Festival Solidario por la recuperación del ex Padelai

El próximo domingo 8 de julio a partir de las 13 horas en Balcarce y San Juan se llevará a cabo un Festival Solidario por la recuperación del ex Padelai.  El evento está organizado por La Cooperativa de Vivienda San Telmo  ltda., y organizaciones de la Comuna 1.

 “Recuperar  el   ex  Padelai   es: Recuperar el derecho a vivienda digna. Recuperar el derecho a vivir en la Ciudad. Recuperar el Patrimonio Histórico de todos los ciudadanos. Recuperar espacio público para el barrio”, reza la convocatoria a este evento, que finaliza con la sentencia  “¡Macri: hacete cargo!”

En el transcurso del Festival actuarán las bandas de rock del barrio de San Telmo y grupos de folcklore. También habrá mesas de serigrafía a cargo del Colectivo Político Ricardo Carpani y puestos de comidas regionales. El acto de cierre del festival está previsto hacia las 17 hs.

 Casi 30 años de lucha

 Entre 1983 y 1984, Miles de familias en  estado de precariedad habitacional, muchas de ellas que habían sido erradicadas-desalojadas de sus viviendas por la dictadura, ocuparon terrenos y construcciones ociosas de la Ciudad. El edificio del ex Paledai,  abandonado desde 1978 por durante la gestión de Cacciattore, fue uno de estos casos.

 Desde 1984 hasta 1990, los habitantes del ex  Paledai, para resistir los reiterados intentos de desalojo, se organizaron y constituyeron  la Cooperativa de vivienda crédito y consumo San Telmo  ltda. – Matrícula Nº 12.254.

 En 1990 y 1991, Como expresión del proceso  de organización y lucha, con  el apoyo de diversas entidades  nacionales  y barriales, se aprueban las Ordenanzas Nº 48.522 y 44.838 que implican la transferencia del  70% del dominio del ex PADELAI a la Cooperativa y se firma de un convenio con el ex Municipio de Buenos Aires, para reciclar los edificios y dotar de viviendas a las familias. El 30% restante se destinaría  a equipamiento comercial (algunos para habitantes de lugar) y comunitario. Dando así, respuesta a tres necesidades fundamentales: laborales, de vivienda y preservación del Patrimonio Histórico.

 Entre 1991 y 1999, ni el ex Municipio, ni el Gobierno porteño, cumplen con el compromiso pactado. Nunca llegan las partidas presupuestarias y  se deja sin respuesta las sucesivas demandas de los habitantes del ex Padelai, sometiendo a mayor degradación el conjunto edilicio

En el año 2000, el Gobierno de la Ciudad  pone en marcha la “Operatoria Padelai” y crea la “Unidad Ejecutora Padelai”, con lo que  pretende desactivar la Cooperativa  presionando a los socios para cancelar sus derechos adquiridos y erradicarlos. Solo realizan asistencialismo y otorgan algunos créditos insuficientes. La mayoría no acepta esta supuesta solución.

 El 25 de febrero de 2003, se produce un violento desalojo y coacción a las familias, en estado de vulnerabilidad,  para que firmen la renuncia a sus derechos con el otorgamiento de magros subsidios y créditos.

Desde entonces, hasta la actualidad el abandono del ex Padelai persiste. Ninguna de las leyes sancionadas posteriormente al desalojo, ni la ley 3.024 que dispuso la expropiación del 70% perteneciente a la Cooperativa, ni la ley 3.142 que cedió el uso del predio al Gobierno de España para la instalación del CCEBA (que ni siquiera invirtió un mínimo de  lo que había comprometido), resolvieron la cuestión de fondo.  Reclamos, pedidos de informe, actuaciones, causas judiciales fueron  dilaciones, abandono edilicio, despojo de derechos de la Cooperativa y del Patrimonio Urbano de San Telmo.

 En agosto de 2011  tras  años de estériles negociaciones,  la Cooperativa resolvió un acampe como  protesta. Luego de  262 días, el 6 de mayo de 2012 reingresa  pacíficamente  al predio y edificaciones, cuya estructura, pese a los deterioros sufridos,  se halla casi en las mismas condiciones que 9 años atrás, cuando el Gobierno denunció su inminente derrumbe para efectuar el desalojo.

 Los magros subsidios y créditos distribuidos apresuradamente tras el desalojo y que muchas familias se vieron obligadas compulsivamente a aceptar para no quedar en la calle, apenas atendían la urgencia y no determinaron el cese de los derechos de la Cooperativa. Una de las pruebas tangibles de ello es que al vaciarlo, el lugar quedó nuevamente en desuso, como en 1978. Estructuralmente las edificaciones no corrían riesgo de derrumbe y funcionalmente no se realizó ningún proyecto cultural ni de preservación patrimonial que merecen. Recuérdese: Allí funcionó hasta 1892 el primer Hospital de Enfermos Crónicos de la Ciudad, pasando en 1892 a manos del Patronato de la Infancia (PADELAI), hasta su abandono en 1978 por el gobierno municipal de facto de la dictadura. Los edificios que lo componen constituyen un conjunto de enorme valor histórico, arquitectónico y urbanístico El más antiguo es obra del arquitecto Juan Buschiazzo, autor entre otros proyectos, de los Hospitales Durand, Muñiz, Ramos Mejía, Rivadavia, Italiano y de los Mercados de San Telmo y Spinetto. Agreguemos a esto su valor como referente del entorno de barrial.

 La justicia aún no ha resuelto  esta situación de despojo, parálisis y abandono, aunque nunca desestimó la propiedad de la Cooperativa  sobre el  70% del predio y edificios. Así lo demuestra la imposibilidad de realizar ninguna modificación sobre las construcciones ni sobre el dominio del predio. Así lo reconoce taxativamente la misma Ley Nº 3024:

Artículo 1°.- “Declárase de utilidad pública y sujeto a expropiación el setenta por ciento (70%) indiviso de los inmuebles que a continuación se detallan, sitos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuya inscripción registral se encuentra a nombre de la “Cooperativa de Vivienda, Crédito y Consumo San Telmo Limitada“ y que conforman el espacio denominado “Ex – Padelai“

 Con el desalojo, la expropiación y entrega al Gobierno español y todo lo actuado hasta el presente por las distintas gestiones de gobierno en la Ciudad, no solo no concluyó el “problema” sino que se agravó.

 Así, el ingreso pacífico al predio de 62 familias que integran la histórica Cooperativa San Telmo Ltda., fue motivado por la falta de respuestas de las autoridades.

 Los 262 días de acampe previo, surgieron de la necesidad de  reclamar por la  legalidad  obstruida. Significa además la inescindible restitución al barrio de su patrimonio y a la cooperativa de sus  derechos adquiridos en casi 30 años de lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.