El TC 2000 no respeta el Patrimonio Histórico

A tres días del inicio el de TC 2000, crecen las advertencias sobre los daños que la carrera podría causar en los edificios centenarios que pueblan el casco histórico. Hace tres semanas, la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos envió una carta a Mauricio Macri para pedirle que revea el recorrido porque consideran que las vibraciones podrían arruinar el Cabildo.

El circuito pactado entre el Gobierno, la organización del TC 2000 y la productora encargada del evento (R2) comprende las avenidas avenidas de Mayo, 9 de Julio y Diagonal Norte. Por eso, el temor de la Comisión que cuida los monumentos, y de otros expertos en patrimonio, es que las vibraciones de los autos de alta competición puedan generar rajaduras en fachadas o cimientos en edificios construidos cuando ni siquiera existían los motores a combustión.

Entre las construcciones que  se considera podrían  presentarse mayores riesgos figuran: la Manzana de las Luces, la Casa de la Cultura (ex edificio de La Prensa) e incluso el Teatro Colón. Para graficar la fragilidad de los edificios, los proteccionistas recuerdan que en 2003, se cambiaron los recorridos de 9 líneas de colectivos para evitar que dañaran las construcciones de la zona.

A pesar de las advertencias, desde la Subsecretaría de Deportes descartaron que se  cambie el circuito pautado. “Las vibraciones que se produce en un día normal, por el subte y el tránsito, son diez veces superiores a las que se generan en una carrera de 25 autos”, indicó su titular, Francisco Irarrázaval. Quién descartó también  la posibilidad de que se coloquen  silenciadores para mitigar el sonido de los motores. En cuanto a la velocidad,  informó el funcionario,  que habrá topes para que los vehículos no excedan los 190 kilómetros por hora.

Desde  el Gobierno porteño aseguraron que ya se realizaron todas la pruebas para garantizar la seguridad del evento, tanto para el el público como para el patrimonio. Y que el recorrido fue aprobado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Sin embargo,  la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, consideró que las medidas son insuficientes. “El interés de la FIA es que no ocurran accidentes, pero no se preocupa por el mantenimiento de los edificios”, alertó el Defensor Adjunto, Gerardo Gómez Coronado, encargado del área de preservación patrimonial.

En tanto la Agencia de Protección Ambiental  (APRA)  indicó que falta estudio de impacto ambiental, y agregó que  nunca recibieron los estudios al respecto. Más aún, el expediente ni siquiera fue abierto. Según especifica la ley, es la Agencia Gubernamental de Control la que debe autorizar la realización de eventos públicos. Pero la APRA es la encargada de aprobar o rechazar las pruebas que debe realizar la empresa organizadora.

En 2010 la Legislatura de la Ciudad porteña, por iniciativa de los legisladores del PRO, derogó la ordenanza 17.348  sancioandaen 1961  que prohibía la realización de carreras automovilísticas callejeras. Desde entonces, el gobierno de Mauricio Macri comenzó las gestiones con las autoridades de TC2000 para concretar un evento de estas características en el casco histórico de la Ciudad.

La respuesta de la oposición al macrismo y de los organismos defensores de monumentos y edificios históricos no se hizo esperar. La diputada Delia Bisutti (Solidaridad e Igualdad) refutó esta decisión y presentó un contraproyecto para que se vuelvan a vetar este tipo de actividades aduciendo “riesgos para la seguridad de las personas y el medio ambiente”.

Ante la falta de  respuesta de parte del oficialismo, este lunes la legistadora  presentó  una medida cautelar en la Justicia de la Ciudad para intentar suspender la carrera de TC2000 prevista para este fin de semana  por considerar que  “no hay estudios serios por la seguridad”.

Bisutti explicó que su presentación “pide que se suspenda la carrera de TC 2000 hasta tanto el Gobierno porteño no presente informes serios sobre la seguridad de todos”.

Semanas atrás la diputada envió cartas documentos a los funcionarios de la Ciudad encargados de la organización del acontecimiento pero según afirmó “al recibir como respuesta documentación imprecisa, incompleta y faltante de información acudió a la Justicia para que accione frente a la situación planteada”.

También,  la Asociación Basta de Demoler envió una carta al Jefe de Gobierno en donde puntualiza su reclamo por el daño al que se encontrarían sujetos los edificios históricos  lindantes con el circuito proyectado para la segunda fecha del Súper TC2000, del 30 de marzo al 1 de abril próximos.

La misiva remarca que no se ejecutaron los estudios requeridos para analizar la viabilidad del evento en aras de la conservación de los monumentos históricos. También menciona la intervención de la Defensoría del Pueblo y la Comisión Nacional de Monumentos Históricos pidiendo la modificación del recorrido original para evitar daños estructurales derivados de las vibraciones provocadas por el veloz paso de los vehículos.

Hasta el momento no hubo respueta alguna a los reclamos y la organización del  TC 2000, sigue avanzando. Como viene sucediendo en la actual gestión del gobierno proteño el  afán de lucro sigue primando por sobre los intereses ciudadanos.

 

Comentarios

  1. Entiendo que al Sr. Jefe de Gobierno lo único que le interesa cuidar de la CABA, es el llamado “Barrio Parque”, así la casa de Don Juan de Dios FILIBERTO, del cual seguramente su cultura no le permite saber de quien se trata sigue sin definirse.

    El día 7 del corriente me llamaron de la Casa de la Cultura, para decirme la Licenciada ALCARAZ, que se estaba reviendo el veto y, que además se me pedía disculpas por lo pasado. Lo cual significaría comenzar de fojas cero.

    Una de dos o la intolerancia cultural de MACRI, no le permite ver más allá de su supuesto “progreso” léase piqueta. O tiene un ácido sentido del humor como para seguir con el tema y agraviar a los familiares del Maestro FILIBERTO. Gracias eternas a Susana RINALDI.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.