1.800 reclamos por violencia mediática hacia las mujeres

La Defensoría del Público centrará las acciones de 2014 en una campaña contra la violencia mediática hacia las mujeres, tema de alta incidencia entre los 1.800 reclamos que recibió el organismo creado a partir de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, un 70% de los cuales fueron resueltos, informó hoy su titular, Cynthia Ottaviano.
“Recibimos más de 1.800 reclamos con preocupaciones sobre el acceso a nuevas tecnologías, la vulneración del horario de protección infantil y la discriminación y los discursos lesivos contra las identidades, la mitad de ellos, por violencia contra las mujeres”, planteó Ottaviano durante una presentación en la sede de la Defensoría del Público, en el barrio de Monserrat.
La Defensora se refirió a la “tarea hormiga” que desarrolla el organismo, creado por la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, recepcionando el reclamo, haciendo un análisis multidisciplinario de contenido y reuniones con los denunciados.
Entre los casos de éxito se cuenta la campaña publicitaria televisiva “Huracán”, de la mendocina Cervecería Los Andes, que fue reclamada por dos mendocinas por relacionar la devastación de los huracanes con los hogares “arrasados” por la mujer cuando se separa de su pareja.
“¿Por qué los huracanes llevan nombre de mujer?”, apelaba esa publicidad, para dar rienda suelta a un decálogo de lugares comunes que, además, “ponía a los hombres como seres bobos”, según definición de las reclamantes, que celebraron que la cervecería publicara una retractación en los dos diarios más importantes de la Provincia.
La Defensoría del Público no tiene capacidad sancionatoria, recibe y canaliza los reclamos del público, y rinde cuentas ante una comisión parlamentaria.
Julia Contreras, del área de Promoción y Desarrollo de Prácticas contra la Discriminación del INADI, consideró que “hay que desnaturalizar la violencia mediática contra la mujer que cunde y legitima la desigualdad, la fragmenta en pechos y traseros, y la presenta sometida al ámbito doméstico o súper erotizada”.
Ottaviano concluyó que “para corregir la asimetría entre la construcción de sentido de los medios y las audiencias”, hay que dejar de considerar natural “las representaciones estereotipadas, cosificadas, sexistas, que muchas veces son abiertamente denigrantes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.