“A Radio La Colifata no hay que salvarla, sólo hay que reconocerle su trabajo”

Por Fernando Belvedere
para la Red de Medios Barriales

 

Con 20 años de trayectoria, este proyecto terapéutico-comunicacional que funciona en el Hospital Borda está desfinanciado y con una deuda que supera los 150 mil pesos. La Red de Medios Barriales dialogó con Alfredo Olivera, su creador, donde nos cuenta cómo se llegó a esta situación. “Me da escozor el solo pensar en la posibilidad de que tengamos que cerrar Radio La Colifata”. Estas palabras corresponden a Alfredo Olivera, alma mater de este proyecto que nació como un voluntariado en 1991, con el objetivo de abordar los medios de comunicación para producir espacios de salud, tanto en el área clínica como en relación al estigma social de la locura.

A 20 años de su creación, La Colifata está pasando por una situación económica desesperante: Está desfinanciada y con una deuda que supera los 150 mil pesos.
Hasta el 2010 la Radio se sostuvo en un 85% con dinero que provenía del exterior y en un menor porcentaje con lo obtenido de la pauta oficial del gobierno porteño que se cortó en 2011, sin mediar motivo.
En el 2006, fue la única vez hasta hoy, que este proyecto terapéutico-comunicacional se financió en un 65% con recursos locales: “A través de La Colifata T.V conseguimos fondos del Canal público porteño Ciudad Abierta. Fue solo durante la gestión de Aníbal Ibarra, ya que cuando asumió Telerman, dieron de baja esos fondos”, recuerda Olivera.
En 2007/2008 pudieron autogestionarse en un 100% gracias a la realización de un spot publicitario para la bebida española Acuarius. El resultado fue un mini documental de La Colifata, que sirvió para difundir su tarea ligada a la desestigmatización. Ese año pagaron todas sus deudas y los colifatos que participaron fueron retribuidos económicamente.
– Alfredo, sabemos que ustedes apoyaron la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual ¿Cómo está ubicada La Colifata hoy en relación a este tema?
– Al llegar a los 20 años de trayectoria, pensamos que este proyecto es un modelo que se ha sistematizado y que tiene que ver con una concepción mental particular; por lo tanto debería poder influir en políticas públicas. Creemos que sería deseable que los recursos de financiamiento provengan de nuestro país.
Durante el 2009 La Colifata intervino en las audiencias públicas para la aprobación de la Ley de Medios. De hecho, el día que se la aprobó, fuimos oradores en Plaza Congreso. Por lo tanto, fuimos una parte importante de aquella experiencia.
También, fuimos actores principales en el proceso de aprobación de la Ley de Salud Mental, ya que los puntos de la normativa coincidían con lo que nosotros veníamos pregonando desde hacía mucho tiempo.

