Violencia y situación de calle

en sus distintas manifestaciones por Mariane Pécora ¡Pedir no es delito!, alcanza a gritar, mientras tres policías aplastan con ferocidad su cuerpo contra el piso. La escena transcurre un soleado mediodía de mayo en la rambla de Puerto Madero, a escasos metros de un restaurante donde los comensales permanecen indiferentes. (Leer más…)