Festival por la expropiación del Bauen

Los trabajadores del hotel Bauen realizarán un festival popular el 7 de septiembre próximo para reclamar la sanción de una ley de expropiación en favor de esa empresa cooperativa recuperada en el 2003.

Federico Tonarelli, presidente de la Cooperativa de Trabajo Bauen, manifestó  al respecto que  “el objetivo de  este acto-festival es continuar la campaña para conseguir la sanción de la ley”. El festival,  comenzará a las 16 horas, frente al Bauen (Callao y Corrientes)  y contará con la  actuación de destacados grupos de rock, reggae y otros artistas.

También  estarán presentes movimientos sociales y políticos “que reconocen en el Bauen a un espacio propio, siempre abierto a sus asambleas, reuniones y encuentros”, señaló Marcelo Ruarte, fundador de la cooperativa en el 2003, su primer presidente y actualmente encargado de la relación con la prensa.

“El proyecto de expropiación toma en cuenta el papel que puede jugar el Estado como acreedor de los antiguos patrones por una deuda contraída durante la última dictadura y estimada en 8,6 millones de pesos por un fallo judicial de 2007”, dijo Tonarelli.

Esta deuda surge de un crédito blando del ex banco estatal BANADE  al que accedió en 1978 la familia Iurcovich para la construcción del Bauen, gracias a sus contactos con exponentes de la dictadura, y que nunca canceló.

“Hace falta la voluntad política del Estado de jugar a favor de esta acreencia de más de 30 años y a favor de los trabajadores que gestionamos desde hace ocho años el hotel, ahora al 100 por ciento de su capacidad y con compromisos asumidos con sus proveedores y clientes”, subrayó el presidente de la Cooperativa.

El hotel autogestionado, en el que trabajan unos 160 cooperativistas, tiene alrededor de 190 habitaciones en uso y grandes salones con capacidad para servir almuerzos o cenas para  300 personas al mismo tiempo.

El establecimiento había sido cerrado el 28 de diciembre de 2001, abandonado y vaciado, hasta que 20 de sus trabajadores lo reabrieron en marzo de 2003 e iniciaron el camino autogestionario, que se afianzó en el 2004.

El proyecto de ley de expropiación presentado por la diputada Victoria Donda con la firma de otros 14 legisladores tuvo ya dictamen favorable de la Comisión de Cooperativas, Mutuales y ONGs con el voto de todos sus integrantes, excepto Paula Bertol (PRO).

“Como no hay todavía un marco jurídico que nos pueda contener a todas las empresas recuperadas, impulsamos un proyecto de expropiación con las particularidades de nuestro conflicto, específico para el hotel Bauen”, señaló Tonarelli.

Además de fundar la expropiación en la “utilidad pública”, el proyecto autoriza al Poder Ejecutivo “a transferir bajo cualquier título o modalidad” todos los bienes del Bauen a la cooperativa conformada por sus trabajadores.

“Junto a este objetivo, nosotros siempre planteamos la salida de la expropiación y seguimos trabajando con la idea de un proyecto marco que aporte a la resolución del conflicto de todas las recuperadas”, subrayó Tonarelli.

Como ejemplo de la falencia legal, citó el caso de “la famosa ley 1529 de la ciudad de Buenos Aires votada en el 2004, que disponía 13 expropiaciones de empresas recuperadas emblemáticas pero que el gobierno porteño jamás hizo efectiva”.

En el mismo sentido, Ruarte expresó que la Legislatura neuquina dispuso la expropiación de la Cerámica Zanón sin costo para los trabajadores pero que “el gobierno provincial no pagó” a los acreedores, como estaba previsto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.