Hace un año tuvimos una reunión con las autoridades que coordinan la nueva ley, en la que solicitamos un presupuesto mensual para que La Colifata pueda funcionar sin sobresaltos y conforme a sus objetivos: Una Ong, relativamente pequeña, que cuenta con un área administrativa, otra contable, otra comunicacional y otra clínica. Esta estructura requiere entre 10 y 14 profesionales para cubrir todos los sectores mencionados.
Los fondos provendrán de una pauta oficial del Gobierno Nacional, que cubrirá un 20% de nuestro presupuesto mensual para asegurar la actividad que realiza la radio en el Hospital Borda. Creemos que en los próximos meses comenzaremos a cobrarlo.
Alfredo Olivera, también señala, que paralelamente se le solicitó al Gobierno Nacional una segunda ayuda para desarrollar un nuevo proyecto que guarda relación con el espíritu de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y la de Salud Mental: “Queremos que La Colifata transmita todos los días del año, las 24 horas para toda la Capital Federal, con el objetivo de que se transforme en un medio que permita, en primer lugar, sustentar la Asociación Civil como punto de partida al desarrollo de un proyecto que utilice esta radio como plataforma para que los colifatos cuenten con un trabajo estable y se los reconozca económicamente por su labor periodística; a través de un proceso de formación de equipos mixtos, entre gente que haya pasado situaciones de institucionalización y gento que no haya transitado por esa experiencia. En resumen, apuntamos a que se amplíe la potencia de La Colifata conforme al espíritu de la nueva ley de medios”.
En relación a este proyecto, se ejecutó una sexta parte del presupuesto solicitado en 2010. La partida alcanzó para adquirir el 60% de un transmisor más potente para la radio, que le permitirá llegar a toda la Ciudad de Buenos Aires.
Los cierto es que hoy, La Colifata está en una situación desesperante. Una integrante de la radio donó hace poco una herencia para seguir sosteniendo el proyecto; dos profesionales que coordinan el grupo terapéutico para los pacientes externados hace seis meses que no cobran; y ya se fueron un empleado administrativo, la responsable de gestión de fondos, la responsable de prensa y dos psiquiatras.
“Nosotros queremos seguir, pero en esta situación, el proyecto está en riesgo”, enfatiza Olivera y agrega: “Uno tiene un límite. Tengo 45 años y desde los 23 voy al Borda. Este es tiempo de cosechar y no de mendigar. La Colifata no tiene que demostrar nada más, los resultados están a la vista. Hemos abierto una oportunidad de vida a mucha gente. Lo que nos anima a seguir día a día, son las muestras de solidaridad de muchas personas que se hacen eco de nuestro pedido de auxilio. Muchos aportan ideas y su tiempo para que esto no caiga.
Pero yo digo que a La Colifata no hay que salvarla, es hora que se le reconozca todo su trabajo”.

En relación a lo dicho por Alfredo Olivera, se abrirá al público la muestra “Arte con sentido de vida” del artista Jorge García De Luca. La inauguración tendrá lugar en el Museo Parlamentario “Senador Domingo F. Sarmiento” el día 1º de noviembre, a las 18:30 horas.
Jorge García de Luca, donará un porcentaje de la venta de sus obras a Radio La Colifata. La muestra permanecerá abierta desde el 1º al 14 de noviembre, de 10 a 18 horas.


El Proyecto Radio La Colifata

La idea nace en 1991, por iniciativa de Alfredo Olivera. Los primeros años el proyecto se desarrolló como voluntariado.
En el 2001, Olivera fue erigido en emprendedor social de ASHOKA (http://www.ashoka.org/), una organización mundial que identifica a gente con ideas nuevas y que éstas funcionen en beneficio de un colectivo social. “A partir de mi inclusión en ASHOKA, empezamos a trabajar construyendo indicadores de impacto del proyecto La Colifata” dice Olivera.
El objetivo fue el abordaje de los medios de comunicación para producir espacios en salud tanto en el área clínica como también en relación al estigma social de la locura.
Desde distintas plataformas comunicacionales se produjeron distintas maneras de entrelazar un campo con el otro: Internos del Borda o ex internos con la comunidad. Entonces, cuando comenzaron a construir estos indicadores de impacto se dieron cuenta que aquello que decían que querían hacer, efectivamente se estaba cumpliendo mucho mejor de lo que se creía: “La Colifata colaboraba en la externación de los pacientes que asistían y empezamos a notar que llegábamos de manera masiva a la comunidad con nuestro mensaje”, describe Alfredo Olivera.
Durante esos años se fueron profundizando las intervenciones y acciones del proyecto, eso los llevo a crear nuevas herramientas que les permitió evaluar el impacto. Poco a poco todo ese trabajo fue demandando de manera progresiva un desarrollo profesional.
En 2004 Alfredo Olivera finaliza su tarea en ASHOKA: “A partir de ese momento nos dimos cuenta que La Colifata tenía una manera de funcionar que ya no tenía que ver con el voluntariado, sino con la sistematización, la conceptualización y la replicación de una práctica. Para ello necesitábamos funcionar más profesionalmente, a partir de una concepción de salud mental que hace eje en lo comunitario y que hace un abordaje clínico pensando una clínica de la situación”.
Para el alma mater de este proyecto, era importante no sólo el diagnóstico psicopatológico del paciente, sino también si esa persona tenía vivienda o no, si tenía familia o no, su estatus judicial, etcétera.
Olivera explica: “A partir de pensar que cada uno de nosotros atraviesa situaciones de vida en relación a un contexto, conociendo los datos de ese contexto, nos vamos a dar estrategias de intervención conforme al espacio creado o montado, que es el dispositivo radiofónico grupal que funciona en el Hospital Borda, los días sábados.”
La Colifata fue la primera radio en el mundo en transmitir desde un neuropsiquiátrico. A partir de 1995/96, este proyecto traspasa los límites de la Argentina, y su creador comienza a ser invitado a congresos y conferencias en Europa y Sudamérica.
A partir de entonces, el formato de este proyecto radiofónico es replicado en varios lugares del mundo y Alfredo Olivera fue contratado para capacitar a los profesionales de distintos países para que desarrollen experiencias similares a las del Borda: México, Chile, Uruguay, Costa Rica, Francia, España, Italia y Suecia.

