Madres de víctimas de trata “contra la corrupción política y judicial”

Un grupo de madres víctimas de trata, que conformaron una asociación, inaugurarán mañana su sede porteña “para visibilizar la corrupción de políticos como Mauricio Macri y de sectores judiciales que posibilitan este delito”, según lo expresaron las mujeres a horas de confirmarse la muerte de Maida Castro, quien estaba desaparecida desde hace cinco años y de la que se sospecha fue víctima de una red dedicada a este tipo de delitos.
Margarita Meira, madre de Susana Beckett, desaparecida en 1991 y asesinada estando embarazada en 1992, dijo que a su hija “la prostituyeron redes comandadas por Gabriel Conde, socio de Mauricio Macri. Tenemos un Jefe de Gobierno en la Ciudad, que quiere ser presidente de la Nación, proxeneta”.
La mujer aseguró, además, que el objetivo del grupo es que ” se cierren todos los prostíbulos. Allí están raptadas las chicas. De allí se escapan, las rescatan o las matan y añadió que cuando desapreció su hija “no tenía idea de qué pasaba en esos años. Nadie hablaba de trata. Fui a pedir ayuda a los cómplices de los tratantes. Fui a la policía, a la justicia”.
En esos ámbitos “siguen existiendo personas que se comportan como si estuviéramos en dictadura”, aseguró Beiro quien denunció el entramado de complicidades que permitió el secuestro y muerte de su hija.
“Pero nadie me escuchó. Mi marido estudió abogacía para intentar justicia, pero la causa de mi hija prescribió”, sostuvo.
Precisamente la imprescriptibiliad de las causas de desapariciones de mujeres es uno de pedidos de las madres, además de que se caratulen como trata de personas, que se proteja a las familias y víctimas, que se concrete un registro nacional de huellas dactilares y participación en el Consejo Federal para la Lucha contra la Trata.
Además, que exista un registro nacional de entierros NN y que se implemente un protocolo de búsqueda.
Estos pedidos llegan el día que, desde la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), a cargo de Marcelo Colombo, se confirmó que es Maida Natalí Castro la joven muerta, enterrada como NN en el año 2010, en el cementerio de Villegas, partido de La Matanza.
A la joven, de 17 años, se la vio por última vez el 11 de mayo de 2010, en el barrio porteño de Villa Lugano. La investigación de Protex determinó que murió ese mismo día, que su cuerpo fue hallado en la madrugada del 12 de mayo, en una vivienda ubicada en la localidad de González Catán, provincia de Buenos Aires y enterrado como NN el 18 de junio de ese año.
“De la autopsia se desprende que la víctima falleció a raíz de la mordedura de un dogo, pero aún no se pudo establecer bajo qué circunstancias y razones se encontraba en ese lugar”, aclaró el informe oficial del fiscal.
La desaparición de Maida Castro se enmarca en los más de 6.040 casos abiertos de búsqueda de niñas, niños, adolescentes y personas adultas que fueron registrados en el primer mapa de situación sobre investigaciones por averiguación de paradero presentado por la Protex este mes.
Cada caso es una persona. Por eso, las madres, luego de participar este año de los actos para recordar los 10 años de la desaparición de la joven neuquina Florencia Penacchi en la Ciudad de Buenos Aires, decidieron organizarse.
Silvia González es mamá de Milagros, que a los 14 años fue secuestrada por una red de tratantes de la cual logró huir a los 10 días, pero “las secuelas son permanentes. Mi hija está internada ahora. Y sus captores, libres”.
Los vericuetos judiciales son uno de los frentes que las madres organizadas quieren despejar, por eso “vamos a armar un frente jurídico, con distintos abogados, para enfrentar las injusticia del sistema judicial”, compartió la mujer, que reconoció “el trabajo que hacen el fiscal Colombo y Cecilia Merchan”, titular del Consejo Federal de Lucha contra la Trata.
Muchas madres y padres se quedan sin trabajo en el camino que recorren por buscar a las desaparecidas, esa es otra realidad que la organización quiere mostrar y buscar soluciones.
Además de las maders de Maida, Susana, Milagros y Florencia, están en Madres Víctimas de Trata, familiares de Mariela Tasat, desaparecida en Ciudad de Buenos Aires desde 2002 y de Ramona ‘Pely’ Mercado, de La Rioja a quien se busca desde 2005.
La lista dolorosa la completan seres queridos de Otoño Uriarte, desaparecida en Río Negro y asesinada en 2007 y de Karina Natalia Fedato, a quien se vio por última vez en 2013.
El acto de apertura de la sede, ubicada en Santiago del Estero 1662, en el barrio porteño de Constitución, será mañana, a las 12, donde las madres darán una conferencia de prensa y luego habrá un festival cultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.