Rechazan el protocolo para abrir escuelas en CABA

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, rechazó el protocolo que propone abrir escuelas públicas porteñas a manera de gabinetes tecnológicos para que asistan cerca de nueve mil estudiantes que por falta de dispositivos o de conexión a internet interrumpieron total o parcialmente sus clases. En declaraciones a la prensa el funcionario explicó que “La Ciudad no cumple con los niveles de circulación baja del virus para abrir las escuelas, ni con la totalidad de los requisitos aprobados por el Consejo Federal de Educación con todas las provincias”.

Gremios docentes locales celebraron  la decisión de rechazar el protocolo presentado por el Ejecutivo porteño, dado que consideran que esta iniciativa pone en riesgo la salud de toda la comunidad educativa, al tiempo que estigmatiza a les alumnes.

Eduardo López, secretario general adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera) señaló que “la solución al problema de falta de conectividad es proveer a los chicos de dispositivos y no poner en riesgo la salud y estigmatizarlos, haciéndolos responsables de no tener conectividad cuando en realidad es el Gobierno que tiene que hacerse cargo”.

El dirigente gremial remarcó que “la solución a este problema no es económica, sino política. Dar dispositivos a esos seis mil chicos insume menos dinero del que el Gobierno de la Ciudad destina al Tiro Federal”.

“Apoyamos el decreto del presidente (Alberto Fernández) que declara servicio esencial al acceso a internet porque hoy es lo que divide al chico que puede estudiar del que no; es el equivalente al boleto escolar”, apuntó López y precisó que, según un relevamiento realizado por el gremio hay “cerca de 10.000 estudiantes” que perdieron el vínculo con la escuela en la Ciudad.

Por su parte, Mariana Scayola, secretaria general de la Asociación de Enseñanza Media y Superior (Ademys) dijo que el rechazo al protocolo presentado por “(Horacio) Rodríguez Larreta es atender un reclamo unánime de la comunidad, tanto de docentes como de las familias y de los auxiliares de las escuelas”.

“Los distintos sectores ya se habían organizado y pronunciado en rechazo de esta decisión, en un momento de mucho contagio, en el que los fallecimientos no disminuyen”, aseguró la gremialista y sostuvo que es una postura que “excede a la organización sindical, es un logro de la comunidad”.

Scayola aseguró que el Gobierno de la Ciudad “no prioriza el cuidado de la salud de estos chicos, ni de los trabajadores que asisten a las escuelas, porque las ve como guarderías o cibers, donde dejar a los niños”.

Agregó que “abrir las escuelas para estos chicos es estigmatizarlos, es exponer una vez más a los sectores más vulnerables de la Ciudad para los que el Gobierno debe garantizar la conectividad”.

“La solución nunca puede ser una que exponga a estos alumnos, a los docentes, a sus familias y a toda la comunidad porque abriendo las escuelas se incrementa la circulación y el uso del transporte público”, apuntó la gremialista.

En declaraciones radiales, la secretaria general de UTE-Ctera, Angélica Graciano consideró que “el DNU de Alberto Fernández le dio un espaldarazo muy importante a lo que nosotros veníamos planteando al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a Rodríguez Larreta, que es que los chicos no tenían computadoras y conectividad para cumplir con sus tareas”

“Hemos recibido de muy buen agrado el DNU del Gobierno nacional. Nos parece un acto de justicia, en el medio de tantas injusticias para con los pibes, y además en el marco del aislamiento contra el coronavirus. Todo lo que podamos hacer para que se cumpla esa decisión lo vamos a hacer”, remarcó la titular de UTE.

Según se desprende del informe elaborado por la cartera educativa nacional, el protocolo presentado por el Gobierno Porteño incumple 15 de 33 los ítems aprobados por el Consejo Federal de Educación para la apertura progresiva de escuelas en el contexto de la pandemia de Coronavirus.

1. Sólo se podrán abrir los establecimientos urbanos o periurbanos con tasa nula o mínima de contagios.

2. No se detalla el criterio de selectividad o priorización para participar. Adicionalmente no se especifica la población de niños, niñas y adolescentes con riesgo para la asistencia. Se aclara que quedan dispensados del desarrollo de estas actividades el personal calificado como grupo de riesgo y con enfermedades preexistentes.

3. No contempla la asistencia previa de personal docente, no docente y directivo para preparar la apertura de las instituciones.

4. No se especifica la elaboración de módulos de capacitación específicos para cada actor educativo. Carece de articulación intersectorial (salud, desarrollo social, etc).

5. No contempla instancias de trabajo específicas con la comunidad para abordar dudas e incertidumbres. Asesoramiento sobre salud integral y contención emocional.

6. No establece canales de comunicación con las conducciones educativas.

7. No contempla campañas de comunicación de prevención para la comunidad educativa. Materiales impresos para las escuelas, difusión de audiovisuales, etc.

8. No establece el aislamiento del grupo/burbuja durante 14 días ante la aparición de casos sospechosos o confirmados.

9. No establece un escalonamiento de los horarios de transporte de estudiantes para separarlo de horarios pico. Tampoco se indica la metodología para la asignación de turnos cuando se está abordando a una población vulnerable que carece de herramientas para conectarse.

10. No contempla el acondicionamiento de los transportes escolares.

11. No explicita la apertura destinada al uso de transporte interjurisdiccional. Dada la unidad de AMBA en términos operativos, debe considerarse el caso de los eventuales transportes entre jurisdicciones.

12. No aparecen indicaciones de articulación sanitaria aunque el proyecto está realizado en conjunto por los Ministerios de Educación y Salud de la Ciudad. No se menciona la posibilidad de garantizar a los alumnos la evaluación de su estado de salud, de vacunación y nutrición previo a la asistencia al establecimiento.

13. No erradica criterios que puedan ser discriminatorios en la división de grupos: la selección que la Ciudad realizará estará destinada a poblaciones de menores ingresos económicos, por lo que habría que tener especial cuidado de no incurrir en criterios discriminatorios.

14. No especifica la refuncionalización de programas instalados y los perfiles asociados (tutores, facilitadores, etc) para priorizar la atención de problemáticas vinculadas al contexto actual.

15. No articula acciones con organizaciones locales que realizan apoyo escolar y alfabetización.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.