“To be or not to be” en las escuelas públicas de la Ciudad

por Noor Jiménez Abraham

 

El Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, por resolución 2307/MEGC717, del 27 de junio, dispuso que la gestión administrativa de los cargos de base y conducción de idiomas de Nivel Primario pasen a depender de la Gerencia Operativa Lenguas en la Educación (GOLE), de la Subsecretaría de Planeamiento e Innovación Educativa.

Idiomas

Lengua extrajera forma parte de la currícula de educación primaria desde 1º hasta 7º grado y los Centros Educativos Complementarios de Idiomas Extranjeros (C.E.C.I.E.S) ofrecen a todos los alumnos y alumnas, desde los 9 años, la posibilidad de profundizar los estudios de la lengua que aprenden en la escuela hasta finalizar la etapa de la secundaria, o de comenzar  una nueva hasta la edad de 13.

Amanda Martín, secretaria general adjunta de Ademys (Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior), sindicato de la Ciudad de Buenos Aires, en su diálogo con Periódico VAS, calificó estos cambios como “inquietantes, ya que implican un traspaso de docentes por fuera de lo que establece  el estatuto y una serie de instancias  de  generalización de instrucción del idioma extranjero ajena a lo que actualmente se desarrolla en el área educativa, es decir, el negocio de las certificaciones y las plataformas virtuales, que la Gerencia Operativa ya viene realizando en otras áreas de la Ciudad de Buenos Aires”.

Los docentes de idiomas acceden al cargo a través de concursos establecidos en el estatuto docente y bajo ese régimen se considera también la permanencia y el modo de ascenso en la carrera. Carolina, maestra de inglés en Villa Pueyrredón, manifestó: “nosotros nos enteramos por casualidad de esta disposición, lo leímos por whatsapp y ahí se empezó a extender la información; nos tomó por sorpresa, y desde las distintas escuelas se comenzó a especular con lo que pasaría de llevarse a cabo”.

Desde Ademys se hace referencia a los antecedentes respecto al modo actual de contratación a docentes por parte de la GOLE  –en algunos casos, fuera de la obligación de que sean profesores titulados- por medio de contratos, o en calidad de monotributistas, sin el carácter de trabajadores de planta permanente, para estar a cargo de instancias como evaluaciones e institutos internacionales.

La mayoría del gremio docente, en un 80%, son mujeres, en la enseñanza de idiomas se mantiene esta proporción; los y las profesionales reclaman que una resolución no puede tener un estatus superior a una ley, como lo es el Estatuto Docente, al que mencionan como “nuestro convenio colectivo de trabajo”

Los reclamos

Los profesores declaran además que no fueron notificados personalmente sino que en principio se comunicó a las coordinaciones, como política ya consumada, previo al receso escolar de invierno y sin que mediara ningún tipo de consulta; la semana pasada se publicó la resolución en  Boletín Oficial. Desde los sindicatos, además de las instancias de reuniones, se aprestaron a juntar firmas que en julio se llevaron a la ministra María Soledad Acuña -en el marco de la convocatoria para la mesa salarial; algunos gremios se encuentran trabajando sobre una modificación de la resolución y otros, como Ademys, presentaron un amparo colectivo.

Entre las distintas actividades para visibilizar la situación se realizó una clase pública donde las y los docentes explicaron las consecuencias de estas modificaciones y se ratificó el pedido a los sindicatos para que se mantengan firmes, exigiendo la derogación; en próximos  encuentros se resolverán los pasos a seguir, incluso a través de medidas de fuerza. Más allá del hecho de que en las escuelas se generó un clima de incertidumbre, en el trabajo diario, los profesores siguen cumpliendo con el estatuto que los venía rigiendo hasta el momento.

Derechos laborales frente a la posibilidad de negocios

Amanda Martín expresó que “si bien idiomas ha sido una bandera de parte del gobierno de la Ciudad, no hay docentes suficientes, ya que se incrementó la cantidad de horas a dictarse, especialmente de  inglés” -aunque los centros de los barrios ofrecen diversidad entre francés, portugués, italiano y algunas otras lenguas extranjeras.

La secretaria general adjunta de Ademys enfatizó que “el año pasado el gobierno le había sugerido a las coordinaciones que se probaran distintos softwares pagos, lo que implicaría un negocio  multimillonario que en la región ya está bastante extendido; hubo entonces una prueba para desarrollar educación a distancia para idiomas y todas las observaciones de las supervisiones acordaron en que los resultados eran negativos, además de que al momento se contaba con programas computarizados gratuitos que los docentes estaban utilizando”, y agregó que “por eso estamos advirtiendo  que estos negocios  pueden ser un efecto del traspaso” .

 Si bien el gobierno aseguró que no está puesto en riesgo ningún derecho laboral, docentes y sindicatos coinciden en estimar que quienes ingresen a la docencia de idiomas no se regirían por el sistema hasta ahora vigente,  por lo que se trataría de un área en la que convivirían dos tipos de contrataciones.

Varios de los profesionales presentes en las asambleas dispuestas a partir del conocimiento de la resolución 2307, dieron testimonio de cómo eran contratados por períodos de tiempo determinados, y expresaron la persistencia en su reclamo por estabilidad laboral.

Carolina, docente de inglés, en su diálogo con Periódico VAS, agregó: “Desde el gobierno nos enviaron  un correo electrónico para aclarar que todos estos cambios no modificarían nuestro modo de trabajo, pero tememos que no sea así y que, por el contrario, esta situación nos deje sin estatuto – seríamos contratados de marzo a diciembre, sin goce de licencias, vacaciones, y no tendríamos posibilidad de ascenso a cargos superiores, como se viene realizando por medio del puntaje”.

Se desconoce también si estas transformaciones serán el primer paso para luego extenderlas a otros niveles; “no hay precisiones sobre los efectos”, manifestó Martín, “es una problemática sobre la que todavía no tenemos en claro cuáles serán exactamente las consecuencias, y nos parece que va a tener más implicancias aún que aquellas que nos imaginamos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.