Clausuran la Casa del Pueblo

Alarma la sistemática clausura de centros culturales que viene llevando a cabo el Gobierno de la Ciudad: el Café de los Patriotas en la calle Nicasio Oroño al 2200; Compadres del Horizonte y Centro Víctor Jara, en Parque Patricios; La Casa de Teresa y Vuela el Pez, ambos en Villa Crespo, el centro cultural El Sueñero en el barrio de La Boca, son algunos ejemplos.
El tres de julio pasado el Centro Cultural Rosa Luxemburgo en el barrio de San Telmo detuvo una inminente clausura, cuando sus ocupantes demostraron que el Centro era a su vez la sede del Partido de las Asambleas del Pueblo. Esta acreditación, como sede de un partido político, les valió para detener el procedimiento.
No corrió la misma suerte el Centro Cultural El Sueñero del barrio de La Boca. En la madrugada del domingo 18 de agosto, los inspectores de la Agencia Gubernamental de Control clausuraron el local por no contar con “habilitación comercial”. Vale recordar que en este ese espacio funcionan un Centro de Formación Profesional reconocido por el Ministerio de Trabajo, y una sede del Plan Fines.
El viernes 22 de agosto, el ojo estuvo puesto sobre el Centro Cultural Casa del Pueblo, sede de la Unidad Socialista para la Victoria en Capital. En medio de un Festival sobre Diversidad,  los inspectores del Gobierno irrumpieron en el lugar  alegando que allí funcionaba un café-bar. Andrés Imperioso responsable de la Juventud Socialista, relató a Periódico VAS, que actuaron de manera intimidante, amenazando permanentemente con acudir a las fuerzas policiales.
“Querían entrar a toda costa. No los dejamos. Argumentamos la defensa del este lugar como espacio político. Sin embargo ellos amenazaban constantemente con llamar a la policía y pedían nuestros datos. No sabemos en qué consiste esta clausura. La lógica de habilitaciones del macrismo excluye nuestros espacios”, señala Imperioso.
Las actividades que se estaba desarrollando en la Casa del Pueblo consistía en una charla debate con diversos oradores, la puesta de obra de teatro de la Cooperativa Arte Trans, la proyección de un documental y varias exposiciones de arte, fotografía y música.
“Teniendo en cuenta el carácter político de la jornada, sobre un tema tan importante y sensible para la sociedad, como es el de la diversidad sexual, consideramos que el accionar del gobierno de Macri es antidemocrático y represivo. Resulta evidente que el objetivo es clausurar espacios donde se hable de política”, señalaron en un comunicado los integrantes de la Casa del Pueblo, donde además de repudiar la arbitraria clausura de la histórica Casa del Pueblo, manifiestan que seguirán denunciando “la sistemática persecución a los centros culturales y políticos en la Ciudad”.
La Casa del Pueblo está ubicada en la calle Entre Ríos 488. Históricamente se reconoce el lugar  como centro de referencia de los socialistas. Actualmente funciona como sede nacional del partido Unión Socialista para la Victoria (USPV), cuyo referente principal es el diputado nacional Jorge Rivas. La Juventud Socialista, desde la Casa del Pueblo, lleva a cabo diferentes propuestas culturales para  promover un ideario igualitario y la integración barrial.
Esta escalada de clausuras asusta. ¿Qué se hace en los centros culturales? Teatro, cine-debate, reuniones, fiestas, peñas, lecturas, candombe, rock, tango, folclore, murgas… No se entiende. ¿Son actividades peligrosas? Probablemente. La cultura que crece desde abajo, la verdadera cultura que nutre el tejido social, la formada desde las necesidades, las alegrías y los sueños de los vecinos, es peligrosa para la clase política y las corporaciones. Puede ser un obstáculo muy serio para la manipulación mediática, el clientelismo, las elecciones, la construcción de una ciudad de exclusión, y los negocios de las corporaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.