Reprimir en el marco de la Ley

El 20 de diciembre del año pasado, la Legislatura porteña aprobó, con la anuencia de Frente para la Victoria, el proyecto para la construcción del Centro Cívico en el barrio de Barracas. En ese momento, los legisladores del PRO se comprometieron “de palabra” a no afectar los terrenos del hospital Borda. En el marco de dicha sesión se votó, también con la anuencia del FpV, la liquidación del Edificio del Plata para financiar el emprendimiento del oficialismo porteño.

La versión taquigráfica de  la maratónica sesión del 20 de diciembre de 2013, es el único testimonio que da cuenta de este “compromiso”. El jefe del bloque macrista, Fernando De Andreis, expresa: “Votaremos el texto tal como está. Pero quiero decir que quedó en claro que no se avanzará en los terrenos del Hospital Borda. Solamente se afectarán los terrenos aledaños, que nada tienen que ver”.  A estas palabras, se suma el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, quien manifesta: “Quiero aclarar que el Centro Cívico no se construirá en el Hospital Borda, sino en terrenos aledaños que pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires”. Pero ninguna de las cláusulas de este proyecto así lo expresa. No hay nada escrito en contrario. Tal vez, esta sea la razón, a criterio de la vicejefa de Gobierno, por la cual la Policía Metropolitana reprime “en el marco de la Ley”.

El operativo de demolición del Taller Protegido 19 se inició a las 6 de la mañana por parte de operarios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, custodiados por personal de Infantería de la Metropolitana. Y con ella sobrevino la represión policial: 40 trabajadores del hospital Borda heridos y 8 detenidos es el saldo de la “legal” avanzada Metropolitana, sobre los trabajadores que intentaron impedir el accionar de las topadoras.  Luego de derribar el taller, el personal puso empalizadas, tal cual se hizo en el Parque Centenario, en febrero pasado y alrededor del Centro Cultural General San Martín, en marzo último.

El conflicto por la presencia del Taller Protegido 19 de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), donde realizan tareas de rehabilitación los pacientes de ese centro asistencial, se inició el año pasado, debido a que el gobierno porteño tiene previsto construir en ese lugar un Centro Cívico y en varias oportunidades intentaron desalojar el lugar.

En la mañana de hoy, los trabajadores de ese centro de salud se hicieron presentes en el lugar, ante la evidencia de que el taller iba a ser demolido e intentaron impedirlo. Fueron brutalmente reprimidos por la policía Metropolitana, con bastones, balas de goma, gas pimienta y gases lacrimógenos. Resultando heridos también un periodista de la sección Audiovisuales de Télam, un fotógrafo de Clarín  y un camarógrafo de C5N.

Sebastián Gatti, residente del Hospital Piñeyro, informó pasado el mediodía, que había 40 heridos, “uno de ellos de gravedad”. El titular de la Asociación de Profesionales del Hospital Borda, Gabriel Cabia,  dio cuenta que entre los detenidos están “el doctor Puerta y un integrante del taller protegido 19, Horacio Masvic”.

A media mañana, comenzaron a llegar al lugar diputados porteños. La legisladora María Rachid (FpV), denunció que fue golpeada cuando intentó ingresar al hospital para pedir información: “Ingresé al lugar y cuando pregunto quién está a cargo del operativo, la policía me empujó y me golpeó”.

A raíz de estos hechos, los trabajadores de ATE convocaron a un paro nacional con movilización a la jefatura de gobierno porteño para la semana próxima. El secretario general de ATE, José Luis Mataza, informó que la marcha se realizará el martes próximo, a las 11, desde la avenida 9 de Julio y avenida de Mayo para marchar luego a la jefatura de gobierno porteña “en defensa de lo público y la apertura de paritarias”.

El presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura, Jorge Selser (P.S.), también golpeado, aseguró que el operativo de represión en el Hospital Borda “estuvo a cargo de la vicejefa de gobierno María Eugenia Vidal”

“Las autoridades del gobierno de la ciudad tienen que estar al tanto de todo lo que está pasando acá  y que para poder ingresar al hospital tienen que tener la orden de (Guillermo) Montenegro”, dijo el legislador.

