal 2020, que destina 2000 millones de pesos para financiar la puesta en marcha  del “nuevo sistema de estacionamiento regulado en la Ciudad”.  Así lo ponía de manifiesto el diputado por el Frente de Todos, Mariano Recalde: “Para Infraestructura Escolar el presupuesto es de 2.900 millones, y para Salud 1.750 millones de pesos. ¿Saben cuánto se destinará del presupuesto de este Gobierno, si se vota afirmativamente en esta Legislatura, para instalar parquímetros en la Ciudad de Buenos Aires? Se van a destinar 2.000 millones de pesos de la plata de todos, que financiará un negocio que se le va a concesionar a los privados para hacerle la vida más difícil, complicada y antipática a millones de vecinos de la Ciudad de Buenos Aires”. 3
La legisladora por el Frente de Izquierda, Laura Marrone, denunció que el Gobierno de la Ciudad destinará 2089 millones de pesos para la puesta en marcha del Nuevo sistema de estacionamiento medido. “Eso va a significar que uno de cada cuatro espacios públicos de la Ciudad va a estar tarifado, lo que va a aumentar la precariedad de la vida de nuestros habitantes que ya sabemos que ganan poco”.3

El germen de bombita Rodríguez
El regalo de reyes, no fue para los vecinos y vecinas de la Ciudad, sino para las empresas BRD S.A.I.C.F.I y Dakota S.A. que prestan el ‘servicio’ de remoción y acarreo de vehículos en la vía pública. El 6 enero de 2020, la Jefatura de Gabinete de Ministros y el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, resolvieron incrementar(les) la tasa por el ‘servicio’ que prestan. La misma viró de $ 1.800 a $ 3.000. El argumento que esgrimieron ambos organismos en esta acordada fue que “la demora en la actualización de la tasa del ‘servicio’ atenta contra el cumplimiento de los principales objetivos para los cuales se brinda” (sic); siendo el mismo “de vital importancia para mitigar los impactos que el estacionamiento indebido en distintas zonas de la Ciudad tiene para con el tránsito y el transporte, asegurando que el uso del espacio público sea, por parte de vecinos y visitantes, responsable, seguro y sustentable” (sic)4

———————————–

  1. DECRETOS Nº 11/20  y  Nº 28/20  JEFE DE GOBIERNO DE LA CABA.
  2. Versión taquigráfica sesión del 01 de noviembre 2018, Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
  3. Versión taquigráfica sesión del 05 de diciembre 2019, Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
  4. RESOLUCIÓN CONJUNTA N.° 1/MDEPGC/20

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.