Desde la Patria Grande hasta la pequeña Venecia

Hasta hace pocos días, la otrora calle Venezuela se llamó  República Bolivariana de Venezuela.  Tal como lo dispone la Ley 4441, aprobada por la Legislatura porteña el 13 de diciembre de 2012 y promulgada el 16 de enero de 2013, que dice: “Modifícase el nombre de la calle Venezuela por el de República Bolivariana de Venezuela”, y lleva estampada la rúbrica del vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo y del secretario parlamentario Carlos Pérez
Desde que esta Ley fue publicada en el Boletín Oficial del 23 de enero del año pasado, los carteles indicadores de esta arteria  fueron debidamente modificados: en cada uno de ellos rezaba, hasta hace poco, muy pocos días: “República Bolivariana de Venezuela”.Era verdaderamente un cambio favorable y justo. Había que reconocer e identificar a un enorme país sudamericano, que fuera desde sus inicios precursor de la emancipación y la unión latinoamericana, por su característica esencial: “República Bolivariana”. “Venezuela”, remite sólo Venecia, a una pequeña Venecia, que resulta una identificación colonialista y algo despectiva. El cambio fue justo.

Sin embargo, el viernes 26 de febrero los vecinos del barrio de San Telmo advirtieron que la calle volvía a llamarse nuevamente Venezuela, por obra y gracia de una bandita azul que tapa la leyenda descripta en la Ley 4441. Hasta el momento no se sabe quién o quiénes pudieron obrar con tamaña impunidad para tapar parte del nombre de la calle y dar por tierra  con la República Bolivariana de Venezuela. Lo cierto es que, hasta hace dos días,  el único cartel que quedaba con el nombre completo de la calle, es el ubicado en el cruce con la Avenida Ingeniero Huergo. La cuestión da que pensar, en estos tiempos tan especiales y críticos donde se recrean en el país hermano las aspiraciones coloniales, las luchas emancipatorias y los sueños de la Patria Grande.

venezuela1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.