Elecciones 2011: Observación Electoral

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires publicó un informe sobre la  fiscalización que ese organismo llevó a cabo, a través del Programa de Observación Electoral, de las elecciones del 10 de julio

En el mismo se señala que no se suscitaron mayores inconvenientes durante el acto comicial. Sin embargo, advierten sobre la falta de accesibilidad para personas con capacidades reducidas, incumplimiento de normas de seguridad de algunos establecimientos y demoras en la constitución de algunas mesas.

El trabajo de campo se realizó con 41 equipos de observadores, distribuidos en las 15 comunas de la Ciudad de Buenos Aires, que  verificaron el 32% de los establecimientos utilizados y el 25% de las mesas habilitadas. En tanto, la Defensora del Pueblo, Alicia Pierini, observó personalmente el desarrollo de las elecciones en la Unidad Penitencia de Villa Devoto.

De los 197 establecimientos observados, 147 se corresponden con escuelas públicas y el resto con escuelas de gestión privada o universidades. El 61% no cuenta con medios (como rampas o ascensores) que faciliten la accesibilidad a electores no videntes, con movilidad reducida y a adultos mayores.

Del 39% de los establecimientos que poseen medios para facilitar la accesibilidad, el 11% registra problemas para su uso, por lo cual el 72% de los lugares no es plenamente accesible. Además, el 85% de los establecimientos no tiene baños para discapacitados.

Respecto de la señalización de las salidas de emergencia, en el 30% de los casos no se observó la señalización correspondiente. En cuanto a la existencia de planos de evacuación, en el 38% de los establecimientos no contaba con planos colocados en lugares visibles, situación que si se registró en el 62% restante.

Al verificar la existencia de matafuegos se comprobó su existencia en la casi totalidad de los establecimientos (92%). Sin embargo, el 18% de los mismos no estaban en condiciones técnicas adecuadas (falta de obleas, obleas vencidas, sin carga, etc.).

En casi todos los lugares habilitados para votar se colocaron los padrones en forma visible al ingreso del establecimiento (95%). También se verificó la existencia en casi todos los establecimientos de los delegados del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires (96%).

En cuanto a garantizar el derecho al sufragio, se observó que casi el 74% de los establecimientos dispuso de un cuarto oscuro especial para discapacitados y/o personas de movilidad reducida, esfuerzo que se vio dificultado por los problemas de accesibilidad arriba mencionados.

Sobre el desarrollo del acto eleccionario, en  cuanto a la constitución y apertura de mesas, se observó que el 65% no logró constituirse a las 7:45 horas y, lo que es más significativo aún, apenas el 18% pudo abrir a las 8:00 horas.

El material electoral estuvo completo a las 7:45 horas en el 66% de las mesas, registró faltantes el 13% y no llegó en tiempo y forma en aproximadamente el 20% restante. Cuando el material no estuvo completo, los principales faltantes fueron de boletas oficializadas (8,9%), padrones (4%), sellos y sobres (3%), urnas (3%).

En cuanto a la presencia de autoridades de mesa, al momento de la apertura se encontraban presentes el 74% de los presidentes y el 67,5% de los suplentes.

De acuerdo a la información cualitativa suministrada por los observadores, uno de los principales problemas para la apertura se originó en que muchos establecimientos no se abrieron a los electores hasta que no se constituyeron la totalidad de las mesas que se encontraban en los mismos.

Respecto al desarrollo del acto comicial y a las condiciones del cuarto oscuro, en casi todos los casos tenía un único acceso utilizable y visible y garantizaban el secreto del voto.

Por otra parte, el 87,5% de las mesas se encontraban ubicadas en lugares visibles y de fácil acceso. Por lo general, las condiciones ambientales en que desarrollaron sus actividades las autoridades de mesa fueron buenas (82%) o regulares (14%).

En cuanto al control de las boletas no se detectaron mayores inconvenientes. Casi el 80% de los presidentes de mesa manifestó que no hubo faltantes de boletas y apenas el 13% respondió que faltaron en una ocasión.

La finalización del acto electoral se observó que el  80.5% de las mesas cerró a las 18:00 horas como dispone el Código Electoral, mientras que el 19.5% restante lo hizo después de esa hora.

En cuanto a los ciudadanos que se encontraban haciendo cola para votar a la hora de cierre en el 18% de las mesas había entre 1 y 5 electores, en el 9% había más de 10. En el 70% de las mesas no había electores esperando para sufragar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.