Verdurazo en Plaza de los dos Congresos

La Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) realizó hoy al mediodía un nuevo verdurazo, esta vez en la Plaza de los dos Congresos, donde repartieron 20 mil kilos de verdura a jubilados y pensionados. Esta modalidad de protesta, instalada hace un año y medio en nuestra ciudad, apunta tanto a visibilizar los problemas de comercialización como también la falta de políticas públicas para los pequeños productores fruto-hortícolas del país.

“Estamos trayendo 20 mil kilos de verdura para regalarle a los jubilados que se acercaron a la plaza  de los dos Congresos. Repudiamos la reforma, nos parece una injusticia total, ya que el Estado ahorra ajustando el bolsillo de los que menos tienen, mientras, por otro lado, despilfarre recursos reduciendo impuestos a sojeros, tabacaleros, mineras. Nosotros como pequeños productores, ya hicimos varios verdurazos, en todos señalamos que no damos más”, señaló Rosalía Pellegrini, integrante de la organización que nuclea a los trabajadores de la tierra del cordón quintero de La Plata y de 15 provincias.

En este sentido, Nahuel Levaggi, señaló que “esta forma de reclamo solidario es una forma de iniciar un diálogo con esa primera minoría que votó a un gobierno que, atenta contra los trabajadores”. En ese sentido, en esta oportunidad regalaron sus productos a los jubilados con la intención  de  “ayudarlos a pasar un mejor fin de año”, en el marco de la aprobación de la reforma previsional, aprobada el 18 de diciembre y con la cual el  Estado pretende ahorrarse 56 mil millones de pesos.

Los trabajadores de la tierra generan el 60% de lo que se come a la mesa de los argentinos. Sin embargo, la Secretaría de Agricultura Familiar, se encuentra en este momento totalmente desfinanciada y vacía, pues cesantearon a los 800 técnicos que asesoraban a los pequeños productores.

“La situación es cada vez más grave, porque el pequeño productor no es dueño de la tierra que trabaja y ese es el mayor problema. Se produce y se vive en una situación muy precaria y se pagan alquileres muy altos. Sufrimos la suba de los costos de producción y a nosotros el gobierno no nos da ningún apoyo, ni siquiera nos atiende. Hace seis meses que no hay inscripciones al Monotributo Social Agropecuario porque dicen que no hay plata. El año pasado presentamos una ley de acceso a la tierra que ni siquiera se trató. La única respuesta que tenemos es que vayamos a quejarnos a Ministerio de Desarrollo Social”, dijo Pellegrini.

La diferencia de costos de lo que se le paga al productor y los precios que llegan al consumidor es exorbitante. Un trabajador de la tierra vende el cajón de tomate de 22 kilos 40 pesos, lo que los consumidores pagan en las verdulerías por un kilo de ese producto. Para poder palear esta diferencia, la Unión de Trabajadores de la Tierra inauguró, en Esteban Echeverría, el Almacén de Ramos Generales, ubicado en Av. Luciano Valette 1724. También, hace dos semanas, las familias que integran esta organización  abrieron un puesto en el mercado concentrador de Avellaneda, donde se le vende en forma directa a los verduleros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.