Salvan al Gaumont

En la sesión del jueves 6 de julio, la Legislatura porteña aprobó por unanimidad, la ley presentada por el bloque del Frente para la Victoria, que declara la  Protección Estructural al edificio del Cine Gaumont, donde funciona el Espacio Incaa Km0 y el emblemático Cine Club Núcleo. La normativa, prevé que podrá  modificarse ni demoler el inmueble situado frente a Plaza de los Dos Congresos, respetando su valor patrimonial, histórico y cultural.

Los diputados, con la anuencia de 51 votos de los presentes, el proyecto que el legislador Juan Cabandié presentó wl proyecto alertado por versiones que indicaban la intención  de cerrar y poner a la venta el inmueble de parte de sus propietarios. Esta iniciativa fue respaldada por directores, actores y productores de cine nacional, que defienden la sala donde de funciona un espacio INCAA y en ese marco realizaron una campaña de recolección de firmas.

El escrito sostiene que “si bien muchos de los cines de nuestra Ciudad han sido cerrados o convertidos a otros usos, el Gaumont ha permanecido, desde su apertura en 1912, como espacio dedicado a la cultura y el esparcimiento ciudadano, siendo testigo de la evolución de la Ciudad”.

Por ello, remarca que “es evidente que el inmueble posee valor arquitectónico e histórico-cultural, todo lo cual hace necesaria su preservación”.

La sala en cuestión fue inaugurada en 1912 como el “Cine Plaza Congreso”, que fuera rebautizado Cine Gaumont en 1922, no obstante esa construcción fue demolida en la década del 30´ y reabierta en el mismo predio en 1946.

Según relatan historiadores, el nombre fue seguramente tomado del “Palace Gaumont”, cine parisino abierto en 1911 por León Gaumont, inventor e industrial francés y uno de los pioneros de la industria del cine.

Ubicado en Rivadavia 1635, en uno de los laterales de la Plaza de los Dos Congresos, tiene una fachada de estilo racionalista que intercala bandas verticales de ladrillos vista con ladrillos de vidrio, lo que permite la iluminación de su vestíbulo.

Para 1956 se adapta para el sistema Cinemascope y dos años después para el Cinerama que proyectaba la película en una pantalla curva que envolvía al espectador y le daba la sensación de participar en ella.

En 1995, se divide en tres salas y en 2003 es alquilado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) que lo transforma en el Espacio INCAA Km.0, uno de los más importantes polos para la difusión del cine nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.