Axion Contamina

La empresa Axion Energy se había comprometido a comenzar las reparaciones hace 12 años pero nunca lo cumplió. El caso había llegado a la Corte Suprema, que falló en su contra en enero de este año.

El 15 de septiembre, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires clausuró una estación de servicio ubicada en Flores en la Avda Eva Peron 2102 de la Ciudad de Buenos Aires, por contaminación. A pesar de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación había ordenado en enero de este año a la empresa Axion Energy que iniciara inmediatamente la remediación del local, la compañía sigue aún hoy sin hacerlo perjudicando así no solo a los propietarios actuales sino además a la comunidad en su conjunto. 12 años atrás, Esso –actual Axion Energy- se había comprometido a realizar las reparaciones correspondientes, cuando la vendió a sus dueños actuales.

A pesar de la orden judicial de la Sala C de la Cámara Nacional en lo Comercial expedida en el año 2013 y ratificada luego por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en enero del 2015, la empresa Axion Energy sigue sin iniciar las tareas de remediación ordenadas por la Justicia en la estación de servicio que ayer fue clausurada. De esta manera, la firma continúa generando perjuicios no solamente a la familia Gavilanes, actuales propietarios de la estación, sino a la comunidad en su conjunto y al medio ambiente.

A través de artilugios y engaños, Esso había vendido en el 2003 la estación contaminada a un precio vil, con el compromiso por escrito de remediarla, a la familia Gavilanes, quienes operan el local desde hace más de treinta años, inicialmente como empleados. Hasta hoy continúa la situación en estado judicial aunque Axion Energy reconoció la contaminación de la estación, haber iniciado en su momento las acciones de remediación y abandonarlas voluntariamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.