¿Qué fue de tu vida?

Mariane Pécora

Hace trece años Periódico VAS  salió a la calle.
Hace  diez que repetimos la misma crónica del infortunio: El Abandono de la obra del Centro de Salud de calle Viamonte 1747.
Los vecinos nos reconocen porque  fuimos  los primeros en denunciar el abandono. Los únicos en investigarlo. Los políticos usan nuestras investigaciones para fundamentar los pedidos de informe. Antes de ser electos, los juntistas prometen  encargarse del tema de manera inminente. Después, qué importa el después.  Por estos días se disputan la erudición sobre el tema. Se disputan la iniciativa. Se disputan un mísero cacho de protagonismo: la foto y el megáfono en medio de escombros, ratas y mugre
Mientras tanto la obra sigue paralizada, abandonada, desquiciada. Existieron tantos pedidos de informes como discursos.  Tantas promesas como firmas juntadas. Tanta desidia como corrupción.
Al día de hoy,  el  barrio más transitado de la Ciudad carece de lo elemental: un Centro de Salud. Pero lo elemental no es prioridad. No lo es para la actual gestión de Gobierno comunal y/o de la Ciudad.  No lo fue para ninguna de las gestiones anteriores.  Y la pregunta de siempre  dando vueltas ¿Qué hicieron con la plata? Porque sacaron el cartel de obra, pero la plata estuvo.

cesac1

Hagamos memoria.

En 1999, el Banco Interamericano de Desarrollo otorgaba un crédito de 200 millones de dólares a la ciudad Autónoma de Buenos Aires. En contrapartida, el Ejecutivo debía cumplir dos condiciones:

1- Incrementar la eficiencia y transparencia de los procesos de gestión.

2- Promover la participación de la sociedad a través de procesos de descentralización y fortalecimiento del órgano legislativo, y apoyar el programa de inversiones para asegurar un adecuado nivel de la calidad y cobertura de los servicios públicos.

Este segundo ítem fue la razón por la cual el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Aníbal Ibarra,  lanzó el Presupuesto Participativo en el año 2002. En 2003 la iniciativa de los vecinos de construir un Centro de Salud en el barrio San Nicolás (Centro y Microcentro de la Ciudad), le calzó  como un guante a la  hora de  engordar el expediente del BID. Se destinaron  $ 2.149.288 a la obra del Centro de Salud. La plata estaba. La obra se inició en 2005. Al día de hoy está paralizada.

carteldeobra3

“La Ciudad que queremos vivir la estamos haciendo hoy”, rezaba el cartel que anunciaba la construcción del Centro de Salud. En 2011 la gestión macrista  se encargó de retirarlo. Hoy, una muralla de marquesinas, que explota la empresa Viacart, tapa los escombros y hierros retorcidos. ¿Quién cobra el retorno por esa publicidad callejera?

¿Qué pasó en estos trece años? Te lo contamos.

En 2003, en el marco del Presupuesto Participativo, los vecinos votaron como prioridad para el barrio la construcción de un Centro de Salud. Lo ratifican en el año 2004.
En 2005, se comenzó a construir sobre calle Viamonte 1747 el Centro de Salud. Siete meses después, el 30 de mayo de 2006, la obra se paraliza. Se reinicia el 16 de marzo de 2007. En octubre se vuelve a paralizar. Pasaron entonces dos gestiones de  Gobierno: la inconclusa de Ibarra y la escueta de Jorge Telerman. A éste, Periódico VAS remitió un pedido de informes amparado en la Ley 104 de derecho a la Información Pública.  Un día antes de abandonar el poder respondió  a la requisitoria. El último certificado de obra es del 31 de julio de 2007, allí consta que la obra avanzó sólo un 14,49 %.

20160519_172612
Diciembre de 2008. Macri asume  en la jefatura de gobierno de la Ciudad. El 7 de abril, sus voceros aseguraron que existía una orden expresa de Macri para concretar el Centro de Salud en el trascurso de ese año. No sucedió.
En abril de 2009 el Fondo de Infraestructura Social (FOISO) asigna a la obra una partida de $1.817.853. En noviembre de ese año la Contaduría General anula esa partida y Jorge Lemus, por entonces ministro de salud porteño, restituye el predio a la Dirección General de Bienes.

salud3
El 4 de enero de 2010, el predio pasa a la órbita del Ministerio de Seguridad de la Ciudad. Montenegro intenta construir en el lugar la Morgue de la Policía Metropolitana. No sale bien.
El 10 noviembre de 2010, Jorge Lemus se compromete a construir en el predio: “Un Centro de Salud de nivel tres, una posta sanitaria del SAME, un centro de adicciones, y también algo sobre discapacidad” (sic). Mientras el Ministro de Salud decía esto el predio seguía en la órbita del Ministerio de Seguridad. Esto no impidió que se destrabaran nuevamente $1.800.000.
En septiembre de 2011 se retira el cartel de obra.

salud31
El 29 de febrero de 2012, Cristina Brunet (PRO), presidenta de la Junta Comunal 1,  aseguraba que Macri se había comprometido a concretar la obra en el curso de ese año. No lo hizo.  El predio siguió en el limbo de la Dirección General de Bienes. Esta dependencia lo hizo tasar. 60 millones de dólares,  se calcula que vale. Una carnada jugosa para la flamante Agencia de Bienes (ver nota).
En todos estos años, vecinos, comuneros, legisladores y juntistas han cursado al Ejecutivo cientos de  pedidos de informes. Todos invocan la Ley 104. Todos están rubricados por miles de firmas. Ninguno fue respondido.

es22

Remate

El 19 de Mayo pasado, por iniciativa de Santiago Espil (juntista de la Comuna 1 por la Coalición Cívica), vecinos de San Nicolás realizaron un “banderazo” frente al predio abandonado. Volvieron a juntar firmas. El lunes 5 de junio, Espil  expuso ante la comisión de Salud de la Legislatura y los diputados  aprobaron el pedido de informes. Antes de bajar al recinto debe cumplir el ritual de las observaciones.
La pirámide burocrática es impenetrable a la hora de atender un reclamo de  los vecinos. Una ordalía de  trámites, exposiciones y presentaciones hacen de barrera defensiva. Es así como, muchas veces, una necesidad genuina de los vecinos se transforma en prenda de cambio para funcionarios inescrupulosos. Trocan reclamos por prebendas.

la3
Vivimos en una ciudad donde la prioridad son los negocios, no las personas.  Tenemos administraciones  despiadadas con el interés común, pero flexibles y laxas a la hora de entregar a pocos lo que es de todos.

——————
Notas relacionadas:
CESAC de calle Viamonte: 2000 firmas y ninguna respuesta

La Ciudad que NO queremos padecer

La Salud Pública en el Centro.

Piden Informes sobre el Abandono de un Centro de Salud.

Preconsejo Comuna 1.

La Comisaría de Macri.

Abandono Sanitario en el Centro de la Ciudad I

Abandono Sanitario en el Centro de la Ciudad

Una obra inconclusa.

La Ciudad que No Queremos.

Los Laberintos de la Participación.

¿Infierno en “El Centro de Buenos Aires?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.