Pasadas las 13, el predio del Hospital Borda estaba repleto de personas de otros hospitales, que asistieron en solidaridad con los trabajadores y continuaban aguardando que el personal policial se retire del lugar.

Palabra de Macri

Por la tarde, en conferencia de prensa, el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, justificó la represión desatada por la Metropolitana: llamó a “no ceder ante los violentos” que según él durante “una hora y media agredieron a la Policía Metropolitana”, y aseguró que los cambios en el predio que rodea al hospital Borda “son a favor de la gente”.

“Esto se hace a favor de los que trabajan ahí y de los vecinos. No se entiende este nivel de agresión, no hay razón alguna. Cuatro de cinco gremios estuvieron de acuerdo”, añadió.

Liberación de los detenidos

Siete personas que desde esta mañana permanecían  detenidas en la Comisaría 4º de la Policía Metropolitana, acusadas de resistencia a la autoridad,  fueron liberadas en el curso de la tarde. Una enfermera que estaba demorada tuvo que ser trasladada a un hospital luego de sufrir una descompensación.

“No nos leyeron los derechos ni nos permitieron hablar con nadie por teléfono, nos tiraron a cada uno en un calabozo separado, como si fuéramos delincuentes”, dijo  Cristina Díaz Alen, enfermera y delegada del Hospital Garrahan, una de las detenidas que había acudido a la protesta por la demolición de un taller protegido.

Cristina, que tiene una discapacidad motriz que la lleva a utilizar bastón, relató que fue arrastrada durante “tres cuadras” por efectivos de la Metropolitana que la golpearon, incluso con su propio bastón, la esposaron y la subieron al patrullero sin decir los motivos.

“Yo me acerqué para defender el hospital público y a los trabajadores”, aseguró la mujer quien mostró las lesiones que tenía luego de ser liberada después de permanecer más de siete horas en prisión.

Junto a ella, con la voz quebrada, Karina Maliverti, dirigente de ATE nacional y otra de las detenidas liberadas, sostuvo que “nunca hemos visto una represión así, nos pegaron a todos y cuando llegamos acá no nos dejaban hablar por teléfono”.

“Tienen que saber que mientras ellos sigan haciendo prevalecer los negocios inmobiliarios frente a la vida, la salud pública y los puestos de trabajo de los compañeros, van a encontrar siempre nuestra resistencia”, añadió.

Otra de las demoradas fue Belén Revollo, del Movimiento Popular La Dignidad TV, quien describió que “estaba sacando fotos, haciendo mi trabajo porque soy de un medio popular y me agarraron, yo les mostré mi credencial e igual me detuvieron”.

El último en ser liberado fue el padre de uno de los internos del Borda, quien durante la mañana vio en la televisión lo que estaba sucediendo y decidió acercarse para saber cómo se encontraba su hijo.

  “Apenas me estaba acercando y me detuvieron, la policía hace muchas injusticias. Gracias Macri”, dijo irónicamente el hombre que apenas podía expresarse por la angustia que vivió.

Fuera de la Comisaría 4º, ubicada en Zavaleta al 400 en el barrio porteño de Parque Patricios, numerosas organizaciones se agolparon para pedir la liberación de los presos.

En tanto, dentro de la dependencia policial, funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno, diputados nacionales, legisladores y dirigentes sindicales agilizaban las gestiones para lograr la libertad.

La lista de los ocho detenidos se completa con tres médicos y una enfermera del Borda que debió ser trasladada al Hospital Penna por haberse descompensado, ya que es diabética y había sido golpeada durante la represión.

A todos se les abrió una causa por “resistencia a la autoridad y lesiones” que se encuentra en el Juzgado Correccional Nº14.

no images were found

.

Comentarios

  1. Gracias por la nota, muy ecuánime y apropiada para el escenario que se está tratando de crear PARECIERA SER QUE A TODA COSTA…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.