Derrumbe: Hubo un pedido de control de la obra lindera

El gobierno porteño “desoyó” un acta elaborada por sus inspectores del 26 de septiembre pasado que advertía sobre la necesidad de controlar la obra lindera al edificio derrumbado de Bartolomé Mitre 1232, entre cuyos escombros se encontró hoy el cuerpo de Isidoro Madueña, de 74 años, luego de varios días de búsqueda.

Legisladores de la oposición denunciaron hoy esta situación que  surgió de un informe elaborado por un inspector de la Ciudad, del 26 de septiembre, que pedía que se controlara la obra en construcción, lindante al edificio que se derrumbó el viernes.

La denuncia la efectuaron durante la presentación que realizó el director de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), Javier Ibañez, en la Comisión de Desarrollo Económico a la cual el funcionario respondió que se habían efectuado 7 controles y que esa inspección “es un informe clínico de un profesional de lo que ve”.

En el acta del 26 de septiembre, el inspector Ricardo Waishlat, quien es arquitecto, coloca por escrito tras revisar la obra lindera al inmueble de Bartolomé Mitre 1232: “Dos edificios linderos de importante altura y de antigua data, se realizarán tres subsuelos. Importante verificar submuración”.

El diputado Eduardo Epszteyn, cuestionó que el Gobierno de la Ciudad hizo “oídos sordos” a la inspección que alertaba sobre la posibilidad del derrumbe y el legislador Aníbal Ibarra aseguró que  “a pesar de esa seria advertencia, no se mandó a nadie a verificar la excavación ni la submuración”. “O sea que el Gobierno de la Ciudad tuvo por escrito firmado por uno de sus inspectores la información sobre el riesgo de derrumbe de alguno de los edificios linderos y ni siquiera mandó un especialista a la excavación para controlarla y evitar los riesgos denunciados”, aseveró Ibarra.

Ibañez sostuvo que el acta ventilada “es un informe clínico de un inspector de lo que ve” cuando concurren a las obras en construcción y destacó que antes de la caída del edificio “se habían efectuado unas siete visitas” al lugar.

Aclaró que “hay muchos hechos que pueden haber llevado” al desmoronamiento parcial del edificio, entre ellos, “la situación que tendrá que explicar el profesional y seguramente una mala praxis”.

Fabio Basteiro, de Proyecto Sur, evaluó que el funcionario de la AGC “ha manifestado un nivel de irresponsabilidad y soberbia que realmente nos preocupa, porque con una muerte y la situación que se ha vivido en estos días, lo primero que tendría que haber hecho es reconocer los errores”.

Por su parte, Juan Cabandié, le pidió a Ibañez “explicaciones políticas concretas” del derrumbe del edificio y le recordó que el año pasado “la Legislatura aprobó una ley que establece que durante la excavación se deben incrementen las inspecciones y los controles”.

La ley a la cual aludió Cabandié es la 3562, sancionada tras el derrumbe de un gimnasio en Villa Urquiza, donde murieron tres personas, pero no fue reglamentada por el Ejecutivo desde entonces.

“Según Ibáñez, la ley que sancionó esta Legislatura para evitar derrumbes no servía para nada”, dijo Cabandié a lo que Ibañez respondió que en esa ley se habla de inspectores que deben verificar las obras y no de peritos, que son profesionales más idóneos”.

Los técnicos y bomberos que trabajan desde el viernes en el lugar del derrumbe hallaron a las 7 de hoy el cuerpo de Isidoro Madueña, el hombre de 74 años que se encontraba desaparecido desde que se derrumbó el edificio en el que residía.

El cadáver “fue hallado por bomberos y personal de la Guardia de Auxilio”, dijo la ministra de Desarrollo Social, María Eugenia Vidal, mientras que el ministro de Seguridad Guillermo Montenegro, aseguró que el cuerpo “fue encontrado donde los perros marcaron el lugar en el tercer piso”.

El gobierno porteño confirmó que una vez hallado el cadáver las tareas de remoción irán un poco más rápido y que el objetivo es “apuntalar el sector A del edificio para que los vecinos que vivían aquí puedan buscar sus pertenencias”, aseguró el subsecretario de Emergencias Walter Nicolás.

Indicó además que también “se trabaja en el edifico de Libertad 70, situado en forma transversal hacia atrás de donde estaba situado el inmueble derrumbado, ya que una viga golpeó en una columna y se desprendió una parte importante”.

“En este lugar estamos apuntalando en principio para que no se derrumbe también y luego contrataremos a una empresa para que evalúe si ese edificio está en condiciones de ser habitado o no”, aseguró Nicolás.

 

Comentarios

  1. El edificio siniestrado, era muy angosto.Tenía seguramente más de 70 años. La estructura es de hierro, sin previsiones antiviento. En esa época no se hacían ni estudios de suelos, ni antivientos ni de impacto sonoro. Cualquier excavación de tres niveles, insertado en un barrio de construcciones antiguas y en general mal mantenidas implica un peligro. No sé si hubo errores en la submuración, lo determinarán las pericias; pero los habitantes de la ciudad necesitan viviendas, en especial los sectores más carenciados y vulnerables.La contradicción más grande surge, en que sabiéndose el peligro subyacente en las excavaciones, el Código de Planeamiento Urbano exige cocheras , aún en edificios de pocos pisos. Esta exigencia exista, hasta en los que se construyeran- cosa que no se hace- para el mismo Instituto de Vivienda de la C.A. de Bs. As.¿ Cómo resolverlas sin hacer subsuelos ?.Como siempre el doble mensaje;se hacen ridículas bici-zendas, se dice desalentar la entrada de automóviles al Centro y Microcentro y se plantean exigencias de cumplimiento imposible, sin recurrir a profundas excavaciones….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.