Abstenerse de “reducir superficies verdes”

El juez en lo contencioso administrativo de la ciudad de Buenos Aires, Guillermo Scheibler, ordenó al gobierno de la ciudad de Buenos Aires abstenerse de “reducir superficies verdes” por las obras del Metrobús sobre la avenida 9 de Julio, y recurrir a la supervisión de un organismo público “antes de intervenir sobre el arbolado”·

El fallo de Schleiber es en respuesta a los recursos de amparo presentados por organizaciones ambientalistas y legisladores porteños que pidieron que el gobierno de la ciudad no destruya espacios verdes históricos existentes sobre la avenida 9 de Julio para instalar el Metrobús.

El magistrado dispuso que previo a reiniciar las tareas el gobierno porteño deberá informar acerca del destino y características de los árboles trasplantados y la capacitación del personal involucrado.

También deberá acreditar la participación de un especialista en la materia y la supervisión de un organismo público que pueda dar cuenta del cumplimiento de “las reglas del arte, antes, durante y después de las tareas de trasplante”.

La obra del Metrobús es ejecutada sobre la avenida 9 de Julio, entre la avenida San Juan y la calle Arroyo, con el propósito de instalar vías rápidas para colectivos en los carriles centrales de esa avenida y reducir así los tiempos de traslado hacia el microcentro porteño.

La obra fue resistida por organizaciones ambientalistas y legisladores quienes aducen que la misma viola la Constitución de la ciudad de Buenos Aires al no requerir la intervención de la Legislatura porteña junto a leyes específicas sobre protección del arbolado urbano.

Es que la obra tiene previsto remover arboles históricos situados en la avenida 9 de Julio y reemplazarlos por otros que, según la opinión de organizaciones ambientalistas, no cumplirían los requisitos de conservar el diseño paisajístico de esa avenida.

Sheibler destaca en su fallo que “los numerosos y detallados estudios realizados respecto al tránsito y transporte de la Ciudad agregados a la causa dan cuenta coincidentemente de un aumento progresivo e incesante del parque automotor que circula por la Ciudad”

Indica además que “la solución a un problema generado por una variable en constante aumento no puede pasar por la disminución de otro elemento (espacios verdes) cuyo número es estático y escaso”.

“Resulta evidente que tal camino sólo conduce al progresivo sacrificio de un bien (espacios verdes) por otro (tránsito fluido u ordenado)”, agregó.

“En la ciudad de Buenos Aires no resultaría constitucionalmente tolerable la opción “calles vs. espacios verdes”, sostiene el magistrado y añade: “los funcionarios responsables políticos de la gestión deben encontrar soluciones que concilien los intereses en juego sin que uno implique la anulación del otro”.

La prueba de la mentira

Este fallo probó que el Gobierno mentía respecto del traslado de árboles” aseguró la titular de Propuesta Area Metropolitana Buenos Aires (Propamba), Nidia Marinaro,  y agregó “en el tema arbolado el fallo prueba que el gobierno porteño estuvo mintiendo, porque el magistrado les hace saber que en el  estudio de impacto ambiental que presentaron decían que los árboles se tenían que trasladar en octubre y lo hicieron en enero”, destacó Marinaro. La titular de Propamba aseguró que con el fallo “estamos muy tranquilos” porque la respuesta del juez “fue a favor del ambiente y, además, dejó firme la medida cautelar”.

Marinaro consideró que el magistrado “tomó en consideración la presentación que realizamos respecto de que debía ser la facultad de Agronomía de la UBA la que supervisara las tareas y no el geólogo Inomata”

“El juez está diciendo que la Ciudad está violando leyes de su propia Constitución y de la Ley Ambiental de la Nación, que es clara respecto a que en la ciudad se debe aumentar la cantidad de espacios verdes y hasta aquí lo que hicieron fue reducirlos”, precisó Marinaro.

La dirigente aseguró, además, que el gobierno porteño “avanzó con la obra del Metrobús hasta la avenida Córdoba, pero que no podrá afectar espacios parquizados ni el arbolado que queda entre esta avenida y la calle Arroyo”.

Marinaro remarcó que, respecto a lo resuelto por Scheibler en  relación a las zonas consideradas “urbanización parque” y a los monumentos, “estamos preparando una respuesta porque no existen leyes específicas en la ciudad en torno a estos puntos y el magistrado emitió su fallo de acuerdo a las normas vigentes”.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.