Cuestionan obras del Metrobús en la 9 de Julio

La ONG “Basta de Demoler” cuestionó las obras que inició el gobierno porteño, el viernes pasado, en la avenida 9 de Julio para la instalación del Metrobús. “Es un agresión sorpresiva y clandestina del gobierno de Mauricio Macri a la avenida más emblemática de Buenos Aires. La primera y más visible trasgresión es no tener expuesto el cartel de obra reglamentario para el emprendimiento”, alertó Santiago Pusso, vicepresidente esta organización que trabaja en defensa del patrimonio urbanístico de la ciudad de Buenos Aires.

“La amputación y extracción de árboles añosos, que ya habían sido relocalizados en forma incorrecta, por las lesiones previas que se pueden constatar en su corteza, es un daño irreparable”, dijo Pusso y agregó “los funcionarios porteños están aprovechando la ausencia de muchos ciudadanos que, organizados en defensa del patrimonio de la Ciudad, siempre salimos a evitar este tipo de acciones irreversibles”. Denunció, también,  que en el tramo entre Avenida de Mayo y Sarmiento, donde se iniciaron las obras “ya se pueden ver dársenas y plazoletas totalmente destruídas”.

La organización, que convoca desde 2007 a los ciudadanos a manifestarse en contra de las demoliciones de edificios, parques, calles y veredas históricas, y mobiliario urbano, manifestó que el inicio de las obras fue sorpresivo porque no medió ninguna otra comunicación posterior a la audiencia pública que por el tema se realizó en 2012. Según Pusso, “después de la audiencia en la que participaron organizaciones preocupadas por el cuidado del patrimonio de la Ciudad, debimos conocer las modificaciones que se iban a introducir al proyecto original, lo que no ocurrió”.

Los primeros trabajos se realizaban sobre la avenida 9 de Julio entre Sarmiento y Avenida de Mayo, en sentido sur, y se neutralizaron cuatro carriles, dejando dos libres para la circulación del tránsito. Las obras se extenderán durante todo el año y comprenderá distintos tramos, en varias etapas.

Comentarios

  1. Como historiador e investigador del Transporte en todas sus modalidades, propongo que antes de destruir cualquier calle o avenida se consulte a instituciones y organismos tanto privadas como públicas que conocen del tema.
    Hay sistemas alternativos de transporte mucho más económicos y sobre todo ecológicos. Pero no son NEGOCIO para algunos.
    Con todo respeto por las autoridades de la CABA, basta de DESTRUIR LA CIUDAD. Ustedes pasan, nosotros quedamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.