Sin Medios de Comunicación Social no hay democracia

“Basta de Persecución del Gobierno de la Ciudad a las Radios Comunitarias”, se titula el comunicado de prensa emitido por un conjunto de Medios Vecinales de Comunicación Social de la Ciudad de Buenos Aires, en su mayoría producciones radiales, apercibidos por la Secretaria de Comunicación Social.  Concretamente,  estas sanciones alegan que estos Medios Vecinales de Comunicación Social incumplen con lo establecido en artículo 5 del Decreto Reglamentario que establece que el 50% de sus contenidos debe ser inherente a la problemática de su área de influencia, entendiendo como tal toda “información sobre instituciones públicas o privadas sin fines de lucro de la Ciudad, las críticas de espectáculos que refieran a las que se desarrollan en centros culturales y/o teatros de barrio y las crónicas deportivas cuando las mismas se refieran a hechos deportivos del mismo”.

El 1 de agosto, 39 producciones radiales pertenecientes a radios comunitarias como Radio Gráfica, FM La Tribu, Frecuencia Zero y La Retaguardia que integran el Registro de Medios Vecinales, fueron apercibidas por la Secretaria de Comunicación Social. “Creemos que se trata de una persecución política para acallar voces críticas a los gobiernos nacional y local. Este apercibimiento, que implica una instancia previa a la suspensión y expulsión del Registro, se da en el marco de una rebaja en la pauta publicitaria, y de un ‘apagón’ de todos aquellos medios que visibilizan a quienes luchan contra el actual modelo neoliberal”, señala el comunicado de prensa de estas emisoras radiales.

En la Ciudad de Buenos Aires, el acceso pauta publicitaria de los Medios Vecinales de Comunicación Social es un derecho democrático establecido y reglamentado por ley. Para tal fin, se creo un Registro de Medios Vecinales. Quitarles la palabra a estos medios, es acallarlos definitivamente: las condiciones de producción están al límite. La inflación, los tarifazos y el recorte en el monto de la pauta publicitaria han diezman a diario sus precarias economías. En este sentido, dejarlos sin el recurso de la contraprestación publicitaria, que corresponde por ley,  pone en riesgo decenas de fuentes de trabajo.

Ante esta grave situación, las producciones radiales apercibidas y los titulares de Medios Vecinales de Comunicación Social, convocan a la comunidad de la ciudad de Buenos Aires, a los centros culturales, sindicatos, organismos de derechos humanos, a legisladores y legisladoras, comuneros y comuneras, instituciones educativas, a defender el Registro de Medios Vecinales, para que sea un ente plural, dónde se escuchen todas las voces. La cita es el miércoles 15 de agosto a las 11 frente a a sede del Gobierno porteño en Parque Patricios, donde los representantes de cada medio denunciaran esta persecución y donde se dará cuenta de la gran solidaridad que los Medios Vecinales de Comunicación Social forjamos en años de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.