Golpe a Golpe

por Mariane Pécora

Empezaron a cruzarse en las calles, en los reclamos, en los paros, en las protestas. Comenzaron a encontrarse en el espanto, en el desconcierto, en la indignación. Un día vieron que eran cientos, miles, con los mismos objetivos: defender el trabajo, la autogestión, el arte, la dignidad. Descubrieron que podían caminar juntos y así lo hicieron.

En boxeo se le llama “cross” al golpe lateral con trayectoria paralela al suelo que se dirige al rostro del rival. Como sociedad, podríamos decir que el primer “cross” que recibimos fue el aumento tarifario, que varía entre un 200 y 700% en la energía eléctrica,  llega a más de 1300% en el gas, y entre 300 y 500% en las facturas de agua. Antes hubo golpes “directos”, esos que se utilizan para frenar al rival, para desestabilizarlo, para golpearlo con dureza. Podemos enumerarlos. Entre enero y julio el peso sufrió una devaluación de entre el 50 y 60%. La inflación en junio trepó al 3.2%, el acumulando en lo que va del año muestra una suba de 29.2% y la trayectoria interanual de este indicador se aceleró hasta 47.1% en la ciudad de Buenos Aires.[1] El transporte aumentó el 100%. La consecuencia de estos golpes dejó casi en knock out (fuera de combate) a la actividad económica en todo el país. Según datos del INDEC la industria registró una caída de 6,7%; 150.000 trabajadores, tanto del sector público como del privado, quedaron sin empleo; 5000 comercios minoristas cerraron[2] y registros del AFIP señalan que 1686 empresas también cerraron[3].

En ese contexto adverso, las empresas recuperadas, los teatros independientes, las Pymes, los centros culturales, los trabajadores autogestivos, intentan seguir  produciendo. Las movilizaciones, las marchas y las protestas, si bien están invisibilizadas en los medios masivos de comunicación, se suceden día a día. La céntrica avenida Corrientes da cuenta de ello. En las calles, en las redes, en las manifestaciones, bajo este frío porteño, los nadies y los muchos se van encontrando.

6 de junio. 17 horas. El anfiteatro del hotel Bauen, empresa recuperada y autogestionada por sus trabajadores, comienza a poblarse. Trabajadores gráficos, empresas recuperadas, clubes de barrio,  sindicatos, centros de jubilados, Pymes, centros culturales, teatros independientes, organizaciones sociales, comerciantes y ciudadanos independientes e indignados se dan cita para debatir, pensar y consensuar los métodos de lucha que contemplen a todos los sectores afectados por el aumento tarifario impuesto por el Gobierno nacional. Este primer encuentro parió la Multisectorial contra el Tarifazo en la ciudad de Buenos Aires, que cobra cada vez más fuerza en los barrios.

Tras el segundo encuentro, se movilizaron al Ministerio de Energía, en Paseo Colón e Hipólito Yrigoyen, allí, organizaron un torneo de fútbol que lleva el nombre del ministro de esa cartera: “Copa Juanjo Aranguren”,  en protesta  por los aumentos de tarifas que sufren los clubes de barrio. A los premios tampoco les faltó ironía: el equipo ganador se llevó un sol de noche; el goleador una linterna; y el mejor jugador una orden de compra por 500 pesos de velas.

El 16 de junio, la Multisectorial presentó un amparo colectivo contra el tarifazo eléctrico. Entiende, que el Estado no está protegiendo ni promoviendo el derecho al trabajo contemplado en la Constitución Nacional y considera inconstitucional a los aumentos por su carácter confiscatorio. También sostiene que las resoluciones por las que se dispusieron los aumentos no cumplen con el requisito de la Audiencia Pública previa, que “no sólo no se hizo, sino que lo niegan las autoridades”, señala el abogado Matías Busso y explica: “Se remiten a una audiencia que se realizó en el 2005, pero fue hace diez años con otro gobierno; por lo cual, no se cumple el requisito y pedimos que se declare nula esa resolución; y, como medida cautelar, que mientras se resuelva esa cuestión de fondo, se retrotraigan todas la tarifas a la fecha anterior a la aplicación de las resoluciones”.

En estos días, la Multisectorial estudia la presentación de un amparo colectivo por los aumentos de agua en la Ciudad y se acoge al dictamen de la Cámara Federal de La Plata que suspende el aumento de la tarifa de gas en todo el país.

Desde hace un mes, cada lunes, como en una ceremonia, el auditorio del Hotel Bauen se puebla de voces que debaten, acompañan, asesoran. Esta experiencia se reproduce en los barrios, en las comunas, en los centros vecinales, en las asambleas barriales, en los comercios, en los sindicatos. Y estalló en la calle la fría y lluviosa noche del 14 de julio, cuando la Ciudad y el país dijeron NO al Tarifazo.

————————————————————–

[1] CRONISTA.COM / ECONOMÍA Y POLÍTICA 14.07.16 | 09:59

[2] Informe de Fedecámaras publicado en http://www.infogremiales.com.ar/ya-son-5-mil-los-comercios-que-cerraron-este-ano/

[3] http://www.eldestapeweb.com/cierre-empresas-record-1686-empresas-cinco-meses-n17744

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.