Despidos en el Centro Cultural Ricardo Rojas

Docentes recientemente despedidos del Centro Cultural Ricardo Rojas, se congregarán  mañana miércoles 22 de febrero a partir de las 8 horas, en Av. Corrientes 2038, para exigir a la licenciada Cecilia Vázquez, Coordinadora General Adjunta de Cultura ese instituto, dependiente de la Universidad de Buenos Aires del Centro Cultural Ricardo Rojas, que implemente la reincorporación de los compañeros Alejandro Belkin, Paula Belmes, Mariela Delnegro,  Agustina Lizzi, Manuel Ferrer, miembros de la Comisión Directiva de la Asociación Gremial Docente  (AGD) en el Centro Cultural Rojas.

Un comunicado al respecto emitido por la AGD, expresa que “resulta increíble que las autoridades de la UBA, violen la letra y espíritu de las leyes vigentes y los pacíficos fallos de la actual Corte Suprema de Justicia en relación con la tutela sindical y el derecho a la organización de los trabajadores en los lugares de trabajo”; y añaden que “estos despidos no son gratuitos. Intentan descabezar un movimiento que pretende terminar con la precariedad laboral: los compañeros docentes que trabajan en el Rojas son monotributistas y tienen sólo contrato a término sin reconocimiento de la relación laboral docente. Y, por otra parte, violando todos los acuerdos salariales vigentes, desde hace dos años tienen congeladas sus retribuciones”.

Según la entidad gremial, desde el mes de diciembre pasado,  viene reclamando a la dirección del Centro Cultural una reunión entre el sindicato y los delegados para llevar esos planteos y abrir una mesa de negociación, algo inexistente en una institución que flexibiliza a todos los docentes.  Tras lo cual “la decisión de dejar en la calle a los delegados, quienes se vienen desempeñando desde hace años en la institución, atenta contra los más elementales derechos de los trabajadores a organizarse, a elegir a sus representantes y a que esos representantes estén protegidos frente a la arbitrariedad y autoritarismo de las patronales”.

Finalmente la AGD advierte que “hará las pertinentes denuncias y presentaciones ante el Ministerio de Trabajo y la Justicia en defensa del primero de los derechos: el derecho a organizarnos”. En tanto que  exige a la Dirección del Rojas y al Rectorado de la UBA “el fin de la persecución gremial y la reincorporación inmediata de los cinco compañeros y compañeras despedidos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.