Inundaciones: elevan pedido de interpelación a Macri

Legisladores porteños de la oposición elevaron un pedido de interpelación a Mauricio Macri para que brinde explicaciones sobre el accionar de su administración tras el temporal que costó seis vidas en la Ciudad e innumerables pérdidas materiales a raíz de las inundaciones de distintos barrios porteños.

El legislador Claudio Palmeyro (JP), autor de la iniciativa,  manifestó al respecto: “Mientras fallecía gente y a los vecinos se les inundaban sus casas, Macri estaba de vacaciones en Brasil. Queremos que explique cómo procedió el gobierno porteño, qué respuesta les dará a las víctimas y qué hará de acá en más para que hechos como el recientemente vivido no vuelvan a dejar estas lamentables secuelas”.

Por otra parte, ingresaron a la Legislatura otros tres proyectos. Uno para aumentar de 8.000 a 20.000 pesos el subsidio por inundación;  otro para la condonación del ABL por cinco años a quienes hayan sufrido daños por la tormenta; y una tercera iniciativa que solicita se le exija al Shopping Dot que termine sus obras para evitar inundaciones en el barrio Mitre.

Esta mañana, el Gobierno porteño, anunció  que el Banco Ciudad de Buenos Aires ofrecerá créditos para que los damnificados por las inundaciones puedan reponer bienes perdidos o bien reacondicionar viviendas afectadas..

Subejecución presupuestaria en obras de infraestructura clave

Según se desprende de un informe elaborado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública, la Ciudad de Buenos Aires presentó para el año 2012 sub-ejecuciones presupuestarias en obras clave de infraestructura claves  -como gastos en cloacas y subtes que, respectivamente, alcanzan el 15% y 56% del monto previsto para esos rubros.

El informe del cuatro trimestre de 2012 revela que los gastos de capital, que representan un 14% del gasto total del Presupuesto, tiene un nivel de ejecución del 74%.

Agrega además, que en particular en las obras de infraestructura más importantes, la ejecución respecto de lo presupuestado baja considerablemente.

“Entre las obras más importantes desde el punto de su volumen de gasto se destacan las de Ampliación y Expansión de la Red de Subterráneos, con $459 millones devengados pero un porcentaje de ejecución de solo el 56,8%”, indica el texto.

Asimismo, “entre los proyectos de relevancia presupuestaria que muestran una marcada subejecución, se encuentran las Obras de Infraestructura Urbana del Ministerio de Desarrollo Urbano, con un devengado de apenas el 4,3% sobre un crédito de $106,4 millones, las de Desarrollo de la Infraestructura de la Red Pluvial, con un 14,9% sobre un presupuesto de $44,9 millones”.

A esto se suma “el programa de Administración y Control del Tránsito y el Transporte, con un 31,1% (de ejecución) sobre (un monto total de) $162,3 millones asignados, y las obras del programa Vivienda con Ahorro Previo, con un 49,2% sobre $161,9 millones de crédito vigente”.

En cuanto a las obras para “Cuidado y Puesta en Valor de  Espacios Verdes, con $251,2 millones, el Plan de Integración Digital, que incluye la entrega de netbooks a alumnos de las escuelas primarias de la Ciudad, por el cual se ejecutaron $230,1 millones, las obras de Infraestructura Escolar, con $208,9 millones pero también con bajo nivel de ejecución (68,6%)”.

En tanto, el programa de Mejoramiento de las Vías de Tránsito Peatonal y Vehicular, con $198,0 millones y el Programa de Gestión de Riesgo Hídrico, con $ 170,5 millones, tienen una ejecución del 74,1%.

Desde los últimos cinco años, las tasas de variación interanual del gasto corriente -que representa el 86% de lo ejecutado y (el grueso comprende salarios)-, “mantienen un crecimiento moderado”, en tanto el gasto en infraestructura “se manifiesta como variable de ajuste ante las variaciones de las actividad económica y consecuentemente en la recaudación”.

A modo de resumen, el trabajo señala que la Ciudad de Buenos Aires ejecutó un total de 33.435,7 millones de pesos en el cuatro trimestre del año pasado, donde el 50% se destinó a salarios, 22% fueron a gasto de consumo, y sólo un 14% fue destinado a bienes capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.