Los Trabajadores de la Economía Popular se movilizan al Casino de Puerto Madero

La Confederación de los Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) se movilizarán mañana al Casino de Buenos Aires, para reclamar un bono navideño y el reconocimiento gremial. Esta medida de fuerza se replicará en distintas salas de juego de todo el país. Donde la recaudación anual alcanza montos millonarios. En 2013 esta actividad movió 105 mil millones de pesos –monto que equivales a un mes y medio de la recaudación 2013 de Impuestos del Gobierno Nacional-, casi la totalidad de subsidios para la energía y el transporte, y diez veces el monto que se destina a la Asignación Universal por Hijo.
“Desde la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular creemos necesaria la apertura de un Bono Navideño que contemple la necesidad de los trabajadores/as más postergados y precarizados del país”, señala un comunicado de prensa donde afirman también que las necesidades básicas de los trabajadores de la economía popular hoy están satisfechas por ser un sector excluido de los sistemas de protección laboral, pese a que gracias a su fuerza de trabajo constituye un sector significativo en la generación de riqueza, parte elemental de la economía real y la cadena de valor.
Los trabajadores de la Economía Popular, conformado en su gran mayoría por recicladores urbanos, campesinos, vendedores ambulantes y trabajadores autogestivos, no tienen reconocimiento gremial, no pueden discutir paritarias, sobre todo en un momento donde el aumento de precios les juega una pelea difícil de ganar.
“Llega fin de año, y luego de años de crecimiento económico y algunos avances en políticas que benefician a los más humildes (asignación universal por hijo, subsidio a los servicios públicos), el Estado todavía no reconoce a este sector. Lleva adelante políticas redistributivas sin transformar el actual patrón de acumulación y sin pasar del subsidio e ingreso indirecto a un ingreso directo y salario digno y estable”, dice en un comunicado donde aseveran que los trabajadores/as  de la economía popular merecen vivir dignamente.

“Por eso, nos organizamos para construir las condiciones que hacen que el Cartonero (que recolecta y recicla miles de kilos de materia prima todos los días en las calles) las campesinas, pequeños productores y pescadores (que producen miles de kilos de alimento), los cooperativistas de distintos programas sociales (que llevan adelante emprendimientos desde la autogestión, montando carpinterías, polos textiles, herrerías y desarrollando trabajos de infraestructura social con cooperativas de construcción), los artesanos y vendedores ambulantes (aquellos que producen y aquellos que garantizan circulación de mercancía masiva) y trabajadores de Empresas Recuperadas puedan seguir exigiendo derechos laborales como cualquier otro trabajador/a”, explican y exigen “como un derecho impostergable que el Estado otorgue un Bono Navideño para los trabajadores de los distintos programas sociales (Asignación Universal, Argentina Trabaja, PTA, EL, PEC, etc)”.
Además del Bono de Navideño de $ 2000, bregan por la Personería Gremial, salario mínimo vital y móvil, asignaciones familiares, ART, aportes jubilatorios y reconocimiento obra social propia. Como también ampliación de los beneficios de los Programas Sociales (PROEMPLEAR, PROCREAR).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.