La cotidianidad de la mujer en el continente

por Laura Ferré

El filme cubano “Venecia”, de Kiki Alvarez, y la cinta colombiana “Ella” de Libia Stella Gómez Díaz, que tienen la particularidad de indagar en la cotidianidad de las mujeres del continente, ingresaron anoche en la Competencia Latinoamericana del 43 Festival de Cine de Gramado, que se desarrolla hasta el sábado próximo, cuando entregue sus premios, en esta ciudad del sur de Brasil.
El relato de “Venecia”, casi una anécdota sobre tres empleadas de un salón de belleza, gana espesor hasta convertirse en una historia, gracias a los aciertos de la dirección.
Álvarez busca un tono de comedia, enfatizado por los planos cámara en mano, interesados por las imágenes a veces sucias pero siempre potentes, como la noche de La Habana, donde las protagonistas se pierden hasta el amanecer.
La cinta elude los lugares comunes de la “salida de chicas” y el guión de Claudia Muñiz, una de las actrices, apuesta a que una velada de excesos deje como saldo, junto con la resaca y el cansancio, la decisión de abrir una peluquería propia a la que llaman Venecia.
Por su parte“Ella” con aires de melodrama y reminiscencias estéticas de “Ladrón de bicicletas” de Vittorio de Sica, cuenta en blanco y negro los esfuerzos por vivir y morir en un inquilinato perdido en los cerros humides de Ciudad Bolívar, en Bogotá.
“Filmarla fue una ganancia mayor para nosotros que para ellos, los habitantes de ese barrio maravilloso de donde proceden tantas de las personas que trabajan en el filme”, afirmó conmovida la actriz colombiana Reina Sánchez, de vasta trayectoria teatral, que compone a Georgina, personaje que dispara la trama, en charla posterior a la exhibición del filme.
Una pareja de viejos que convive desde hace cincuenta años, ella a cargo de la vida dentro de la casa y él de trabajar como cartonero afuera, es sorprendida por la muerte de ella ya enferma, luego de una discusión con un vecino violento.
A partir de ese punto de inflexión, el excelente Humberto Arango (“Doña Bárbara”, telenovela vista en Argentina) deambula llevando el cuerpo de su esposa en su carro, hasta las puertas de las instituciones, iglesia, policía y hospital, en el intento de que su amada tenga un entierro “digno”, sin cajón compartido ni fosa común.
La gente del Festival Ojo al Sancocho ayudó con la logística del filme, ya que son conocedores de esa zona de Bogotá, donde nació la expresiva adolescente Deisy Marulanda, quien gracias a su labor en el filme, puede seguir estudiando teatro financiada por otro actor del rodaje.
“Una exageración de la pobreza”, “Golpe bajo” son algunas de las críticas que recibe “Ella”, quizás porque muestra el dolor cotidiano de algunos para quienes se complica desde conseguir un huevo para freír hasta un ataúd, pero al mismo tiempo refleja la solidaridad entre vecinos y el derecho a la coquetería femenina, como aporte de color a una realidad gris.
“Se trata de mujeres -aseguró Reina Sánchez- que están pariendo hijos para que nos los quiten, aunque también nos estamos reuniendo en los barrios populares para construir casas y autogestionar nuestra existencia y la de nuestras familias”.
Esta noche ingresará a la Competencia Latinoamericana “Presos”, del costarricense Esteban Ramírez , un drama sobre una joven de clase media, quien mediante su nuevo empleo conoce a un interno de un penal y a partir de entonces, comenzará a cuestionarse sus límites y su propia libertad, mientras que cerrando el certamen, el viernes se exhibirá “La Salada”, de Juan Martín Hsu, única cinta argentina presente en la sección competitiva internacional.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.