(A)cerca del estrés laboral

Lic. Hugo Funes
Red Asistencial de Buenos Aires

El estrés es un resultado entre el entorno y el individuo, que agota sus recursos y pone en peligro su bienestar.

Muchas veces ansiedad y estrés se usan como sinónimos, entendiendo en ambos casos un mismo tipo de reacción emocional. Sin embargo existen algunas diferencias.

La ansiedad es una reacción emocional de alerta ante una amenaza, pero el estrés es un proceso más amplio de adaptación al medio.

El estrés supone una reacción compleja a nivel biológico, psicológico y social.

Cuando un individuo está sometido a estrés, la primera reacción es ansiedad, y los síntomas más frecuentes de ansiedad son:

A nivel psicológico, preocupación, temor, inseguridad, dificultad para decidir, dificultad para pensar.

A nivel fisiológico, sudoración, tensión muscular, palpitaciones, taquicardia, molestias gástricas, dificultades respiratorias, dolor de cabeza, nauseas.

A nivel motor, fumar, comer y beber en exceso, tartamudear, quedar paralizado, llorar.

El estrés además de producir ansiedad puede producir ira y depresión, también agotamiento físico y falta de rendimiento y si es muy intenso puede producir enfermedades físicas y mentales.

El estrés laboral es la interacción, desfavorable para el sujeto, entre sus atributos como trabajador y las condiciones de trabajo, que conduce a trastornos psicológicos y conductas insanas, y de persistir a la enfermedad.

Producto de una demanda laboral excesiva, en que el trabajador realiza un sobre esfuerzo, con una respuesta emocional de ansiedad para lograr una adaptación.

La construcción del desgaste es diferente en cada persona. Los sujetos más jóvenes son los de mayor vulnerabilidad.

También son más vulnerables los individuos que se presentan débiles en recursos socio afectivos, o inseguros en distinguir límites entre lo personal y lo laboral. Controlan con dificultad sus impulsos hostiles, mostrándose impacientes e intolerantes con bajo umbral ante la frustración. Manifiestan escasa confianza en sí mismos, y dependen de la aprobación de los demás.

Son causa de estrés laboral la falta de reconocimiento, bajas remuneraciones, intensa carga de trabajo, horarios prolongados.

Los trabajadores estresados tienen niveles bajos de productividad, y tienden al ausentismo. Sufren un impacto que se refleja en la salud, en las relaciones familiares y desempeño laboral.

Para protegerse del estrés laboral es importante contar con redes de apoyo social, por ejemplo compañeros de trabajo, familiares o amigos. La variable interpersonal cobra importancia cuando lo institucional no cumple sus objetivos.

En general, los trabajadores poseen escasa información acerca de las causas sobre el estrés laboral. Se convierten entonces en agentes pasivos, por no tener recursos adecuados para afrontar el problema. Esto conduce al refuerzo del sentimiento de indefensión, escepticismo y desesperanza, que de por si genera el estrés laboral.

Pero si bien el desencadenante suele ser externo, la crisis siempre pertenece al mundo interno. Entonces el trabajador queda encerrado en pocas alternativas, abandonar el trabajo, o enfermar.

Si decide consultar a su analista, podrá descifrar alguna de sus dificultades y encontrará algunas respuestas, pero también otras preguntas…

*Red Asistencial de Buenos Aires. Tel.: 4382 4734 / 4382 2280

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.