Plan Cóndor y La Perla, dos juicios emblemáticos tras 40 años de impunidad

Los juicios «Plan Cóndor» y «La Perla», considerados emblemáticos por las características que envolvió a cada uno, llegaron a su fin en 2016 después de más de tres años en el primero y casi dos en el segundo, de duros testimonios que reconstruyeron el horror que vivió la Argentina y la región durante la década del ’70.

El 27 de mayo, un tribunal argentino dio por probado por primera vez en un juicio iniciado en marzo de 2013 que el Plan Cóndor fue una asociación ilícita coordinada por las dictaduras de Argentina, Brasil, Chile, Uruguay Paraguay y Bolivia para desaparecer personas, condenando a 20 y 25 años de prisión respectivamente al dictador Reynaldo Bignone y a Santiago Omar Riveros -ex director del Institutos Militares- durante la última dictadura.
El tribunal integrado por los jueces Oscar Ricardo Amirante, Adrián Federico Grünberg y Pablo Gustavo Laufer, juzgó a a otros 16 ex militares -15 argentinos y un uruguayo- por el secuestro y asesinato de 105 personas, de las cuales 45 eran uruguayos, 22 chilenos, 13 paraguayos, 11 bolivianos y 14 argentinos.
El juicio tenía 32 imputados, de los cuales sólo 17 tuvieron sentencia ya que otros fueron apartados por razones de salud o murieron sin llegar a conocer el veredicto de los jueces, como en el caso del dictador Jorge Rafael Videla.
También fueron condenados Miguel Angel Furci (25 años de prisión y perpetua), Eduardo Samuel De Lío (12 años), Humberto José Román Lobaiza (18 años), Enrique Braulio Olea (13 años), Luis Sadi Pepa (12 años), Rodolfo Emilio Feroglio (20 años), Carlos Caggiano Tedesco (12 años), Antonio Vañek (13 años), Eugenio Guañabens Perelló (13 años), Felipe Jorge Alespeiti (12 años), Manuel Cordero Piacentini (25 años), Néstor Horacio Falcón (12 años) y Federico Antonio Minicucci (8 años); al tiempo que Juan Avelino Rodríguez y Carlos Tragant fueron absueltos.
El Plan Cóndor nació el 28 de noviembre de 1975 en Chile y funcionó hasta iniciados los años ochenta para perseguir y eliminar a militantes políticos, sociales, sindicales y estudiantiles.
La documentación aportada durante la instrucción, los cientos de declaraciones de testigos en forma presencial y por videoconferencia desde sus países de residencia y la cantidad de víctimas fueron clave para dar cuenta de la existencia de un sistema formal de coordinación represiva entre las dictaduras de la Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia.
También este año, el 25 de agosto, se conoció la sentencia de otro histórico juicio por la cantidad de víctimas involucradas, 716, de las que 279 continúan desaparecidas y 71 fueron identificados sus restos por el Equipo Argentino de Antropología Forense.
El Tribunal Oral Federal 1 de Córdoba investigó y dio por probado delitos cometidos en los centros clandestinos de detención La Perla y La Ribera, en Córdoba: 28 represores, entre ellos Luciano Benjamín Menéndez y el ex mayor Ernesto «Nabo» Barreiro, fueron condenados a prisión perpetua, en tanto dictó cinco absoluciones y el resto de los 43 imputados obtuvo penas de hasta 21 años.
Este megajuicio, conocido como «La Perla/ Campo de la Ribera», que juzgó el terrorismo de estado en Córdoba desde 1975, comenzó el 4 de diciembre de 2014, cuando sumaban 52 los imputados.
A lo largo de 354 audiencias se incorporaron nuevas causas y luego de casi cuatro años donde se recibieron cerca de 600 testimonios, diez de los imputados murieron sin condenas.
Los fiscales acusaron a los imputados de los delitos de privación ilegítima de la libertad, privación agravada, tormentos agravados, tormentos seguidos de muerte, robo calificado, secuestro, violación agravada, homicidio calificado y por primera vez se juzgó en la provincia el robo de bebés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.