Sexo, coimas y corrupción en la Comuna 1

por Mariane Pécora

Ensayo de Informe

11 de agosto, 18.30 hs. Museo de la Ciudad. En el centro de un patio se dispone una mesa para los miembros de la Junta Comunal 1, enfrente tres hileras de sillas de plástico. En el piso superior ensaya una orquesta, en otro salón se dicta un curso. Las autoridades comunales han convocado a los vecinos para leer el Informe Semestral de Gestión. ¡Sí! Leer, monótona y monocordemente un documento lleno de cifras que, en tiempos de Internet, debió ser enviado días antes a cada uno de los vecinos, si es que se tenía la intención de que fuera considerado seriamente.

“Parecen la Armada Brancaleone”, me comenta un colega al advertir que tampoco hay equipo de sonido en el lugar. “El de la Comuna está en reparaciones”, dice Roberto Salcedo, presidente de la Junta Comunal, y empieza a leer con un tono de voz imperceptible. La tribuna popular protesta. Salcedo se encoje de hombros. Y sigue. De repente aparece un equipo de sonido. Esperamos a que lo instalen. Mientras tanto, la juntista encargada de garantizar otro espacio más cómodo (estamos en un patio y hace frío) explica por qué no lo pudo o no lo supo hacer.

La voz de Salcedo aparece en el parlante: es abúlica, baja y balbuceante. Lee ítem por ítem, un detalle riguroso de datos inútiles. Al cabo de media hora todos estamos semi-congelados y perdidos en un universo de cifras. Un vecino interrumpe y pregunta a Salcedo si puede hacer una síntesis, porque “a este paso, no quedará tiempo para el debate.” Salcedo levanta la vista y responde, con cierta sorna,  que no puede hacerlo porque tiene cumplir con la Ley y debe leer punto por punto. Y sigue.

El tiempo se hace inexacto o eterno, el frio de agosto azota y el lugar se va despoblando de orquestas, músicos, alumnos y profesores. Quedamos los vecinos y las autoridades comunales en el patio de un edificio vacío. Salcedo continúa leyendo.

Cuando termina, la brisa helada nos cala los huesos. Un vecino visionario propone empezar el debate y luego, si queda tiempo, continuar con el informe de los cinco juntistas restantes. Votamos. Comienzan las preguntas.

Preguntan a Salcedo  en qué calles se hicieron las veredas y en qué cuadras se realizó la poda. Salcedo responde que no trajo ese detalle para que el informe no se hiciera tan extenso. Conclusión: es más importante que los vecinos nos enteremos de cuantas personas hicieron un trámite de Rentas la Comuna, pero no que sepamos qué veredas se están refaccionando o dónde se poda. Preguntan a Salcedo los nombres de  las personas contratadas, pero Salcedo obvió incorporar ese detalle en el informe. No es relevante para él que los vecinos sepamos quiénes son las personas contratadas por la Comuna, qué cargo tienen y qué sueldos. Pero sí le interesa a Salcedo que los vecinos sepamos la cantidad de llamadas que recibió la Comuna en seis meses.

La hora menos esperada

Hacia el final. Un vecino pide la palabra y comienza a leer una denuncia penal contra Salcedo,  el presidente de la Junta Comunal. Salcedo ríe. El vecino lee. Se trata de una demanda de una ex empleada contratada por él en la Comuna. El relato es denso, espeso y vergonzoso. Salcedo ríe. El vecino le pide que no le falte el respeto a las mujeres presentes y cese con la risita. Salcedo hace una mueca y tuerce los labios hacia abajo. Se arrincona en la silla y baja la mirada. Soporta la lectura. A su alrededor el resto de los juntitas miran impávidos. No salimos del asombro. La denuncia relata en  detalles el acoso laboral y sexual de parte de Salcedo hacía una empleada contratada por él en la Comuna 1, relata además una malversación de fondos y habla de sobreprecios en la contratación de obra pública. También involucra a Martín Ocampo, Ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad. A la jefa de personal de la Comuna 1, Stella Galdos y a la juntista Mirta Marcos del PRO. Salcedo ostenta cuatro denuncias más en el INADI.

María Marone es la última denunciante.  Según su relato, fue contratada por Salcedo en diciembre del año pasado y de inmediato comenzó a recibir toqueteos e insinuaciones lascivas. Luego las insinuaciones se transformaron en maltrato. También dice haber sido obligada por Salcedo a confeccionar una factura, que nunca cobró, de 33.000 pesos. Señala que Salcedo le obligó a sobrefacturar una contratación de obra pública. Y por último, confiesa haber pagado coimas. Harta de todo, Marone presentó una denuncia ante el Ministerio Publico Fiscal  el día 3 de julio, que ratificó cinco días después. También presentó una demanda ante el INADI el día 6 de julio, ese mismo día recibió un mail donde se le anunciaba la baja de su contrato.  Dice que no le permiten retirar sus pertenencias de la Comuna.

Locaciones de servicio for sale.

La flexibilización laboral viene en forma de locación de servicios. Marone suscribe con la Comuna contratos de locación de servicios para desempeñarse en tareas administrativas y, en una  oportunidad,  como Jefe de Gabinete. Un cargo insólito, dado que ningún artículo de la Ley de Comunas contempla un Gabinete. Dos contratos, el 1 de diciembre de 33.000 pesos y el del día 1 de marzo, que comprende el período febrero -diciembre de este año, por la friolera de 300.000 pesos, llevan la firma digital de la presidenta saliente de la Comuna, Cristina Brunet, que cesó en sus funciones el día 8 de diciembre de 2015. Luego hay contratos superpuestos rubricados por Salcedo. Uno del 1 de abril donde se contrata a Marone para el período abril-diciembre de este año, por un monto nada despreciable: 225.000 pesos. Luego hay una ampliación de ese contrato donde se le adosan  2.272 pesos mensuales al contrato anterior, de fecha 17 de mayo. Finalmente, existe otra locación de servicios del 1 de julio por el monto de 15.908 pesos.

Lo curioso de esto es que los contratos se contradicen con el relato del informe que leyó Salcedo, donde explica que la Comuna ha realizado 31 contratos, han dado de baja 7, y el promedio salarial de cada  uno es de 10.500 pesos.

Salcedo aseguró que se pondrá en manos de la Justicia. Los vecinos piden que dimita.

 

 

 

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.