Presentan libro sobre fundadora de Madres de Plaza de Mayo

Un libro sobre la vida de una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo y que hasta hoy continúa su lucha por verdad y justicia, Josefina “Pepa” de Noia, será presentado mañana en el marco del ciclo de charlas que organiza la línea fundadora de Madres de Plaza de Mayo.

“Josefina Pepa de Noia. Una Madre de la primera hora”, del historiador Enrique Arrosagaray, será presentado mañana jueves, a las 19 en Piedras 153, primer piso, ciudad de Buenos Aires, en el marco del ciclo “Un Café con las Madres”, dedicado a debatir sobre consecuencias políticas y culturales de la dictadura militar en el Cono Sur.

Josefina García de Noia, conocida como “Pepa”, cumplirá 90 años el 6 de julio y es una de las sobrevivientes de aquel grupo de catorce madres que el 30 de abril de 1977 decidió convocarse en Plaza de Mayo, sin imaginar que a partir de ese día daban nacimiento al movimiento de derechos humanos que supo enfrentar como ninguno a la dictadura militar.

Desde el 13 de octubre de 1976, no deja de buscar a su hija María Lourdes de Mezzadra -secuestrada en su domicilio junto a su esposo cuando tenía 29 años- recorriendo despachos, comisarías, cuarteles, iglesias, embajadas y edificios de la armada, la Fuerza Aérea y el Ejército.

Noia no deja de ir a la Plaza de Mayo cada jueves desde hace 34 años, “siempre que no llueva”, aseguró en diálogo con Télam.

Sobre el libro que recorre su vida familiar y su lucha social, argumenta que “hay muchas madres que lo merecen”, que “con tantos años, cuento lo que recuerdo” y reconoce que “vernos tantos años en las calles sirvió de mucho”.

Entre los recuerdos de aquel 30 de abril, Noia testimonia que fue la primera en llegar a la cita, alrededor de las 12.30, “fumando, como siempre”.

“Estuve esperando sentada en un banco, me fumé dos paquetes de cigarrillos, hasta que empezaron a aparecer las otras madres y nos quedamos como dos horas hablando para conocernos”, precisa.

También recuerda que esa charla de sábado transcurrió “entre palomas, porque no había nadie, ni siquiera policías” y que al no poder ser recibidas por ningún funcionario, decidieron volver la semana siguiente.

“¿Miedo? Debo haber tenido pero uno no piensa en el miedo, es más fuerte lo que uno piensa que tiene que hacer”, respondió al ser consultada por un momento crítico que recuerde haber atravesado.

“Pepa” asegura que su lucha continuará “hasta que pueda” y “mientras no llueva, seguiré yendo a la Plaza”, para continuar el reclamo por la aparición con vida de “todos los detenidos-desaparecidos”.

(Télam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.