La mirada lúdica y disidente de val flores

Un desafío a las jerarquías de la lengua y los géneros Con líneas de conexión entre la poesía y el ensayo vinculadas por un disparador lúdico, la autora feminista val flores -quien escribe su nombre en minúscula como gesto político contra «la supremacía del ego»- presenta los libros «la borra de la afonía» y «labiar del desierto», que habilitan lecturas desobedientes en torno al lenguaje, la escritura y el cuerpo, y se inscriben en un contexto de libros que el mercado editorial presenta como «escritos en clave Lgbtiq+», una categorización (Leer más…)

Murió el arquitecto Rodolfo Livingston

por Javier Barbis Rodolfo Livingston, uno de los grandes arquitectos que marcaron rumbo e hicieron escuela en Latinoamérica y el mundo durante la segunda mitad del siglo XX falleció esta mañana en su casa de Mar de las Pampas a los 91 años. En diciembre de 2022 había cumplido 66 años como profesional. Creador de la arquitectura de familia, hizo más 4000 casas, entre sus obras se destacan el edificio del Instituto de de Astronomía y Física del Espacio de Ciudad Universitaria. En la década del 60, viajó a Cuba (Leer más…)

Menos bolardos y más centros de Salud

por Federico Coguzza El título me lo sugirió Eduardo Tissera cuando la entrevista llegaba a su fin. Tissera es psicólogo y trabaja hace más de 10 años en el Centro de Salud de Acción Comunitaria (CeSAC) 15. Antes, hizo uso de la memoria y fue reponiendo uno a uno los argumentos para dejar en claro que la lucha por lograr que el Centro de Salud se traslade al ex Patronato de la Infancia (Padelai) dista de ser un reclamo infundado, el capricho de un grupo de profesionales de la salud (Leer más…)

Crónicas VAStardas

Sadako por Gustavo Zanella Tren Roca mano a capital. Pego asiento al lado de un trajeado que lleva un ramo de rosas rojas que debe valer un potosí. En alguna estación entre Bernal y Sarandí sube un chabón con una especie de changuito tuneado. Lleva un parlantito chico, pero pulenta, con lucecitas de colores. Entra al vagón al grito de -Vamos a romperla, chiques.- Y empieza a cantar como si estuviese solo en la ducha de una casa en mitad del desierto de Negev. El tipo tiene una facha de (Leer más…)