La pobreza no puede esperar

por Mariane Pécora Tercera entrega La friolera del Operativo Frío Lucas es un muchacho alto, de cabello rojizo, pecas en la nariz y piercings en las orejas, tiene 27 años y está en situación de calle desde 2016. “Antes tenía trabajo y ahora es un vaivén, está muy difícil pero de vez en cuando consigo alguna changa y pago algún hotel”, dice. Tampoco asiste a los dispositivos (paradores) del Gobierno (Leer más…)