Teatro Liceo: El más antiguo de la Ciudad

Es el teatro en pie más antiguo de la Ciudad de Buenos Aires. Está emplazado en barrio San Nicolás (en la esquina de Av. Rivadavia y calle Paraná), frente a la plaza Lorea y a escasos cincuenta metros de Avenida de Mayo. En 1873 el empresario francés Tourneville  llamó El Dorado al barrancón de madera donde su companía representaba las funciones. Posteriormente tuvo otros propietarios y su nombre fue variando. En 1877 representaba compañías italianas y se llamaba “Goldoni”. Se llamó también El Progreso, y Rivadavia. En 1893 fue reconstruido bajo la dirección técnica y planos del arquitecto Arnaldi. El 16 de Mayo de  1907, comenzó a llamarse El Moderno; hasta que en 1918 adopta su actual nombre, en conmemoración al lugar donde Sófocles daba sus conferencias en Atenas.

Entre 1880 y 1914 se inauguran numerosas y suntuosas salas teatrales en Buenos Aires. Testigo de esas épocas es el Teatro Liceo. Por el escenario de este teatro, el que continúa ostentando orgullosamente sus formas y decoración originales,  transitaron figuras destacadas tales como: Jerónimo y Pablo Podestá (ilustre familia de actores y comediantes impulsores del teatro criollo), Camila Quiroga, Luis Arata, César Ratti, Eva Franco y Paulina Singerman – entre otros-.

En 1993 corrió peligro de cierre. Eran años aciagos para el teatro. El empresario Carlos Rottemberg se hizo cargo del mismo en ese momento y conservó su nombre. En el año 1986 el Museo de la Ciudad le otorgó un diploma reconociéndolo como “Testimonio vivo de la memoria de la Ciudad”. En tanto que ha sido declarado tanto a nivel nacional como de la Ciudad de Buenos Aires  “edificio de valor histórico”