San Telmo ¿Zona Liberada?

por Mariane Pécora

La mira está puesta en las organizaciones sociales.
Desde marzo de este año seis sedes de organizaciones sociales del barrio de San Telmo fueron violentadas. Los ataques se sucedieron en las  jurisdicciones de las comisarías 14,  22  y 16. La policía no interviene ni investiga, alega que no tiene personal. La Junta Comunal, se muestra preocupada pero elude responsabilidades, argumenta que no es tema de su competencia. Los vecinos se sienten desamparados.
Lejos de bajar los brazos, las instituciones afectadas conformaron una “Mesa social”, que está organizando una campaña denominada “San Telmo: Zona Liberada”. Exigen soluciones sin hacer eje en la inseguridad: “Estos hechos son producto de la desigualdad, la marginación y falta de políticas estructurales hacia los más desprotegidos”, sostienen y consideran que esta problemática sólo se puede combatir con políticas estatales inclusivas. Por eso exigen que el Estado articule mecanismos para dar protección a las instituciones del barrio.
Vandalismo se denomina a cualquier acción destructiva contra la propiedad pública. Todas y cada una de las instituciones saqueadas son entidades públicas y cumplen una función social en el barrio. No hay en estas organizaciones dinero ni objetos de gran valor material. Pero si, cada una de ellas, cumple un rol fundamental a la hora de forjar identidad y construir comunidad.

asamblea

El primer hecho de vandalismo se produjo en la sede de la Asamblea de Plaza Dorrego, en la esquina de San Juan y Piedras. Hubo daños, robo de objetos de cocina y destrozos. Esta Asamblea nació al calor de la crisis de 2001.  Desde entonces, en esa esquina, se lleva a cabo una Olla Popular cada domingo. En estos quince años los vecinos lograron que el Gobierno porteño les cediera el predio en comodato. Hombro a hombro y ladrillo a ladrillo, construyeron el edificio: un espacio de disfrute para los vecinos, donde se dictan cursos, se organiza una murga y se da de comer.

giuffra

El Club Deportivo Giuffra y el Polideportivo Martina Céspedes se sitúan bajo autopista. Conforman un trozo de lo público arrancado a la burocracia estatal por voluntad de los vecinos. En el Polideportivo funciona el campo de deportes de las escuelas públicas del barrio, una juegoteca y un club de jóvenes. En 2010, por iniciativa del entonces diputado Cristian Ritondo (PRO),  ambos espacios estuvieron a punto de ser erradicados. Pretendía construir en el lugar la Feria del Sur. Una suerte de shopping diseñado por el consorcio Servente-Lanusse-Criba-Crivelli, que aspiraba a “coser la herida urbana” de la autopista 25 de Mayo y recuperar un lugar que estimaba “en situación de abandono”.  La resistencia de los vecinos y de las instituciones del barrio logró frenar el proyecto. Este año, ambos edificios han sido saqueados en más de una oportunidad. Sorprendente.

isauro7

El Servicio de Aprovisionamiento y Talleres de la Policía Federal, se ubicaba en la avenida Paseo Colón, entre Cochabamba y San Juan.  Entre febrero y diciembre de 1977, funcionó allí el centro de detención y exterminio denominado “Club Atlético”. A fines de 1978 el edificio fue demolido para construir de la Autopista 25 de Mayo. En 1996, los sobrevivientes acompañados por familiares de los detenidos-desaparecidos, organismos de derechos humanos y organizaciones barriales, señalizaron el lugar. En abril de 2002, el Gobierno de la ciudad inició las obras de excavación y rescate arqueológico. A partir de este trabajo se encontraron restos del edificio original e innumerable objetos que constituyen la prueba material del testimonio de los sobrevivientes. En marzo de 2003, se creó el Programa de Recuperación de la Memoria del Centro Clandestino de Detención “Club Atlético” y se conformó la Comisión de Trabajo y Consenso integrada por organismos de derechos humanos, familiares, sobrevivientes, organizaciones barriales. En 2005, la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires lo declaró “Sitio Histórico”. Este año, sufrió un hecho de vandalismo.

atletico

El Instituto Isauro Arancibia está ubicado muy cerca del Espacio de la Memoria, en Paseo Colón 1318. Es una escuela modelo, la  demostración palpable que se puede construir un mundo mejor. Comenzó  a funcionar en el año 1998 por un pedido de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) para trabajar con un grupo de mujeres que formaban parte de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR). Ellas empezaron a llevar a los chicos que veían desamparados, que vivían en Constitución y necesitaban un lugar de contención. De esta manera la escuela se fue agrandando, incorporando más docentes y profesionales, y hoy cuenta con una población de casi 200 niños, adolescentes y adultos, que en su mayoría vive en situación de calle. Allí comen, se educan, aprenden oficios, reciben contención emocional y psicológica, se hacen amigos, aprenden cuáles son sus derechos y a defenderlos. En 2014 el Gobierno porteño diseño la traza del Metrobús Paseo Colón, que literalmente arrasaría con el Arancibia, el ex Club Atlético y otras iniciativas vecinales que se desarrollan sobre esa avenida. La resistencia popular logró que el Gobierno porteño desistiera de la maniobra y le otorgara a la escuela una partida presupuestaria para remodelar el edificio.  Pero la tregua duró poco. El 24  de junio de este año el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, señaló en una entrevista radial que el Instituto Isauro Arancibia sería relocalizado “ya que en ese lugar está prevista la construcción del Metrobús Sur”.  Esto motivó que el día 6 de julio,  el Observatorio de Derechos Humanos de la ciudad elevara un pedido de informes al Ejecutivo. El 13 de julio la escuela fue salvajemente vandalizada.

arancibia

Los desmanes continúan y se repiten, la primera semana de agosto volvieron a entrar en el Giufrra y en el Martina Céspedes. La preocupación de los vecinos se hizo oír  en la reunión plenaria del Consejo Consultivo  que se celebró el 11 de agosto. Allí, la Junta Comunal en pleno acordó acompañar el reclamo de los vecinos y asistir a la conferencia para denunciar esta situación.

La Conferencia de prensa se celebró ayer, miércoles en la Sede del Polideportivo Martina Céspedes. De los juntistas de la Comuna 1, tan sólo participó Edith Oviedo (FpV). Ninguno de los demás juntistas asistió. Gabriel Sánchez, también del FpV, envió una nota de adhesión y los demás no dejaron rastro.

Si estuvieron los legisladores porteños Maximiliano Ferraro, (CC-ARI), Andrea Conde Montes (FPV),  Alejandro Bodart, Dip MC (MST) y el ex secretario de Deportes Nación, Claudio Morresi. Los ediles se comprometieron a realizar actuaciones legislativas para visibilizar la grave problemática que aqueja a las instituciones del barrio y acompañarán el reclamo que realizarán los vecinos frente a la Comisaría 14º el próximo jueves 25 de Agosto a partir de las 18 hs.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.