Esta proyección internacional de La Colifata, más su proceso de profesionalización, se tradujo en un impacto a escala global y la posibilidad de obtener fuentes de financiamiento:
Cómo ayudar a La Colifata:
1) Depósito o transferencia bancaria:
Banco Santander Río – Cuenta Corriente en Pesos N° 14583/9 – Titular: Asociación Civil La Colifata – CBU: 0720163520000001458390 – CUIT: 30-70944878-8
Banco de la Ciudad de Buenos Aires – Caja de Ahorro Especial 5259/9 – Titular: Asociación Civil La Colifata – CBU: 0290008710000000525993 – CUIT: 30-70944878-8
2) Con tarjeta de crédito VISA a través del “Formulario seguro de donaciones” que brinda Resnonverba. Si preferís no instrumentar la donación mediante un formulario digital por internet, podés descargar desde aquí nuestro “Formulario de colaboración VISA” Este último, una vez completado y firmado, podrá ser entregado en mano en nuestra oficina de Chacarita, o bien, durante la transmisión de la radio los días sábados en el Hospital Borda.
3) Colaborando con nuestro “Programa de Microemprendimientos”, comprando productos de LA COLIFATA. De esta forma, ayudás al sostenimiento del proyecto y participás activamente en el proceso de inserción laboral y social de sus integrantes:
“Tienda La Colifata”
“Alquiler Solidario de Equipos de Filmación”
“Alquiler Solidario de Isla de Edición”
“Filmación y Fotografía de Eventos”
Tanto la compra de los productos de la Tienda como la contratación de los servicios del Microemprendimiento, también puede efectuarse vía e-mail: [email protected]
4) Ingresando a “www.vivalacolifata.org” y descargando en forma gratuita el disco “Viva La Colifata” que hicimos con MANU CHAO. A modo de intercambio, podés realizar una donación voluntaria y eventual vía PayPal haciendo click sobre el botón “Donación”.
5) Realizando una donación en efectivo en nuestra Sede Social, sita en la calle Virrey Avilés 3740 “D”, Chacarita, CABA. Nuestro horario de atención es de Lunes a Viernes de 14.00 a 18.00 hs.
6) Publicitando con nosotros: Si formás parte de alguna empresa y/o comercio, también podés colaborar financiando alguno de nuestros programas y proyectos en forma anual; participando como sponsor en los eventos que LA COLIFATA organiza durante el año (recitales, ferias, radios abiertas, congresos de salud mental, etc.) o publicitando tu marca o tu producto en RADIO LA COLIFATA en el 100.1 FM, RADIO LA COLIFATA ONLINE y en nuestra página web www.lacolifata.org (sitio oficial con más de 10.000 visitas mensuales de todo el mundo).
Para sugerir y analizar conjuntamente cualquier otra vía de colaboración, pueden ponerse en contacto llamándonos al (011) 4554-4356, por mail:  [email protected] / [email protected] / [email protected]
Podés seguir y enterarte de todas las novedades relacionadas a la radio en : https://www.facebook.com/radiolacolifata

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.