Justicia por Lucía Pérez y por todas las Lucías

s un 8 de octubre frío y sombrío, pese a ser primavera, la cuadra de Talcahuano al 500 está cortada y sobre el pavimento se inscriben los nombres de las víctimas de femicidios, travesticidios y crímenes de violencia sexual que no han sido juzgados. Son tantos que forman un camino interminable frente a la fachada de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, alrededor de una pintada donde se (Leer más…)