La Carpa de la Dignidad

Lunes 21 de abril. En la plaza de la República suena una cumbia. Alrededor de la plaza, el cerco naranja de los chalecos de la Policía Federal intimida. En el centro de la plaza, se instala una gran carpa. Adentro, seis personas inician una huelga de hambre: “exigimos que Macri nos dé una solución habitacional” comenta uno de los huelguistas.

A las 10 de la mañana, los vecinos nucleados en la Corriente Villera Independiente (CVI), comenzaron a armar una inmensa estructura de metal frente al Obelisco porteño. Antes, tuvieron que sortear el fuerte operativo policial montado por la Policía Federal. “Al principio pensamos que íbamos a tener algunos roces, pero finalmente se quedaron ahí y nos dejaron armar la carpa tranquilos”, dice Dora Mackoviak de la Villa 31 bis, señalando el cordón policial, y agrega: “Esta es una medida pacífica: una huelga de hambre, que hacemos los representantes de las 17 villas porteñas, para reclamarle al Gobierno de la Ciudad que cumpla la ley de urbanización de nuestros barrios”.

cd
A las 13:00 está pautada conferencia de prensa. Aún falta colocar la lona del techo, se interrumpe en armado y un centenar de periodistas ingresan a la carpa. En el suelo hay una hilera de colchones, frazadas y decenas de bidones de agua. “Esta es una huelga de hambre por tiempo indeterminado hasta que el gobierno de Mauricio Macri se haga cargo de la urbanización de las villas de Buenos Aires. Esta es `La Carpa de la Dignidad` y la huelga no es un daño hacia nuestros cuerpos, es un acto de amor y justicia hacia nuestra comunidad”, dice Rafael Klejzer en la conferencia de prensa.
“Las villas deben formar parte del entramado de los barrios de la ciudad de Buenos Aires”, señala Klejzer y puntualiza: “los sectores medios deben entender que nosotros somos trabajadores, somos los que construimos sus casas, cuidamos a sus hijos y recolectamos sus residuos”.

cd2
En las paredes de la carpa, han pegado fotos de sus de sus oficios, de las inundaciones, de las calles rotas, del agobio de las edificaciones. Los voceros de la Corriente Villera leen los puntos que exigen en esta medida de fuerza:
• Que se declare la emergencia habitacional, socio-ambiental, socio-sanitaria y socioeducativa en las villas de la Ciudad.
• Que se cumpla con la ley de urbanización que contempla la radicación de los habitantes de las villas.
• Que se lleve a cabo una auditoria de las cooperativas y empresas que trabajan en sus barrios.
• Que se regulen alquileres y subsidios habitacionales.
• Que se deje de criminalizar la pobreza.

cd1
“Tuvimos que llegar a esta instancia porque desde el año pasado el Gobierno de la Ciudad decidió cortar todo tipo de diálogo con nosotros”, dice Dora Mackoviak y explica: “No se está cumpliendo la ley de reurbanización de las villas. Hemos tenido reuniones con funcionarios del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) pero nunca llegamos a nada concreto, nunca nos dan una solución”.
A las 13:15, seis integrantes de la Corriente Villera Independiente han iniciado una huelga de hambre, que se extenderá por tiempo indeterminado, “hasta que el Gobierno de la Ciudad atienda nuestros reclamos”, comentan y explican que los que los huelguistas rotarán cada cinco días. Comienza a sonar la cumbia, en la Carpa de la Dignidad, cada día, se realizarán mesas debates, paneles y recitales.

Llamado de atención
La investigadora del Conicet María Cristina Cravino opinó que el reclamo de la Corriente Villera Independiente en el Obelisco es “un llamado de atención frente la política de maquillaje” del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
“Una política de vivienda en serio no es mejorar el espacio público, o los servicios solamente. Es posibilitar el acceso a una vivienda nueva a quienes no tienen techo”, dijo Cravino, que dirige la Maestría de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de General Sarmiento.
La investigadora dijo que “se necesitan planes de vivienda, o el mejoramiento de las viviendas existentes para dar respuesta al crecimiento de la población en las villas”.
“Todo lo que se hizo en función de la urbanización de las villas fue superficial. En la 19, por ejemplo, la política de urbanización es muy cuestionable ya que se aprobó como condominio un espacio de 72 metros cuadrados, basándose en una norma de 1992 que era una excepción, sin importar cuántas personas vivían”, dijo la investigadora al contextualizar el reclamo de los habitantes de villas que desde ayer montaron una enorme carpa en el Obelisco.
La Ley 148 de 1998 estableció que se urbanizaran todas las villas de la ciudad, nunca se concretó. En 2009 se sanciona la ley 3343, de Urbanización del Barrio Carlos Múgica (ex villas 31 y 31 BIS), la misma contemplaba la apertura de calles, construcción de escuelas y servicios de luz, agua y gas en un predio, tampoco se cumple en todos sus términos.

cd3

Huelga de hambre. Día 2
Hoy martes se llevaran a cabo las siguientes actividades en la plaza de La República:
-14 hs: Radio Abierta
-18 hs: Panel “El Padre Múgica: ejemplo de lucha y solidaridad” con Jorge Rulli y Vicente Zito Lema
-20 hs: Recital de Frecuencia Hip Hop: SEO MC e Inti Rap, JAvito Poemuffin De La Flor
-22 hs: Cine debate: “Los caminos malditos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.